‚ÄćEl padre Frank Pavone, presidente de la organizaci√≥n "Priests for Life" ha solicitado a las autoridades m√©dicas de Pensilvania los cuerpos de los beb√©s para un "entierro adecuado" de los cuerpos de beb√©s encontrados en las neveras de la cl√≠nica abortista del doctor Kermit Gosnell, cuyo juicio se est√° celebrando estos d√≠as.
frank pavone

Se trata de unos 45 cuerpos de bebés que Gosnell guardaba congelados en distintos recipientes: tuppers, jarras de leche, latas de comida para gatos, etc.

"No son desechos médicos, son cuerpos humanos", explica el padre Pavone a Fox News. "Se mató a seres humanos reales".

"Hay dos razones para enterrarlos", argumenta el sacerdote.

‚Äć"Una es honrar adecuadamente a estos ni√Īos que fueron por supuesto deshonrados por lo que Gosnell les hizo.

La segunda es que hay que avisar al p√ļblico, concienciar de que estamos hablando de aut√©nticos asesinatos aqu√≠".

Pavone explica además que ha contactado con el juez del caso para ver si el doctor Gosnell estaría dispuesto a encontrarse con el sacerdote.

Puede encontrar mas detalles en www.priestsforlife.org/spanish/.

‚ÄćEl juicio por el caso del doctor Gosnell se reanuda el lunes.

Esta semana, la defensa del doctor renunció a hacer declarar al acusado y a los testigos de la defensa.

El juez decidi√≥ desestimar algunas de las acusaciones, pero quedan a√ļn muchas de gran gravedad.

REMATABA A LOS QUE NAC√ćAN VIVOS

Una antigua trabajadora del abortorio, Kareema Cross, declar√≥ en el juicio contra Gosnell, acusado de infanticidio y de provocar la muerte de mujeres, que al menos vio a diez ni√Īos que respiraban despu√©s de haberles perpetrado un aborto que result√≥ fallido.

Cross tom√≥ im√°genes de ni√Īos en el tercer trimestre de gestaci√≥n arrojados vivos en cajas de zapatos, que respiraban y se mov√≠an, seg√ļn declaraciones del juicio recogidas por LifeNews.

La ex trabajadora tambi√©n declar√≥ que Gosnell manipulaba las ecograf√≠as para que estas no revelasen que los ni√Īos que iba a abortar ten√≠an m√°s de 24 semanas de gestaci√≥n.

La droga digoxina que Gosnell aplicaba a los no nacidos para pararles el coraz√≥n (el mismo m√©todo que usaba su colega el doctor Mor√≠n en Barcelona, como √©l mismo explic√≥ en el documental de la televisi√≥n danesa), muchas veces no funcionaba, y los ni√Īos sobreviv√≠an al aborto, para luego caer en las manos del abortista que los mataba cort√°ndoles la m√©dula espinal o arroj√°ndoles vivos a contenedores de desperdicios.

Una vez en la ausencia de Gosnell, Cross declaró que vio a un bebé ya muy grande que nació vivo y estaba dentro del inodoro.

Vio a sus peque√Īos brazos y piernas movi√©ndose en lo que parec√≠a un movimiento de nataci√≥n mientras luchaba por salir de la taza del inodoro, seg√ļn publica en otro art√≠culo LifeNews.

Este juicio contra el abortista Gosnell está siendo silenciado en algunos grandes medios de comunicación, pero por el contrario ha despertado mucho interés en Internet y la prensa de papel ha debatido sobre los efectos mediáticos de esta "casa de los horrores".

‚ÄćFuentes: Religi√≥n en Libertad

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Principios y Valores y Moral

Ver todo