‚ÄćPero posiblemente sea la que se est√° extendiendo m√°s en este momento, precisamente porque es dif√≠cil de detectar.
Quienes desarrollan una posesión demoníaca perfecta no presentan signos aterradores, como los que muestran las películas de Hollywood.
Si no más bien se muestran con una personalidad fría y sin alma, y se vinculan con los diferentes pecados que hoy están siendo aceptados por la sociedad, e incluso los promueven.

En este artículo explicamos que es la posesión perfecta para tu discernimiento.

QUE ES LA POSESI√ďN PERFECTA

La posesión perfecta es un estado en que la persona invita al demonio a poseerlo, a partir de su libre albedrío, consciente o inconscientemente.

Y coopera conscientemente con su mente y su voluntad, con el deseo malicioso del demonio.‚Äć

Sabiendo incluso que el objetivo del demonio es la destrucción del plan de Dios y de los seres humanos.

El padre Malaquías Martin dice que, cuando el demonio ha tomado el control completo, no hay nada que se pueda hacer, porque la persona poseída está totalmente perdida.

Padre Malaquías Martin

En los evangelios hay algunos casos en que Jes√ļs no expuls√≥ a los demonios como lo hizo habitualmente, como a Judas, y tampoco San Pedro exorciz√≥ a Anan√≠as ni San Pablo a Elymas; tal vez porque ellos ten√≠an una posesi√≥n perfecta.

La diferencia entre una posesi√≥n parcial y una posesi√≥n perfecta es que estas √ļltimas personas no quieren que los demonios se vayan.

Tambi√©n el padre Malaqu√≠as Martin nos dice que hay un √ļltimo reducto a partir del cual el pose√≠do puede lograr la voluntad para pedir ayuda.

‚ÄćDice concretamente,

"En todos los casos de posesi√≥n que llegan al extremo del exorcismo, el sujeto ha llegado a una encrucijada crucial: queda un peque√Īo rinc√≥n de reserva, todav√≠a brilla alg√ļn resplandor o recuerdo de la luz de Jes√ļs".
Padre Vince Lampert

‚ÄćUN CASO ACTUAL

Este caso es actual y lo referenció el exorcista padre Vincent Lampert, para dar una explicación que los exorcismos sólo se pueden llevar a cabo si la persona afectada lo consiente.

Relata el caso de una familia que estaba preocupada por un integrante a la que no le pudo ofrecer ninguna esperanza.

‚ÄúHab√≠a un se√Īor cuya familia puso en contacto conmigo.

Ellos estaban preocupados por él y yo fui a visitarlo.

Me dijo que a lo largo de su vida había cultivado relaciones con los demonios y con satanás.

Y que cuando muriera, era su deseo pasar la eternidad con estos demonios.

Me dijo: ‚ÄėS√© que mi familia est√° preocupada por m√≠, pero √©sta es la libre elecci√≥n que hago‚Äô.

As√≠ que en ese caso, t√ļ no puedes realmente forzar a alguien a un exorcismo en contra de su voluntad.

Todos tenemos libre albedrío.

Podemos rezar para que alguien pudiera tener un cambio de corazón (cambio en su manera de pensar).

Pero esta persona es alguien que estaba muy involucrado en el culto a los demonios.

Este hombre estaba perfectamente poseído.

√Čl hab√≠a establecido una relaci√≥n arm√≥nica con el mal en su vida.

Y √©l no estaba dispuesto a tener una larga conversaci√≥n conmigo al respecto‚ÄĚ.

Esto nos se√Īala que los seres humanos tenemos libre albedr√≠o y autonom√≠a.

Y cuando una persona se transforma, por ejemplo, en asesino en serie, no es porque fue vencida totalmente por el mal, sino que ha elegido también hacer el mal.

Tenemos un punto fijo de libertad de voluntad para decidir y no estamos determinados totalmente.

S√ćNTOMAS DE POSESI√ďN PERFECTA

Las personas que no creen en el mundo sobrenatural confunden las posesiones con la enfermedad mental.‚Äć

Y algunos psiquiatras y remiten casos a exorcistas cuando registran cambios sorprendentes en la personalidad del paciente, que no pueden explicar a través de la psiquiatría.

Estas personas pueden volverse impredecibles incluso violentas y conspirativas respecto a las personas amigas y de la familia.

Y esto sucede porque han entregado sus voluntades y el demonio ha tomado control completo de la persona.

El padre Malaquías Martin, que fue quien estudió más en profundidad el tema de la posesión perfecta, sostiene que una persona controlada por el mal absolutamente, da pocas indicaciones externas de que el demonio reside en su interior.

Por ejemplo, dice que estas personas no reaccionar√°n intempestivamente frente a un Crucifijo un Rosario, o cuando se les asperge agua bendita.

Incluso podr√°n hablar de temas religiosos manteniendo la calma.‚Äć

Estas personan pueden llegar a ser sofisticadas, y eso conspira contra un diagnóstico adecuado.

Pero hay algo que llama la atención, y que se puede advertir en sus ojos o en su tono de voz: una sensación de frialdad y de desprecio, algo inhumano, que lo pueden comprender mejor quienes han tenido experiencias con el maligno.

Pero lo más llamativo es la pérdida de calidad humana en estas personas, que es lo contrario a la propuesta de Dios.

‚ÄćEsto es lo que se ve en los asesinos en serie y en masa, seg√ļn lo que ha escrito la psiquiatra forense Helen Morrison en su libro "Mi vida entre los asesinos seriales".

‚ÄćElla los describe como completamente inhumanos, que carecen de empat√≠a y compasi√≥n, desconect√°ndose emocionalmente con sus v√≠ctimas, lo que hace su comportamiento escalofriante.

La Morrison dice en concreto,

"Para ellos, matar no es nada, nada en absoluto".

Paradojalmente es lo que está advirtiendo la policía en muchos países sobre la delincuencia juvenil, asociada a las drogas, que pierde en el sentido del valor de la vida y de los demás.

‚ÄćLa falta de empat√≠a de estas personas hace que los psic√≥logos las definan como psic√≥patas o soci√≥patas, pero no pueden explicar en detalle porque son as√≠.

En cambio, si se suma una explicación sobrenatural el diagnóstico entonces cierra.

Por ejemplo lo podemos ver en las declaraciones de un caso notorio como el asesinato del clan Manson en 1989, a siete personas, incluida la actriz Sharon Tate.

‚ÄćSusan Atkins, que fue quien mat√≥ a Sharon Tate, que estaba embarazada de ocho meses, dijo,

"Ni siquiera se parecían a las personas ...

No me identificaba con Sharon Tate como si fuera otra cosa que un maniquí de la tienda ...

No dejaba de mendigar y suplicar ...

y me cans√© de escucharla, as√≠ que la apu√Īal√©".

Incluso Charles Manson dijo su juicio,

"Ya he muerto, lo he estado toda mi vida".

Hitler y Mussolini

EL CASO DE HITLER

El caso de Adolfo Hitler muchas veces se menciona como de posesión, incluso perfecta.

‚ÄćEl padre Amorth ha dicho,

"Estoy convencido de que los nazis estaban todos poseídos.

Todo lo que tienes que hacer es pensar en lo que Hitler hizo.

Casi seguro que estaban poseídos por el diablo.

Se puede decir por su comportamiento y sus acciones".

Joseph Goebbels también ha dicho que había momentos en que Hitler le provocaba escalofríos.

‚ÄćSe menciona que el F√ľhrer ten√≠a terrores nocturnos y se lo encontraba con expresi√≥n angustiada murmurando,"¬°Es √©l! ¬°Es √©l! ¬°Est√° aqu√≠!", o tambi√©n "¬°Ah√≠! ¬°Ah√≠ en la esquina! ¬Ņqui√©n es?".

‚ÄćY repet√≠a n√ļmeros y palabras sin sentido y extra√Īas.

Pío XII creía que Hitler estaba poseído y hay testimonios de que realizó varios exorcismos a la distancia pero que no tuvieron efecto.
Incluso la estigmatizada m√≠stica Marta Robin menciona que Hitler y su pacto con el demonio que conten√≠a esta cl√°usula, "Dame al pueblo jud√≠o y yo te dar√© poder√≠o‚ÄĚ.

Y si uno mira lo que logró un hombre solitario como Hitler en su veloz ascensión al poder y las conquistas militares, podría concluir que hubo algo más detrás, que implicaría un apoyo sobrenatural.

Además en la década de 1920 en Alemania se habían extendido las sociedades secretas que dominaban de hechicería, como por ejemplo la Sociedad Thule, de la que eran integrantes Hitler y otros nazis.

FACTORES QUE VUELVEN VULNERABLE A LA PERSONA A UNA POSESI√ďN PERFECTA

El padre Gabriele Amorth considera que una persona puede ser poseída por tres razones: porque le hicieron un hechizo, porque se relacionó con gente o con actividades malignas, o por su condición pecaminosamente grave y endurecida.

Es esta tercera razón la que opera en los casos de posesión perfecta, porque la persona ha aceptado el mal con su libre albedrío, ya sea como resultado de un pecado habitual, como de un pacto con el demonio.

El padre Martin dice que simplemente incursionar con tableros de ouija, secciones de espiritismo, meditación trascendental, o eneagrama, puede predisponer a la persona para la posesión, porque está llenando un vacío en su alma.

‚ÄćPero tambi√©n hay otras actividades que afectan nuestra mente y nuestra voluntad, como el alcohol, abusar de drogas y la pornograf√≠a, que el fiscal Jay Gaskill ha denominado "malosin√≥genos".

‚ÄćY que incluyen estar expuesto sistem√°ticamente a m√ļsica obsesionada con la muerte, pel√≠culas violentas y macabras, y a esp√≠ritus anti vida.

‚ÄćPor lo tanto debemos considerar que la juventud est√° especialmente vulnerable en estos momentos para las posesiones perfectas.

‚ÄćDios nos dio la facultad de razonar para protegernos, pero ¬†si nosotros abdicamos de √Čl y abandonamos nuestro autocontrol, puede entrar algo en nosotros para que llene nuestro vac√≠o.

Y al respecto hay algo que ha dicho un consejero de Alcohólicos Anónimos, que la edad mental de un alcohólico en recuperación es menor que su edad cronológica, es la edad biológica del individuo cuando comenzó a beber por primera vez.

Lo que abre la especulación sobre quien produjo esto dentro del alcohólico.

EL FACTOR DE ENDURECIMIENTO EN EL PECADO

El relativismo moral de nuestra cultura lleva a bajar las precauciones sobre el pecado sistem√°tico.

Eric Fromm ha dicho que si una persona hace el mal se vuelve más malvado y que su corazón se endurecerá al punto que ya no es posible cambiar y arrepentirse.

Y Oscar Wilde dijo que, cuando una persona está dominada por la pasión y por el pecado, finalmente pierde la libertad de voluntad y se mueve hacia su terrible final, como un autómata.

Nuestra orientación hacia lo bueno se embota por las respectivas ofensas y vamos adquiriendo una identidad entre lo que hacemos y quienes somos.

Y esto vuelve m√°s improbable que recuperemos nuestro equilibrio moral; poco a poco nuestra alma va muriendo.

Al respecto hay una observación del psicólogo James Dobson hecha al asesino en serie Ted Bundy, quien a pesar de haber sido criado en un "hogar maravilloso y con padres dedicado y amorosos e ir regularmente al iglesia", su obsesión por la pornografía lo llevó al asesinato en serie.

‚ÄćSu amor por la pornograf√≠a lo llev√≥ a buscar cada vez m√°s sensaciones de excitaci√≥n, porque los estadios anteriores de pornograf√≠a ya no le excitaban.

Y a partir de ahí comenzó su carrera de asesinatos.

LA VINCULACI√ďN CON EL SATANISMO

Por su parte el padre Martin dice que el satanismo est√° a nuestro alrededor y que lo ignoramos a nuestro riesgo.

√Čl cita que se entrevist√≥ con el asesino en serie David Berkowitz, quien le confes√≥ que la fuente de su maldad era que durante muchos a√Īos hab√≠a sido miembro de una aquelarre sat√°nico.

‚ÄćTambi√©n Richard Ram√≠rez, otro asesino en serie, fue ac√≥lito de la iglesia de satan√°s y fan√°tico de la banda heavy metal AC/DC, que le cantaba al infierno y al diablo.

‚ÄćCuando fue arrestado dijo que era un ciervo de satan√°s que lo hab√≠a enviado a cometer el trabajo sucio y ten√≠a tatuada en la palma de la mano "¬°salve satan√°s!".

Y Charles Manson se había involucrado con Anton LaVey, sumo sacerdote de la iglesia de satanás.

De cualquier manera quienes se involucran con el maligno tienen que comprender que su agenda no es la nuestra; √©l odia a la humanidad y no cumplir√° ning√ļn pacto que establezca.
Y adem√°s no deben descartar que si se arrepienten la infinita misericordia y la gracia de Dios los van a acoger, porque no hay ning√ļn pecado imperdonable salvo el obstinado rechazo al amor de Dios.

Fuentes:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Demonio y Mal y Pecados

Ver todo