Todos experimentamos dificultades periódicas con la visibilidad y la evidencia de las respuestas de Dios.
Es uno de los grandes dilemas que han tenido todas las generaciones.
Dios Padre fondo
¿Si Dios existe dónde está?
¿Por qué no se ha mostrado más en el mundo?
¿Por qué no se muestra de formas que harían imposible que una persona dijera que Dios no existe?
¿Y es verdad que responde a las oraciones?

Evidentemente hay que admitir que el ocultamiento de Dios es algo que padecen incluso los cristianos.

‍Muchas veces nos preguntamos ¿Dios dónde estás?, pero eso no significa que Dios no exista.

DIOS CAMBIA NUESTRO CEREBRO CUANDO CREEMOS EN ÉL

Hace un tiempo salió una fascinante investigación de National Geographic que dice que el cerebro reconoce a Dios.
Incluso si nunca se le enseñó a la persona a creer en Dios.
El cerebro puede reconocer su existencia.
escaneo del cerebro
La fascinante investigación de National Geographic dice que el cerebro detecta a Dios.
Lo cual es una premisa que se maneja también en la Biblia en Romanos 1.

La idea que emerge, de acuerdo a National Geographic es que Dios puede estar en el cableado del cerebro humano.

“Los psicólogos y antropólogos consideran que los niños abandonados a su propia suerte tienen cierta concepción de Dios.

Algunos atribuyen esto a nuestro sentido innato de la detección de patrones en el mundo (como para discernir los depredadores o presas en la naturaleza).

Mientras que otros propagan la noción de un 'supersentido' cognitivo o una tendencia para inferir las fuerzas ocultas en el mundo que trabajan para bien o para mal”, según Shaheen Lakhan, que tiene varios doctorados, incluyendo uno en Medicina.

Pero es también lo que dice Andrew Newberg que Investiga sobre neuroteologia.

‍El investigó qué sucede cuando una persona ora o medita.

Luego de 8 semanas de oración de 12 minutos al día, las personas tuvieron una mejoría de 10 a 15%.

‍Así que podemos imaginar lo que sucede cuando la persona es profundamente religiosa y espiritual y hace oración varias horas al día y acumulado durante años.

‍El concepto es que Dios cambia el cerebro cuando creemos, siendo una manera de mantenerse en calma.

Pero también la meditación y la oración ayudan a reducir la depresión, la ansiedad y la tensión arterial.

Y curiosamente también es refrendado por la atea Elizabeth King en un artículo en el Washington Post, qué dice que no puede desprenderse de la idea de la existencia de Dios.

“Es confuso y frustrante sentir la presencia de algo en que no se cree.
Y esto se ve agravado por el hecho de que la figura de Dios se me muestra más a menudo cuando estoy frustrada”

Como dicen los abogados, a confesión de parte, relevo de pruebas.

Pero lo que sucede es que por razones personales algunos se empeñan en sacar de sus vidas la posibilidad de la existencia de Dios.

banner LAPIZDEDIOS

Pero no podemos negar que Dios está oculto.

‍Seguramente has oído decir qué el ocultamiento de Dios no es evidencia de que no exista.

Entonces ¿debemos esperar más evidencias de Dios para creer en Él?
Lo cierto es que Dios ha proporcionado pruebas suficientes para que creamos en él.
Pero ¿hemos hecho todos los esfuerzos para investigar las evidencias?
Porque si vamos al fondo encontraremos una buena serie de evidencias de la existencia de Dios.

En definitiva, la oscuridad de la presencia de Dios entre nosotros en el mundo no constituye una prueba eficiente que nos demuestre que Dios no existe.

Aquí hay 10 razonamientos para comprender el ocultamiento de Dios.

manos que se tocan dios y el hombre fondo
PRIMERO: DIOS NO SE OCULTA COMPLETAMENTE

No aparece de una manera tan tangible como una persona de tu familia o tus amigos.

Pero hay evidencias de experiencias de los sentidos sobre él y también podemos entenderlo por la lógica y la razón.

¿Porque sinó tanta gente a través de los últimos 20 siglos está convencida de la existencia de Dios?

¿Y porque el progreso de la ciencia no ha tirado abajo esa creencia e incluso a la iglesia?

‍Es evidente que para muchos cristianos la existencia de Dios es el impulso para la evangelización; y aún más, para el martirio.

Y esto no sucede por casualidad.

banner dios nos cambia
SEGUNDO: NO PODEMOS COMPRENDERLO TOTALMENTE PORQUE NO PENSAMOS COMO DIOS
No sabemos cómo se siente ser Dios, por lo tanto las formas en que Dios demuestra su existencia escapa a nuestro razonamiento.
En este sentido podríamos considerar que Dios puede tener razones valederas para ocultarse y que nosotros directamente no hemos imaginado.

Pero tampoco significa que nuestras deducciones lógicas pueden encontrar una explicación buena para esto.

Por tanto no podemos comprender completamente cómo es la revelación directa de Dios y porque no se revela más visiblemente a los hombres.

solo con dios hombre sentado
TERCERO: LAS ESCRITURAS DICEN QUE DIOS QUIERE QUE EL HOMBRE LO BUSQUE

Esto lo podemos leer en Mateo 7: 7-8 “pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá”.

Así, Dios promete proveer a todos los que lo reconocen con confianza.
Nos dará lo que pedimos siempre que sea bueno para nosotros, cuando nosotros lo reconocemos y se lo pedimos.

Pero eso no es automático.

Un mismo tipo de persona puede hacer oración con la esperanza de encontrar a Dios y se le revele sólo 50 o 60 años después.

Mientras que otra persona de la misma edad y tipo luego de rezar la misma oración, puede caer inmediatamente porque Dios se le reveló.

En este caso puede haber explicaciones para ello.

Una es que nosotros mismos nos interponemos en la entrega de los bienes.
Y otra es que Dios quiere que nosotros luchemos un tiempo razonable para obtener sus gracias y podamos crecer de esa forma.

En realidad Dios no quiere el que eliminemos todo nuestro dolor y sufrimiento en la vida; el cristianismo no es una salida al sufrimiento.

Porque el dolor nos hace crecer en santidad.

Dios nos otorga la eternidad, y ahí sí, libre de todo sufrimiento y dolor.

Pero lo cierto es que cuanto más busquemos a Dios resulta más probable que se revele a sí mismo.

Y cuanto más tiempo se revele, entablaremos una relación más profunda con él y lo conoceremos más.

dado de la apuesta si dios existe o no
CUARTO: VE A DIOS QUIEN QUIERE VERLO

En cuarto lugar Blaise Pascal dice que sólo puede ver a Dios quien desea verlo.

‍Y que Dios se manifiesta solamente a aquellos que le buscan.

Los que lo buscan sinceramente lo encontrarán y los que no lo buscan sinceramente, no lo encontrarán.

Pero aun así, Dios da señales constantes a los incrédulos para que evalúen su existencia; los llama.

Y cuando dan alguna señal de apertura, también Dios se abre en su revelación, y cada vez más.

dios existe
QUINTO: PODEMOS VER LAS HUELLAS DE DIOS

Hay razones para creer en Dios, a pesar de su ocultamiento, impulsa nuestra esperanza.

‍Y esto significa que Dios está oculto para nosotros ahora, pero no para siempre.

‍Lo veremos claramente cuando perseveremos en la fe y en el amor al final.

El Concilio Vaticano I dijo que podemos conocer a Dios a través de la sola razón.
Pero no podemos ver a Dios directamente en la naturaleza.
Aunque sí podemos ver sus huellas.

Por ejemplo si el universo tuvo un principio como parecen estar de acuerdo incluso los ateos, hay una buena explicación para la mostración de Dios a través de su huella que es el universo.

‍De este modo un universo que permite la vida y que existió en algún momento de la nada, son buenas razones para creer en un creador todopoderoso que lo hizo.

Esto implica que el propio Dios nos ha dado razones valederas para creer en una inteligencia creadora.
Y estas razones han convencido a mucha gente a través de las distintas épocas.

En definitiva serían los que creen que le debieran preguntar a los ateos, porque debemos esperar más evidencia de él que la creación del Universo en el que vivimos.

mano que busca a dios fondo
SEXTO: DIOS QUIERE QUE LO RECONOZCAMOS POR AMOR
Dios no quiere nuestra evidencia de Él por miedo sino en nuestra obediencia por amor.

Pudiera suceder que nos dé un evidencia avasalladora para que estemos interesados en Él, pero podríamos obedecer solamente por el miedo que nos causa su potencia.

‍Y quizás no pudiéramos buscarlo con perseverancia como para obedecer suavemente y confiadamente.

‍Sin embargo Dios es justo, y sólo un santo temor a Dios nos acerca a él y sus Promesas.

dejate reconciliar con dios
SÉPTIMO: ES LA COMUNIDAD A LA QUE DIOS SE REVELA
El ocultamiento de Dios permite que la comunidad se apoye uno a otro para crecer.

Porque unos tienen una parte de esa revelación y otros tienen otra parte de la revelación y se la comparten.

Y eso forma una revelación más completa que es consumida por cada persona de fe que está en la comunidad.

dios tocando los instrumentos de cirugia fondo
OCTAVO: LOS MILAGROS PERMITEN VER A DIOS
Luego están los milagros, la comprobación y los testimonios.
Y ahí parece que Dios se revela más fuertemente.

Los milagros siguen existiendo.

‍Millones de personas hoy día afirman haber tenido algún milagro en su vida porque han creído en Dios.

Quizás hayan accedido por la oración o por la penitencia o por el ayuno.

‍El testimonio en sí no es una prueba de la existencia de Dios, pero sí lo son los datos de conversión de profesionales investigadores ateos que han investigado milagros y luego se han convertido por lo que han hallado.

En realidad sólo un milagro bastaría para demostrar la existencia de Dios.

‍Por lo tanto, ¿qué hacemos con la cantidad de milagros de sanaciones por ejemplo certificadas en Lourdes?, que están alrededor de 70 curaciones inexplicables científicamente por un panel de cristianos y ateos.

¡Eso bastaría para confirmar su existencia!.

Parece entonces que hay buenas razones para confirmar que Dios se revela a través de los milagros.
hombre de espalda mirando el mar fondo
NOVENO: DIOS ADQUIRIÓ CARNE HUMANA EN UN MOMENTO HISTÓRICO

Podemos pensar que una señal en el cielo o en la naturaleza podría ser una prueba de una manifestación innegable de que Dios existe.

Pero podría ser un conjunto de situaciones fortuitas o incluso alguna broma de parte de alguien, así que esto no nos da la certeza.

Pero efectivamente nos la puede dar si Dios se hace carne y habita entre nosotros.
Dándonos pruebas de que tiene poderes que superan las leyes naturales.
Y eso fue lo que sucedió con Jesucristo.
manos en el cielo dios y hombre fondo
DÉCIMO: JESUCRISTO DIO PRUEBAS SOBRENATURALES Y DIJO QUE ERA DIOS

Dios se nos reveló en la persona de Jesús que nació de una virgen humana y poseía una serie de dones extra humanos aparentemente aún de niño, inexplicables para los seres humanos.

‍Convirtió el agua en vino, multiplicó panes y peces, realizó exorcismos, calmó a la naturaleza (tormentas), revivió a personas de la muerte, género innumerables conversiones curaciones.

Y nos avisó que Él era Dios, junto con una explicación de lo que sucede en el cielo y del plan de su Padre.

Explicación que no puede ser de otra manera más que  sobrenatural por su arquitectura.

Finalmente murió en la cruz y resucitó en un cuerpo glorioso.

Muchos vieron que pasaba a través de objetos sólidos como paredes y que aun así comía; no era un fantasma.

Y no dejó una filosofía en base al amor, que por su concepción, difícilmente pueda ser considerada de hechura humana.

‍Jesús dijo que había un Dios, que Él era el hijo y que era el único Dios.

Pero sin embargo no toda la gente lo reconoció y aún hoy no cree.

‍Entonces nos tenemos que preguntar ¿si Dios apareciera avasallantemente en el mundo todos le creerían?

¿No habría muchos escéptico igual?

Por eso tal vez Dios se oculte.
Porque sabe que esa no es la manera de lograr que la gente lo busque, lo siga, y crea en Él de una manera perseverante.
manos orando

OK, EXISTE ¿PERO REALMENTE RESPONDE LAS ORACIONES?

Es común encontrarse con estas dos preguntas:
¿Cómo puedo saber que Dios responde a mis oraciones?
Si le pido que cure a alguien que está enfermo y no sucede, ¿significa que Él no respondió?
Y si la persona se pone mejor, ¿cómo sé que fue debido a la oración?

Como personas de fe y cuando nuestra fe se hace más fuerte, nos damos cuenta que la oración debe ser algo más que simplemente pedido a Dios que conceda nuestros deseos.

‍Es un diálogo interior que está siempre presente con cada latido de nuestro corazón.

‍La oración es una relación que nos mueve a escuchar, responder, y al deseo de hacer la voluntad de Dios por encima de la nuestra.

‍Parte de la solución de este dilema es descansar en los misterios de la vida.

No todo puede o debe ser explicado.

‍Por lo que es importante para nosotros reconocer nuestras limitaciones humanas con humildad, mientras que levantamos nuestros ojos, corazones y manos hacia el cielo.

Confiar en que Dios responde a nuestras oraciones, ya sea que estén o no los resultados deseados, a veces es un extraordinario acto de fe.

Debemos resignarnos a los buenos y los malos resultados, sabiendo que todo va a pasar con el tiempo.

‍Amar a Dios por su propio bien requiere un profundo nivel de determinación de nuestra parte.

Cuando se pasa de amar a Dios - porque Él nos concede favores y consuelos -, a amarlo a pesar de todo, nuestra fe se mueve hacia la profundidad espiritual.

Cuando dudamos de cómo o si Dios responde a nuestras oraciones, dudamos de él. Nuestra fe en Dios vacila.

No tenemos que conocer los detalles de cómo Dios elige actuar en y a través de nuestra intercesión.

A menudo Dios responde a las oraciones de maneras muy misteriosas.
Tal vez para aniquilar a nuestro orgullo y aumentar así la virtud de la humildad en nosotros.
escultura abstracta de hombre orando

La clave para obtener una gran fe es la fidelidad al Señor.

‍Hay momentos de la vida que nos obligan a ser simplemente obedientes a Dios y cumplir con nuestro papel como cristianos, incluso y sobre todo, cuando Dios parece estar en silencio.

Podemos deducir mucho al reconocer el silencio de Dios, así como de sus formas atronadoras.

‍A veces elige revelarse a sí mismo.

Más a menudo Él escoge el camino oculto para que podamos buscarlo de todo corazón.

‍No nos dejemos engañar cuando Dios elige permanecer en silencio, a pesar de haber hecho una súplica desesperada a Él.

Y cuando pareciera haber hecho caso omiso o no sentimos Su presencia o escuchar su voz.

Su silencio no es una indicación de su ausencia.
Más bien, es una invitación para que puedas profundizar en los recovecos de tu corazón y el alma para encontrarlo allí.
Si lo dudas, medita en el misterio de la Eucaristía y cómo Jesús escogió esconderse en un pequeño trozo de pan sin levadura.

A lo largo de la vida, es crucial mantenerse cerca de Dios a través de la conversación diaria en la oración y en la recepción frecuente de los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía.

‍Creer que Él está cerca de ti en tiempos de aridez espiritual, en tiempos de oscuridad e intensas luchas interiores.

‍Él está más cerca de ti cuando se duerme en ti, porque Él se apoya en el lugar que le has proporcionado de refugio y descanso.

No todas las almas son tan generosas, y Jesús no elige dormir en cada alma.

Pero Él ha elegido la tuya como un lugar para disfrutar de la soledad y el descanso.

Así que sobre la cuestión de si Dios responde a la oración, la respuesta es un rotundo sí.

Él responde a todas las oraciones, pero puedes o no puedes estar al tanto de la forma en que decida hacerlo.

A menudo, las respuestas más potentes a la oración quedan lo más ocultas y no se ve lo que ha sucedido.

Sin embargo, una gran transformación ha ocurrido dentro de un alma anteriormente tibia.

Súmate a nuestra Newsletter y recibe las últimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Dios y Jesucristo

Ver todo