Roy Schoeman relata en su libro ‚ÄúLa salvaci√≥n viene de los Jud√≠os‚ÄĚ un peque√Īo milagro.
Roy es judío de nacimiento, sus padres huyeron de la persecución nazi para establecerse en Nueva York, creció con una educación completamente secularizada, y se graduó de la Harvard Business School.
el talmud

Luego de una experiencia mística se convirtió al catolicismo y ha establecido un ministerio para invitar a sus connacionales a considerar el catolicismo como una opción, no ya de conversión sino de plenitud de la religión judía.

‚ÄćEn una entrevista, Roy se√Īala:

‚Äć¬ŅQu√© es el milagro de la cinta escarlata, y c√≥mo es interpretado por acad√©micos cat√≥licos y jud√≠os?

‚ÄćLa mayor√≠a de los cristianos conocen las diversas formas en que el Antiguo Testamento apoya las aseveraciones cristianas acerca de que Jes√ļs era el Mes√≠as Jud√≠o, pero pocos est√°n familiarizados con los pasajes en el Talmud -un ‚Äútexto sagrado‚ÄĚ estrictamente jud√≠o, basado en tradici√≥n oral y escrito a lo largo de varios siglos despu√©s de la muerte de Jes√ļs- que hacen lo mismo.

Considero cerca de media docena de esos pasajes en mi libro.

Probablemente mi favorito es el “milagro de la cinta escarlata".

En resumen, el Talmud registra que cuando el Templo se alzaba en Jerusal√©n, los pecados del pueblo jud√≠o eran removidos cada a√Īo en un d√≠a, Yom Kuppur, el d√≠a m√°s santo del a√Īo, cuando el Sumo Sacerdote entrar√≠a en el Sancta Sanctorum con un sacrificio para expiar los pecados del pueblo en el a√Īo precedente.

Cada a√Īo, una cinta escarlata era atada a la entrada del Sancta Sanctorum, y milagrosamente cuando el sacrificio al interior hab√≠a sido aceptado, la cinta se tornar√≠a blanca como un signo de que los pecados hab√≠an sido perdonados.

Bueno, el Talmud registra que, por ninguna raz√≥n claramente identificable, el milagro dej√≥ de ocurrir cerca de 40 a√Īos antes de la destrucci√≥n del Templo.

En otras palabras, despu√©s del a√Īo 30 D.C.

¡la cinta nunca más se tornó blanca!

Sabemos, como cristianos, que ese fue precisamente cuando los sacrificios del Templo perdieron su efiicacia -en el momento de la crucificci√≥n, cerca del a√Īo 30 D.C., cuando, como signo de ese hecho, la cortina del Templo se parti√≥ en dos (Mt 27:51).

Así, a los ojos de un cristiano, es evidente que el Talmud mismo da fe de la verdad del cristianismo.

Los acad√©micos jud√≠os tienen una explicaci√≥n alternativa, no muy convincente, sobre por qu√© este milagro dej√≥ de ocurrir: que Dios dej√≥ de perdonar los pecados a los jud√≠os ¬°porque demasiados de ellos hab√≠an cometido el imperdonable pecado de seguir a Jes√ļs!

Es notable que la fuente de esta informaci√≥n sea el Talmud, que por ser una fuente hostil al cristianismo, ning√ļn inter√©s tendr√≠a en proporcionar informaci√≥n como esta.

Para los que quieran ver el texto por sí mismos, les dejo el enlace a una versión en línea del Talmud.

Tengo entendido que todav√≠a no se ha traducido al espa√Īol, as√≠ que sobre este tema les ofrezco mi propia traducci√≥n.

En Seder Mo’ed, Rosh Hashana 31b (pag 96) dice:

Originalmente solían atar la cuerda de escarlata en la puerta del atrio del templo por fuera.

Si se tornaba blanca, el pueblo se regocijaba, y si no se tornaba blanca ellos estaban tristes.

Por lo tanto, hicieron una regla que fuera atada a la puerta del atrio por dentro.

La gente, sin embargo, todavía miraba y veía, y si se tornaba blanca, el pueblo se regocijaba, y si no se tornaba blanca ellos estaban tristes.

Ellos por lo tanto decidieron que la mitad de ella se debía atar a la roca y la mitad a los cuernos de la cabra que era enviada [al desierto].

Una nota a Seder Mo’ed, Yoma 39a (pag. 115) explica qué significa esa cinta:

(12) [la cinta blanca] se refiere a la que se ataba a los cuernos del novillo.

Si ella se tornaba blanca, significaba que el Santo, bendito Sea, había perdonado el pecado de Israel.

Cf Isa 1, 18 “Aunque sus pecados sean como la escarlata, yo los haré tan blancos como la nieve".

Y en Yoma 39b (pag. 115) nos encontramos con el milagro que refiere Roy Schoeman.

Nuestros Rabbis ense√Īaron:

Durante los √ļltimos cuarenta a√Īos antes de la destrucci√≥n del Templo, la suerte [‚ÄôPara el Se√Īor‚Äô] no aparec√≠a en la mano derecha; ni la cinta de color carmes√≠ se tornaba blanca.

La ‚Äúsuerte‚ÄĚ a que se menciona aqu√≠, tengo entendido que hace referencia al rito descrito en Lev√≠tico 16 ‚Äú8

En seguida echar√° las suertes sobre los dos chivos: una suerte para el Se√Īor y la otra para Azazel".

En todo caso, lo importante para nosotros es que, si bien a veces el sacrificio del sumo sacerdote no era aceptado y la cinta permanec√≠a roja, a partir del a√Īo 30 D.C. nunca m√°s los jud√≠os presenciaron esta milagro que les confirmaba la eficacia del perd√≥n, lo que es totalmente compatible con la ense√Īanza cristiana que ‚ÄúLa muerte de Cristo es a la vez el sacrificio pascual que lleva a cabo la redenci√≥n definitiva de los hombres‚ÄĚ y ‚Äúeste sacrificio de Cristo es √ļnico, da plenitud y sobrepasa a todos los sacrificios".

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Otras Religiosidades

Ver todo