Procedente de Italia, y retrato sin duda de la de Genazzano.

Se venera la hermosa imagen de la Madre del Buen Consejo con devoci√≥n y grandeza en una capilla del magn√≠fico templo de la calle de Toledo de Madrid, que perteneci√≥ al Colegio Imperial de la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs.

Se ignora qui√©n la trajo y en qu√© a√Īo, pero es seguro que lo fue en el siglo XVI.

ns del buen consejo chica

Es famosa por su consejo a San Luis Gonzaga y al M√°rtir Diego Lu√≠s de San V√≠tores para que entraran en la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs...

La imagen se deposit√≥ en la iglesia de San Pedro y San Pablo, mandada construir por la emperatriz Do√Īa Mar√≠a de Austria, hermana de Felipe II, en 1560, en la calle de Toledo, esquina a la de hoy Colegiata (antes de San Isidro, y anteriormente del Burro), en parte del terreno donde se levant√≥ despu√©s el Colegio Imperial de los PP. Jesu√≠tas.El pueblo de Madrid comenz√≥ luego √° venerar con culto fervoroso y especial tan venerada imagen; y de las dos √ļnicas capillas de que constaba el primitivo templo (pues los dem√°s altares eran hornacinas, muy usadas en aquella √©poca), dedicaron una √° la Virgen del Buen Consejo.Su efigie es de cuerpo entero y de talla, pintada la t√ļnica de blanco y el manto de azul, con un gracios√≠simo Ni√Īo en el brazo izquierdo.Y es muy de notar que los PP. de la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs tuvieron siempre el buen sentido de no consentir en disfrazarla, vestirla ni recargarla de extravagantes adornos, como con mal gusto y poco criterio se ha hecho con otras respetables efigies de la Virgen, pudi√©ndose verla aun hoy d√≠a tal cual estaba en tiempo de San Luis Gonzaga.

San Luis Gonzaga

EL BUEN CONSEJO A SAN LUIS GONZAGA

En 1683 viv√≠a en la corte de Espa√Īa, en el palacio de la Embajada genovesa, calle Ancha de San Bernardo (hoy Universidad Central), Don Fernando Gonzaga, pr√≠ncipe de la casa de Mantua, marqu√©s de Castell√≥n y grande de Espa√Īa, con su esposa Do√Īa Marta de Tana Santana, dama que hab√≠a sido de la reina Do√Īa Isabel de Valois, y sus hijos.El primog√©nito de √©stos era Luis, joven de quince a√Īos, menino del pr√≠ncipe D. Diego en el palacio de Felipe II.Desde sus primeros a√Īos se sent√≠a Luis con vocaci√≥n religiosa, pero ignoraba qu√© Orden ser√≠a la que abrazar√≠a. Visitaba con frecuencia la capilla de la Virgen del Buen Consejo, donde ten√≠a por confesor al P. Fernando Paterna.Una ma√Īana de Agosto de dicho a√Īo, en d√≠a pr√≥ximo √° la fiesta de la Asunci√≥n, se dirigi√≥ a ella con su ayo, y, despu√©s de confesar y comulgar con la devoci√≥n con que sol√≠a hacerlo tan angelical criatura, separado del ayo, qued√≥se solo en la capilla de la Virgen al pie de su altar en alt√≠sima oraci√≥n y contemplaci√≥n.

¬ŅQu√© pidi√≥ Gonzaga √° la Virgen en aquellos momentos sublimes, despu√©s que hubo comulgado y o√≠do Misa?..De la suspensi√≥n y del arrobamiento vino √° sacarle una dulc√≠sima voz de la Virgen, pues mereci√≥ o√≠r de la boca de la santa Imagen √©stas palabras:."Entra en la Compa√Ī√≠a de mi Hijo"..Palabras que llenaron de consuelo santo su noble coraz√≥n, y le determinaron √° dejar la corte y los palacios..Y despu√©s de vencer muchos obst√°culos, como se dir√° en su Vida el 21 de Junio, entr√≥ en la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs en 1585, muriendo en ella en 1591.

Beato Diego Luis de Sanvitores

EL BUEN CONSEJO AL BEATO DIEGO LUIS DE SAN V√ćTORES

Este prodigio se confirma con este otro sucedido en 25 de Marzo de 1640..En el que, seg√ļn el testimonio del P. Juan de Villafa√Ī√©, la milagrosa imagen del Buen Consejo habl√≥ varias veces y persuadi√≥ y mand√≥ al venerable P. y m√°rtir Diego Luis de San V√≠tores que entrase en la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs..Como lo testifica un escrito en el que se consignan las circunstancias de la vocaci√≥n del referido m√°rtir, el cual se guarda en el archivo provincial de la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs en Toledo. . Y en √©l se asegura, seg√ļn la tradici√≥n, que esta misma milagrosa Imagen hab√≠a aconsejado al joven Luis su ingreso en la Compa√Ī√≠a por estas palabras: Nuestra Se√Īora del Buen Consejo, de quien est√° constante y firme la tradici√≥n que fue la misma que habl√≥ √° San Luis Gonzaga dici√©ndole: ."HIJO, ENTRA EN LA COMPA√Ď√ćA DE JES√öS".

As√≠, con voz clara llam√≥ esta santa imagen al puerto seguro de la religi√≥n a dos tan ilustres varones.Y del mismo modo podr√≠anse enumerar otros casos semejantes de sujetos √° quienes, habl√°ndoles la Virgen al coraz√≥n, suavemente los aconsej√≥ y condujo √° lograr igual dicha en la citada Compa√Ī√≠a, como en otras Ordenes religiosas.Muchos lo publican con tiernas voces y suaves l√°grimas, afirmando que √° la vista y presencia de esta imagen deben las primeras luces de su desenga√Īo y de su retiro del mundo, sin dejar de confesar que, vacilando despu√©s entre la inconstancia y la firmeza de sus prop√≥sitos, s√≥lo con volver √° ponerse en su presencia ces√≥ la batalla, public√°ndose la victoria en favor de sus piadosos deseos.Por donde se ve que √° esta imagen la comprende propiamente el renombre de Madre y Se√Īora nuestra del Buen Consejo.Vis√≠tenla con fe y confianza, y con el fervor de San Luis Gonzaga, las personas tibias en la fe, las que dudan en la elecci√≥n de estado, las que quieren convertirse de veras √° Dios, y por respetos mundanos no lo hacen, √≥ lo dilatan con peligro de su eterna salvaci√≥n, y sentir√°n seguramente los divinos consuelos que la experiencia y la tradici√≥n confirman.El P. Fr. Antonio de Santa Mar√≠a, en su Iglesia triunfante, al citar esta imagen del Buen Consejo con otras muchas de Madrid, dice (p√°g. 579):

¬ęEs milagros√≠sima Se√Īora, y a su protecci√≥n acuden los consejos y los consejeros √° pedir luz para los buenos sucesos del Consejo¬Ľ.

colegiata del buen consejo

EL TEMPLO

El peque√Īo templo de San Pedro y San Pablo fue demolido en 1608, por ser sin duda muy reducido..Y con solares vecinos empez√≥se √° levantar en 1626, y qued√≥ terminado en 1651, reinando Felipe IV, el hermos√≠simo templo y colegio de la Compa√Ī√≠a, que hoy existen, con dise√Īos y bajo la direcci√≥n de Francisco Bautista, coadjutor de la misma Compa√Ī√≠a, y con los legados que la emperatriz de Alemania, Do√Īa Mar√≠a de Austria, dej√≥ √° este colegio..Fue dedicado √° San Francisco Javier, y se llam√≥ Imperial el colegio por haber aceptado su patronato dicha emperatriz.

Hasta su expulsi√≥n en tiempo de Carlos III estuvo este templo y su colegio en poder de los PP. Jesu√≠tas.Entonces se trasladaron √° esta iglesia los restos de San Isidro y su santa Esposa, y el templo dej√≥ el nombre de San Francisco Javier y tom√≥ el de San Isidro, quedando convertido en Colegiata.En 1815 se devolvi√≥ esta iglesia √° los PP. Jesu√≠tas (ya restablecidos), suprimi√©ndose los can√≥nigos y quedando reducida la capilla √° solo el coro bajo, que sigui√≥ con la Compa√Ī√≠a hasta el deg√ľello (de tristes recuerdos) de 17 de Julio de 1834, y la supresi√≥n de todas las Ordenes religiosas en 1835.Desde esta fecha qued√≥ sujeto al arzobispado de Toledo hasta 1885, en que por disposici√≥n del Papa Le√≥n XIII, que felizmente gobierna la Iglesia, erigi√≥ el templo de San Isidro provisionalmente en catedral de la nueva di√≥cesis de Madrid Alcal√°, y en 1891 se constituy√≥ la capilla de la Virgen del Buen Consejo en iglesia parroquial y titular de la parroquia nueva de su nombre, cuyo primer p√°rroco lo es el Dr. D. Vicente Casanova Marzol.A pesar de tantos cambios, la Virgen del Buen Consejo ha seguido y sigue en su capilla, que es recogida y devota como pocas de Madrid. Adem√°s puede llamarse esta capilla peque√Īo templo, porque consta de cuerpo de iglesia, de crucero y media naranja, con su linterna, de buena arquitectura; con el retablo en cuyo centro est√° el trono de la Virgen.Las gradas, el tabern√°culo y el trono son de plata, y hacen lucir m√°s el hermos√≠simo rostro de su efigie, que ostenta tan rara y singular modestia, que por ella es una de las im√°genes m√°s veneradas y estimadas de la corte.Hay tambi√©n para adorno otras muchas alhajas, un c√°liz de oro y una rica custodia, para exponer el Sant√≠simo Sacramento, de diamantes, esmeraldas y rub√≠es; con la circunstancia de haber sido una de las primeras que con joyas se dedicaron al Sacramento en Madrid.El concurso y la asistencia de fieles √° esta santa capilla es indecible; raro es el instante del d√≠a en que no se vean personas que devotamente recen y veneren √° tan soberana Reina. All√≠ se ve siempre rodeada de fieles que acuden confiados al pie del altar √° pedir las gracias que le son necesarias, √° llorar sus penas √≥ √° darla gracias en las alegr√≠as.Por la ma√Īana se ve casi siempre llena de gente que acude a o√≠r las muchas Misas que all√≠ se celebran.Todos los s√°bados, seg√ļn el P. Villafa√Īe, por la tarde, concurr√≠a una de las capillas reales √° cantar solemnemente la Salve.En las festividades de la Virgen, y en las de otros Santos, se expon√≠a el Se√Īor durante toda la ma√Īana.En los d√≠as siguientes a la fiesta de la Asunci√≥n se celebraba la Novena, asistiendo la capilla real por ma√Īana y tarde; ilumin√°ndose en el √ļltimo d√≠a la santa capilla con m√°s de cuatrocientas luces en el altar y en cornucopias elegantes; funci√≥n que se repet√≠a en la fiesta del Dulce Nombre de Mar√≠a.El √ļltimo d√≠a del a√Īo, por la tarde, a ejemplo de Roma, se cantaba solemne Te Deum en acci√≥n de gracias por los beneficios recibidos en aquel a√Īo; y todo el a√Īo ard√≠a un cirio grande de cera √° expensas de la devoci√≥n, sin que hubiese faltado en varios a√Īos.Hab√≠a tambi√©n establecida en la misma capilla de la Virgen una noble Congregaci√≥n de se√Īoras, a la que pertenec√≠a la grandeza de la corte, para dar culto continuo a tan excelsa Se√Īora.Todos los jueves por la tarde se reun√≠an ante el Sant√≠simo expuesto; despu√©s de un rato de meditaci√≥n, predicaba un Padre de la Compa√Ī√≠a los encomios √° la Virgen y de la importancia de su devoci√≥n, y se terminaban tan piadosos ejercicios con letan√≠a y salve y otras oraciones.El papa Clemente XII concedi√≥ a esta Congregaci√≥n el privilegio de que se pudiera celebrar Misa rezada el S√°bado Santo en su capilla, terminados los divinos Oficios.Actualmente se celebran las Flores de Mayo con gran devoci√≥n y mucho concurso de fieles; en el mes de Abril solemne novena, que termina en su fiesta; todos los s√°bados del a√Īo, y terminados los Oficios divinos de la tarde, va en procesi√≥n el cabildo catedral √° la capilla, y se canta una Salve ante tan sagrada imagen.Por √ļltimo, en una de las estampas del altar de la Virgen se lee lo siguiente:

¬ęVerdadero retrato de Nuestra Se√Īora del Buen Consejo, llamada as√≠ por el que con voz sensible dio √° San Luis Gonzaga. Se venera en su capilla del Colegio Imperial de la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs de esta corte.

Son muchas las indulgencias concedidas √° esta imagen, y las que pueden ganarse por cada Avemaria rezada ante sus estampas, y por s√≥lo la invocaci√≥n de su sant√≠simo nombre.¬Ľ

icono ns del buen consejo

ORACI√ďN

Oh Se√Īora m√≠a, Santa Mar√≠a: hoy y todos los d√≠as y en la hora de mi muerte, me encomiendo a tu bendita fidelidad y singular custodia, y pongo en el seno de tu misericordia mi alma y mi cuerpo.

Te recomiendo toda mi esperanza y mi consuelo, todas mis angustias y miserias, mi vida y el fin de ella: para que por tu santísima intercesión, y por tus méritos, todas mis obras vayan dirigidas y dispuestas conforme a tu voluntad y a la de tu Hijo.

Fuentes:

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)