Si hay alg√ļn argumento de peso que lo digan.
El argumento que florece en todo el mundo a favor de la legalizaci√≥n del matrimonio del mismo sexo, es que el matrimonio est√° relacionado ‚Äúsolamente con el amor, el compromiso y la estabilidad‚ÄĚ. Sin embargo, las uniones entre homosexuales son mucho menos estables, y por ende menos comprometidas, que las heterosexuales; duran menos tiempo como lo muestran las encuestas en todo el mundo. Lo que las hace entonces parecidos es el amor.

Por lo tanto lo que razonablemente queda para legitimar el matrimonio legal de homosexuales es el amor, o sea que al legalizar el matrimonio el estado bendice la emoci√≥n del amor. La primera duda es por qu√© el estado debe proteger este tipo de emociones ¬Ņen qu√© se diferencia la emoci√≥n del amor de otras emociones entre seres humanos para que deba ser protegida?Y la respuesta no existe, porque los abogados de la redefinici√≥n del matrimonio para dar cabida a las uniones gays, no se plantean definirlo, ya que basan su campa√Īa en el argumento efectista de la igualdad: los homosexuales tienen el mismo derecho en las leyes que los heterosexuales, incluso en la ley del matrimonio.

POR QUE NO SE PUEDE CASAR CAROLYN MOYNIHAN CON SU HERMANA

Carolyn Moynihan, de Mercatornet, se hace una pregunta como mujer:

¬Ņpor qu√© no me puedo casar con mi hermana?

Y pone el ejemplo del proyecto de ley de Nueva Zelanda, en que los revisionistas matrimonio han tomado la iniciativa para definir el matrimonio de manera de dar daría cabida a las parejas del mismo sexo.Esta ley, aprobada por dos tercios de los parlamentarios después de su debate en segunda lectura hace 15 días, tiene por objeto garantizar que la ley de matrimonio "no se aplique de manera discriminatoria".La Ley de Enmienda sobre el Matrimonio (Definición del Matrimonio):

"dejará claro que el matrimonio es una unión de dos personas con independencia de su sexo, orientación sexual o identidad de género", dice el preámbulo. "Con ello se garantizará que todas las personas, independientemente de su sexo, orientación sexual o identidad de género tendrán la oportunidad de casarse si así lo desean."

Eso suena muy inclusivo, ¬Ņno es as√≠?

PERO ESTA LA LEY DE MATRIMONIO DISCRIMINA A CIERTAS CLASES DE PERSONAS

No puedo, por ejemplo, casarme con mi hermana.Pero, ¬Ņpor qu√© no podr√≠a yo, en la √©poca feliz de la igualdad del matrimonio, casarme con mi hermana? ¬ŅCu√°l es la diferencia entre nosotras y las dos lesbianas que se presentan ante un celebrante del matrimonio?Ninguna pareja puede producir un ni√Īo, por lo que la raz√≥n habitual para que "hermanos" (hermano y hermana) no puedan casarse o tener una relaci√≥n sexual - un ni√Īo gen√©ticamente alterado - es irrelevante.

LA RELACI√ďN CON MI HERMANA ESTA RELACIONADA CON EL AMOR, EL COMPROMISO Y LA ESTABILIDAD

Los defensores de este cambio en la ley insisten en que el matrimonio est√° relacionado solamente con el amor, el compromiso y la estabilidad.Creo que la relaci√≥n entre mi hermana y yo cumple con esa descripci√≥n. Nos amamos y hemos vivido juntas por m√°s de 20 a√Īos. Estamos comprometidas la una con la otra y nos cuidamos una a la otra, somos due√Īas en conjunto de nuestra casa. Hemos cuidado de familiares dependientes y tambi√©n, en cierto momento, a una chica joven sin relaci√≥n. Ninguna de nosotras tiene sus propios hijos, pero somos capaces de criar a un ni√Īo, si nos sentimos inclinados a hacerlo.¬ŅQu√© parte de la definici√≥n del matrimonio como "la uni√≥n de dos personas sin importar su sexo, orientaci√≥n sexual o identidad de g√©nero" no nos encaja?

NO TIENEN INTENCI√ďN DE DEFINIR LO QUE ES EL MATRIMONIO Y EL AMOR

Sin embargo, a pesar de que se supone que deben definir el matrimonio, el propio t√©rmino no est√° definido.¬ŅQu√© significa la uni√≥n marital en una era de amor del mismo sexo? ¬ŅTiene que involucrar atracci√≥n sexual? Hay que decir en este punto que mi hermana y yo no tenemos ning√ļn inter√©s sexual una de la otra. Cabe la posibilidad de que las hermanas puedan tenerlo, pero nosotras no.¬ŅEs nuestro amor fraternal por lo tanto menos digno de reconocimiento p√ļblico por un certificado de matrimonio que el amor de dos lesbianas que est√°n involucrados rom√°nticamente?

¬ŅCU√ĀL ES EL INTER√ČS P√öBLICO SOBRE EL DESEO ROM√ĀNTICO Y LA ACTIVIDAD SEXUAL DE DOS MUJERES?

La ley debe explicar por qu√© es de inter√©s p√ļblico que dos mujeres que no son parientes consangu√≠neas est√©n juntas en la cama. Recuerde, mi hermana y yo tenemos una relaci√≥n amorosa, comprometida y estable, en la que compartimos nuestras vidas y bienes - igual, en aquellos aspectos que cualquier pareja lesbiana.En realidad lo que sucede es que el matrimonio est√° asociado con el romance porque el romance es el tipo de deseo que apunta a la uni√≥n corporal, con su potencial para engendrar hijos.Compa√Īeros del mismo sexo no pueden lograr tal uni√≥n no importa lo que hagan. En sentido estricto, por lo tanto, no pueden alcanzar la uni√≥n sexual en absoluto.Pueden tener encuentros sexuales en los que dan al otro placer y, sin duda, producen una sensaci√≥n de estar m√°s unidos, pero esto es una cosa muy diferente de la uni√≥n org√°nica que un hombre y una mujer logran en una relaci√≥n sexual - especialmente cuando da lugar a la concepci√≥n de un nuevo ser humano.

LO QUE LE DEBE INTERESAR AL ESTADO ES LA UNI√ďN QUE REPRODUCE LA SOCIEDAD

La uni√≥n org√°nica, que define el matrimonio conyugal, y su potencial para generar hijos, es la que crea el inter√©s del Estado en el matrimonio. El estado necesita los matrimonios para producir nuevos ciudadanos y asegurar que crezcan decentes y respetuosos de la ley. Es demasiado evidente en los datos de pobreza y abuso de Nueva Zelanda lo desastrosos que son para los ni√Īos y la sociedad cuando la cultura del matrimonio se viene abajo.Si el bien de la existencia de ni√Īos fuera el tema principal en el reconocimiento de parejas del mismo sexo, habr√≠a motivo para revisar las leyes existentes en materia de adopci√≥n y de uniones civiles, pero no lo es.Se ha dicho en repetidas ocasiones que este proyecto de ley se refiere al bien de parejas del mismo sexo, con o sin hijos, de su derecho a tener su amor igualmente reconocido por la sociedad neozelandesa.En el mejor de los casos, se trata de una demanda puramente sentimental. No es racional. No hay ninguna raz√≥n m√°s para que el estado bendiga las relaciones rom√°nticas de parejas que no pueden unirse sexualmente que las que hay para que bendiga el cari√Īo de dos hermanas.Fuentes:Carolyn Moynihan para MercatorNet, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)