‚ÄćLa leyenda cuenta que un monje condenado a muerte en su monasterio hizo un trato con el diablo para escribir el Codex en una noche.
Y así evitar su ejecución.
Existen muchos manuscritos medievales que contin√ļan siendo un verdadero enigma.
El m√°s grande de todos ellos, el conocido como Codex Gigas, ‚Äúlibro grande en lat√≠n‚ÄĚ, tambi√©n conocido como ‚Äúc√≥digo o biblia del diablo‚ÄĚ, ha sido puesto en l√≠nea por la biblioteca Nacional de Suecia en alta resoluci√≥n.
Si deseas ojearlo has click aquí.
Sus contenidos, sus ilustraciones y su historia son sinónimo de misterio.

El códice es el volumen religioso más grande que sobrevive de los monjes del siglo XIII.

Mide aproximadamente un metro de altura por otro metro de ancho cuando lo abres.

‚ÄćSe cree que es trabajo de un monje benedictino de lo que hoy es la Rep√ļblica Checa.

Pero fue bastante arruinado por la armada suiza despu√©s de la Guerra de los Treinta A√Īos.

Est√° alojado dentro de la Biblioteca Nacional de Suecia en Estocolmo.

gigas codex

EL MISTERIO DE QUIEN LO HIZO

Algunos sugieren que fue el esfuerzo de un monje en una sola noche.
Que despu√©s de romper las reglas del monasterio fue sentenciado a muerte ‚ÄĒencerrado en un cuarto de ladrillos ‚ÄĒ y un d√≠a antes de ser ejecutado decidi√≥ escribir su √ļltima obra:
‚Äć‚Äúun libro maligno sobre pieles de animales‚ÄĚ.
Se dio cuenta de que terminar el libro antes de la ejecución sería imposible.
Así que hizo un trato faustiano con lucifer para terminarlo.
Y lucifer mismo firm√≥ el documento en la √ļltima p√°gina.

Recientemente National Geographic calcul√≥ que recrear los contenidos del C√≥dice Gigas a mano por una sola persona tomar√≠a cinco a√Īos de trabajo sin descanso, omitiendo las ilustraciones.

‚ÄćPero lo incre√≠ble es que el manuscrito es como una caja china de textos, que ofrece un paseo fascinante por el mundo.

‚ÄćEste tipo de objeto fue muy disputado por las √≥rdenes religiosas, mientras buscaban el prestigio y la fama, y las donaciones en efectivo.

‚ÄćEl monasterio que pose√≠a la obra tuvo que vender el Codex Gigas para escapar de la quiebra.

‚ÄćLa ‚ÄúBiblia del Diablo‚ÄĚ, lleg√≥ a las manos Rodolfo II, uno de los emperadores m√°s poderosos de Europa, quien en algunos a√Īos, se entreg√≥ a la locura y fue depuesto del trono.

Otro misterio son las sombras misteriosas que aparecen en las p√°ginas con ilustraciones del diablo, los cient√≠ficos ofrecieron una explicaci√≥n para el fen√≥meno: el ‚ÄúCodex Gigas‚ÄĚ fue escrito en una piel de asno, y se oscurece la piel al contacto con la luz.

‚ÄćDebido a que estas son las p√°ginas m√°s vistas en el libro, precisamente por la ilustraci√≥n del diablo, ten√≠a m√°s contacto con la luz y por lo tanto, se oscureci√≥.

gigada codex 2

CARACTER√ćSTICAS DEL MANUSCRITO

Lo de ‚Äúlibro grande‚ÄĚ es un t√≠tulo de lo m√°s acertado, ya que el Codex est√° considerado como el manuscrito m√°s grande conservado de la √©poca.

Sus dimensiones son impresionantes; 92 x 50,5 x 22cm.

‚ÄćContiene 624 p√°ginas iluminadas con tintas roja, azul, amarilla, verde y pan de oro.

Entre los textos variados se incluyen un buen n√ļmero de ilustraciones recreadas con tremenda maestr√≠a.

Su peso, nada menos que 75 kg.

‚ÄćSe encuentra en un estado de conservaci√≥n excelente y conserva la unidad estil√≠stica con la que fue creado.

‚ÄćDe su interior faltan algunas p√°ginas, que en alg√ļn momento de la historia fueron arrancadas, ignorando el contenido que pudieran tener.

El enorme tama√Īo est√° en consonancia con el de las Biblias que se manufacturaban en Europa en los siglos XI y XII, con su tama√Īo, los papas pretend√≠an poner de manifiesto la importancia de los sagrados textos.

A menudo, estas valiosas Biblias o manuscritos eran regalados a las iglesias o monasterios por sus poderosos mecenas como medio para indicar su condición, o bien eran regalos de obispos que querían defender su poder y hacer hincapié en la importancia de la fe en tiempos difíciles.

‚ÄćSu enorme tama√Īo los reduc√≠a a uso de atril, posiblemente para uso en el refectorio monacal para las lecturas a la hora de comer o en el presbiterio de la iglesia para los servicios del d√≠a.

No est√°n considerados como libros lit√ļrgicos, pero si que podr√≠an ser complementarios.

‚ÄćEl Codex Gigas se podr√≠a considerar como el √ļltimo gran manuscrito de estas caracter√≠sticas.

Ya que en las fechas en las que fue creado comenzaban a aparecer en Par√≠s las Biblias de peque√Īo formato y un solo volumen, que acabar√≠an por resultar bastante m√°s pr√°cticas que estos gigantescos pliegos.

curando el codigo gigas

ORIGEN DEL CODEX GIGAS

El manuscrito llamó la atención de todo aquel que conocía su existencia desde el primer día en que fue expuesto.

‚ÄćLa ilustraci√≥n del diablo entronizado en una de sus p√°ginas fue lo que le vali√≥ el famoso apodo de Biblia del diablo.

En la época medieval el manuscrito figuraba entre las maravillas del mundo y se le atribuía un enorme valor material.

‚ÄćLa autor√≠a del pliego se le otorga al monje Herman el Recluso del monasterio de PodlaŇĺice, aunque este es un dato bastante confuso y en realidad no se sabe a ciencia cierta quien escribi√≥ e ilustr√≥ sus pergaminos.

Una nota en el interior de la portada, de finales del siglo XIII, apunta a que ciertamente, el manuscrito fue creado en el monasterio benedictino de PodlaŇĺice.
M√°s tarde, √©ste monasterio que pasaba por dificultades econ√≥micas, empe√Īar√≠a el manuscrito al monasterio cisterciense de Sedlec.
Más tarde, sería comprado de nuevo por los benedictinos, pero esta vez en el monasterio de Brevnov.
Financiando la compra el arzobispo de Praga, por encontrarla ajustada a derecho y apropiada para el tesoro de su orden.
En todos los casos, el manuscrito siempre se encontr√≥ en sus or√≠genes dentro de la provincia de Bohemia, en la Rep√ļblica Checa.

Allí estuvo hasta que en 1594, Rodolfo II, gran amante de cualquier obra enigmática, transfirió la obra a su colección personal en el castillo de Praga.

Medio siglo m√°s tarde, tras la Guerra de los Treinta A√Īos, el castillo fue expoliado por el ej√©rcito sueco y el libro, junto a muchos otros tesoros, pasaron a formar parte de la colecci√≥n de la Reina Cristina de Suecia.

Desde entonces se encuentra en ese país, primero en la biblioteca real y más tarde, desde 1877, en la biblioteca nacional de Suecia, en Estocolmo.

Durante el paso de los siglos, y muestra de la atracci√≥n que ejerc√≠a el manuscrito, muchos incluyeron en √©l sus firmas, como los t√≠picos ‚ÄúYo estuve aqu√≠‚ÄĚ, de los ba√Īos p√ļblicos.

Se encuentran inscripciones de los siglos 16 y 17, en incluso se pueden encontrar los nombres de Josef Perirka y Beda Dudik, dos estudiosos checos pioneros en el estudio científico del manuscrito.

demonio codex gigas

CONTENIDOS DEL CODEX GIGAS

Su contenido, sin duda, es lo que hace de este manuscrito un volumen especial, √ļnico y enigm√°tico, alej√°ndolo de las biblias t√≠picas manuscritas de la √©poca.

El Codex incluye, entre otros muchos temas:

‚ÄćEl Antiguo y Nuevo Testamento.

‚ÄćTraducciones latinas de Flavio Josefo, Antiquitates Iudaicae y ¬†De Bello y ss Iudaico, trabajos sobre la historia de los Judios.

Las etimologías enciclopédicas de Sevilla, en veinte libros, de Isidoro.

Ocho libros médicos.

Los primeros cinco de origen griego o bizantino, que bajo el título de Ars medicinae fueron lectura obligatoria para estudiantes de medicina en el sur de Italia a partir del siglo XII.

Al final estos libros se convirtieron en textos de medicina en toda la Europa medieval.

‚ÄćLos otros tres tratados m√©dicos se dedican a la medicina pr√°ctica y fueron escritos por Constantino el Africano, que fue monje benedictino sobre la mitad del siglo XI en Monte Cassino, suponi√©ndose traducciones de √©ste de otra serie de escritos m√©dicos √°rabes.

‚ÄćTras el final del Nuevo Testamento se encuentran sus famosas ilustraciones, una de la Jerusal√©n celestial y, enfrente, la del famoso diablo.

‚ÄćEn p√°ginas siguientes se encuentra una confesi√≥n de los pecados y una serie de conjuros escritos en gran formato.

La Crónica de Bohemia, escrita por Cosmas de Praga.

La Regla de San Benito.

Calendarios.

Listas de nombres, presumiblemente de los miembros o benefactores de la comunidad mon√°stica local.

‚ÄćSantoral y Esquelas.

Todo esto, mezclado con textos cortos de antiguas historias, curas medicinales y encantamientos m√°gicos.

Un peculiar puzle que recogi√≥ en su d√≠a los textos m√°s importantes en varias materias, junto con fechas y nombres, para convertir el manuscrito en un ejemplar √ļnico.

monje con el diablo y codigo gigas

LA LEYENDA DE LA BIBLIA DEL DIABLO

A parte de la ilustraci√≥n antes mencionada de satan√°s en una de sus p√°ginas, la verdadera leyenda que siempre ha acompa√Īado al manuscrito cuenta que el supuesto monje Benedictino al que se le atribuye la obra, fue condenado a ser emparedado vivo por un grave crimen.

Y para que la pena le fuera condonada, el monje propuso crear una obra monumental y √ļnica que todos alabar√≠an y que llenar√≠a de honores al monasterio.

Y si eso fuera poco, la ciclópea obra sería escrita por él en tan solo una noche.

Los monjes permitieron al atrevido escriba llevar a cabo su imposible tarea que, a la ma√Īana siguiente, present√≥ su gigantesco libro acabado y reluciente.

El monje condenado sabía que no sería capaz de completar el libro sin ayuda.

Así que se inclinó en oración y pidió ayuda.

En lugar de dirigirse a Dios, sin embargo, volvió los ojos hacia el ángel caído Lucifer, ofreciendo su alma a cambio de un libro terminado.

El príncipe de la oscuridad escuchó la oración del monje y con mucho gusto aceptó su oferta; con un chasquido de sus dedos se hizo el texto.

As√≠ el monje a√Īadi√≥ el retrato a toda p√°gina del diablo como muestra de su agradecimiento.
Otras versiones sugieren que el mismo Lucifer firmó su obra mediante la adición del autorretrato.

Como dijimos, el an√°lisis de la escritura indica que un escriba, efectivamente compuso todo el manuscrito.

Los historiadores apuntan a una firma en el texto - ‚ÄúHermann inclusis‚ÄĚ (‚ÄúHerman el Recluso‚ÄĚ) - como prueba de un autor solitario.

En definitiva nadie podía creer que tan magna tarea hubiese podido ser realizada en tan corto periodo de tiempo.

Y no se tardó en rumorear que el joven monje, para cumplir su promesa, había solicitado la ayuda del mismísimo satanás.

‚ÄćY que fue √©ste y no el escriba el que escribi√≥ todos y cada uno de los caracteres del manuscrito.

Mito y leyendas, lo cierto es que el Codex Gigas ha conservado su poder de atracción hasta día de hoy.

De un precio incalculable, ha sido codiciado por muchos y los intentos de robo se han repetido a lo largo de la historia.

Temor y obsesi√≥n, quien sabe si con alg√ļn mensaje oculto o sobrenatural que todav√≠a permanece all√≠, esperando a que alg√ļn avezado lector se atreva a descifrar las aut√©nticas palabras del diablo.

Mira los videos a continuación sobre este interesante tema.

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Demonio y Mal y Pecados

Ver todo