El Padre Pio fue ordenado sacerdote en 1910.
Y durante 50 a帽os llev贸 los estigmas, las heridas de Cristo en sus manos, pies y costado.
Aunque no predic贸 sermones que quedaran para la historia ni escribi贸 libros, fue un confesor popular.
Que atrajo multitudes de peregrinos a su convento de San Giovanni Rotondo.
padre pio de joven
Fue conocido tambi茅n por el don de bilocaci贸n (estar en dos sitios a la vez), y por saber cosas milagrosas de las personas que nadie le dijo.
El Padre P铆o muri贸 en 1968 y fue canonizado como santo por la Iglesia Cat贸lica en 2002.
F Aurilia con fieles de la parroquia Santisimo Redentor de Tampa

INOLVIDABLE EXPERIENCIA DE UN FRANCISCANO EX SECRETARIO DEL PADRE P脥O, AHORA P脕RROCO EN EE.UU.

Fr. John (Giovanni), un humilde franciscano con acento italiano, fue ordenado sacerdote en Campobasso, Italia por Monse帽or Alberto Carinci el 17 de diciembre de 1966.
En 1967 se desempe帽贸 como secretario temporal de San Padre P铆o.
Actualmente es p谩rroco en una Iglesia de EE.UU.

El 31 de agosto de 2009, Arleen Spenceley 鈥 entonces redactora de Tampa Bay Times 鈥 realiz贸 una entrevista al fraile capuchino de Iglesia del Sant铆simo Redentor, Fr. John (Giovanni) Aurilia, p谩rroco por entonces de esa iglesia.

Ahora, F. John es p谩rroco de Nuestra Se帽ora del Carmen, en Passaic, New Jersey.

-驴Sab铆a usted, o se hab铆a encontrado antes con el Padre P铆o al que sirvi贸 como su secretario?

S铆, cuando est谩bamos en el Seminario Menor de Pietrelcina, a unos 40 kil贸metros de San Giovanni Rotondo, sol铆amos visitar al Padre P铆o con mucha frecuencia para obtener sus bendiciones.

Por cerca de 10 a帽os antes de que me convirtiera en su secretario personal, hubo un contacto constante con el Padre P铆o.

Entonces, se me pidi贸 que sustituir a su secretario personal durante un mes, en agosto.

-驴Qu茅 sab铆a sobre el Padre P铆o antes de trabajar con 茅l?

Que era un fraile santo, que realiz贸 milagros, ten铆a los estigmas, el don de conocer corazones y mentes, y el don de la bilocaci贸n.

-驴D贸nde Ud. y el Padre P铆o trabajaban y viv铆an?

La oficina donde yo trabajaba estaba en el tercer piso del convento.

Yo estaba durmiendo en el segundo piso, donde otros frailes dorm铆an (incluyendo al Padre P铆o).

Hab铆a en ese momento unos 15 frailes que viv铆an en el convento.

El comedor estaba en el primer piso.

El convento estaba unido a la iglesia, para que los frailes pudieran ir a la iglesia sin salir al exterior.

En frente de la iglesia y el convento hay una plaza grande para acomodar multitudes, y acceder al transporte p煤blico a la ciudad.

El Hospital Casa de Alivio del Sufrimiento est谩 situado a unos 500 metros de la iglesia.

El convento cuenta con un jard铆n privado en la parte trasera, con enormes 谩rboles, huerto, flores, lo suficientemente grande como para tener un buen paseo a trav茅s de las aceras.

En mi tiempo, todo el lugar estaba siempre muy ocupado como est谩 ahora鈥 y mucho m谩s

.El pueblo de San Giovanni Rotondo originalmente no estaba conectado con el convento y la iglesia, como lo est谩 ahora.

Cuando el Padre P铆o era un joven sacerdote destinado en San Giovanni Rotondo (en los a帽os 1920-40), el convento no era accesible en transporte p煤blico.

Era s贸lo accesible a pie o montado en una mula o burro.

Se encuentra en la cima de la colina.

-驴Qu茅 descubri贸 sobre Padre Pio por ser su secretario personal?

No descubr铆 nada nuevo de lo que sab铆a antes, excepto que su mejor regalo era el don de la humildad.

Porque, a pesar de que la gente ven铆a a 茅l por miles, siempre fue humilde, y nunca cambi贸 su programaci贸n diaria.

Muchas horas de oraci贸n, muchas horas de confesiones, y una larga misa (m谩s de una hora).

-Cuando pienso en San Padre Pio, pienso en los estigmas, y en una oraci贸n con la que con frecuencia oro.

驴Qu茅 es lo que piensa cuando piensa en el Padre P铆o?

Creo que siendo un ser humano normal, result贸 ser muy santo, por la gracia de Dios.

脡l siempre mantuvo su sonrisa, a pesar de los muchos sufrimientos.

Tambi茅n pienso en el padre P铆o como una persona humilde, agradable, y en oraci贸n.

-Mi cita favorita de San Padre Pio es la popular y poderosa 鈥淥ra, espera y no te preocupes鈥.

Mientras trabajaba con 茅l, 驴el Padre P铆o le dijo a usted personalmente algo que enriqueci贸 su vida como 鈥淥ra, espera y no te preocupes鈥?

脡l hablaba sin palabras.

脡l me habl贸 muy elocuentemente y con fuerza con su forma de vida (la oraci贸n constante y el sufrimiento).

Recuerdo que me dijo algo muy profundo acerca de la oraci贸n: 鈥淕iovanni, la oraci贸n es la llave que abre las puertas del cielo鈥.

-驴Fue usted testigo de primera mano de los estigmas, bilocaci贸n, u otros milagros?

S铆, vi muchas veces los estigmas, cuando 茅l no ten铆a los medios guantes.

Nunca experiment茅 su bilocaci贸n y otros milagros, pero s铆 s茅 que son verdaderos porque personas que fueron afectadas por ellos me lo dijeron de primera mano.

Una vez experiment茅 algo inusual. Yo no sab铆a c贸mo responder a una se帽ora que estaba preguntando (en una carta al Padre P铆o) si su hijo deb铆a ser un m茅dico o un sacerdote. 聽
As铆 que fui a Padre Pio a preguntar la manera de responder.
El Padre P铆o nunca vio la carta, que yo ten铆a en mis manos, y antes de empezar a preguntar, 茅l inmediatamente dijo: 鈥淒铆gale que su hijo va a ser un buen m茅dico鈥.
隆Me sorprendi贸!

-驴De qu茅 manera est谩 su espiritualidad o su sacerdocio influido por San Pio?

Despu茅s de vivir con 茅l, comprend铆 que mi sacerdocio no es m铆o, sino que pertenece a Jes煤s.

Yo soy s贸lo un instrumento indigno.

Tambi茅n creo que la oraci贸n y la humildad son las mayores fortalezas que encuentro en mi vida religiosa.

-驴Acostumbra a pedirle a San P铆o que interceda por las intenciones de la oraci贸n?

S铆. Le pido todos los d铆as, a veces m谩s de una vez al d铆a.

-驴Por qu茅 recomendar铆a pedir a San Pio que interceda por nosotros?

Porque lo conozco, habl茅 con 茅l, lo toqu茅, lo amo.

-驴C贸mo fue que la muerte de San P铆o y su canonizaci贸n el impact贸 en Ud.?

Su muerte y canonizaci贸n me impact贸 de tal manera que mi vida nunca fue la misma desde entonces: una nueva mirada a la vida religiosa, m谩s positiva acerca de las metas a alcanzar y las virtudes a seguir.

-驴Qu茅 aprendi贸 acerca de Dios y / o la vida mediante el trabajo con el Padre P铆o?

Me enter茅 de que Dios no es un juez, sino un Padre amoroso y Madre, y que la vida vale la pena vivirla, s贸lo si est谩 llena de esperanza, fe y amor.
Father Guglielmo

UN CAPUCHINO EXORCISTA CUENTA SUS EXPERIENCIAS PERSONALES CON EL PADRE P脥O

El Padre Guglielmo Lauriola, es pastor em茅rito de la Iglesia de la Inmaculada Concepci贸n de San Francisco.
Es un exorcista de 87 a帽os que conoci贸 y recibi贸 el est铆mulo del Padre P铆o para su sacerdocio, cuando lo iba a visitar a San Giovanni Rotondo.
Cuenta sus experiencias con San Pio de Pietrelcina.

El fraile capuchino es un santo muy popular entre muchos cat贸licos de San Francisco, sobre todo entre los de ascendencia italiana.

Uno que fue a visitar a Padre Pio regularmente y se convirti贸 en su amigo es el padre franciscano Guglielmo 鈥淲illiam鈥 Lauriola, 87 a帽os, pastor em茅rito de la iglesia de la Inmaculada Concepci贸n en San Francisco.

El Padre se cri贸 en Monte Sant 鈥楢ngelo, a 16 millas al este de San Giovanni Rotondo.

Un hermano lego del convento llegar铆a a la tienda de su padre buscando donaciones para la comunidad.

Entonces la familia comenz贸 a hacer viajes regulares de autob煤s al convento en la d茅cada de 1930.

El Padre Willliam se hizo capuchino y visit贸 el Padre P铆o hasta su muerte en 1968.

El Padre William habl贸 recientemente con Catholic San Francisco sobre su amistad con el Padre P铆o.

-驴Cu谩les son sus primeros recuerdos del Padre Pio?

Empezamos visitando a San Giovanni Rotondo en 1932.

Est谩bamos siempre dispuestos a ir a verlo.

Yo era un ni帽o de 5 o 6 a帽os, y me gustaba ir a la sacrist铆a donde estaba oyendo confesiones y dar un tir贸n en la cuerda blanca alrededor de su h谩bito para hacerle saber que estuvimos all铆.

Me daba un suave golpe en la cabeza.

A pesar de que 茅l era una persona muy ocupada, 茅l estaba a la disposici贸n para verte.

脡l me preguntaba: 鈥溌縂uglielmo, tu amas a la Sant铆sima Madre?鈥

Recuerdo que cuando era un ni帽o, estaba un poco asustado por sus estigmas.

脡l me dec铆a que no los mirara.

Yo estaba preocupado de que 茅l mucho dolor que le causaba.

Se pod铆a ver el sufrimiento en su rostro, era casi visible.

Parec铆a sufrir especialmente los viernes.

Yo le preguntaba: 鈥溌縋or qu茅 tiene que sufrir tanto?鈥

脡l me dec铆a: 鈥淓stas heridas son para compensar por mis pecados y los pecados de los dem谩s.鈥

Le dije que mi t铆o era un m茅dico, y yo le preguntar铆a a mi t铆o por alg煤n medicamento para ayudarlo.

El Padre P铆o dec铆a: 鈥淣o, la medicina no va a hacer ning煤n bien.鈥

Recuerdo haber ido al funeral de Padre P铆o en 1968. Me arrodill茅 delante de su cuerpo y oraba.

Vi sus manos y pies. Estaban limpios, como si los estigmas nunca hubieran estado all铆.

-驴Qu茅 recuerda de sus misas?

Eran muy devotas, particularmente durante la consagraci贸n.

Dec铆a las palabras de la consagraci贸n muy lentamente:

鈥溾. Hoc鈥 est鈥 enim鈥 corpus鈥 meum鈥

Cuando 茅l elevaba la hostia, su mano temblaba un poco.

Yo no pasaba mucho tiempo mirando hacia arriba durante la consagraci贸n, sin embargo.

Cuando sonaba la campana, inclinabamos nuestras cabezas.

-驴C贸mo reaccion贸 el Padre Pio a su decisi贸n de ser capuchino?

Yo no se lo dije al principio, porque yo no estaba seguro de si me gustar铆a ir a trav茅s de 茅l.

Cuando por fin le dije que estaba en camino para el seminario, dijo,

鈥淥h, hermoso. Voy a orar por ti鈥.

Fui ordenado sacerdote en 1953, y me gustaba ir tan a menudo como fuera posible para verlo y hacerle preguntas acerca de mi ministerio.

Le dije que iba a ser un misionero en Corea 鈥 yo estuve all铆 desde 1957 hasta 1964 鈥 y 茅l me dijo:

鈥淩ecuerda, s贸lo hay un Dios.鈥

Yo no entend铆a lo que quer铆a decir en ese momento.

Sin embargo, he llegado a entenderlo.

Los misioneros van al extranjero y hacer un buen trabajo ayudando a la gente, puede caer en la tentaci贸n del orgullo, creyendo que somos santos.

El Padre P铆o me estaba recordando dar la gloria a Dios.

Tambi茅n recurr铆 al Padre P铆o en busca de ayuda, incluso cuando 茅l estaba vivo.

Creo que me escuch贸.

Una vez, yo estaba de viaje en un peque帽o barco a una isla de Corea.

Nos quedamos atrapados en una gran tormenta, y yo no sab铆a si iba a sobrevivir.

Empec茅 pidiendo al Padre Pio para que nos ayudara, y lo conseguimos.

Creo que 茅l supo que lo necesitabamos.

-驴Y usted todav铆a es devoto de 茅l hoy?

Oh, s铆. He estado haciendo exorcismos en la archidi贸cesis desde 1970. Yo siempre le pido a 茅l,

鈥淧adre Pio, ayuda a que mi fe en Jes煤s sea fuerte y ayuda a estas personas que vienen a m铆.鈥.

脡l me ayuda.

Yo lo quiero mucho. Estoy muy agradecido por todo lo que ha hecho por m铆.

Les digo a todos, si necesitan algo, p铆danselo al Padre Pio. 脡l les ayudar谩.

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Santos y Reliquias y Angeles

Ver todo