Y el mundo lo criticó, tanto en occidente como en el mundo islámico.
Pero como inexorablemente se est√° cumpliendo, todos le debemos una disculpa a Benedicto XVI.

EL DISCURSO DE RATISBONA ES DE LO M√ĀS TRASCENDENTE EN EL SIGLO XXI

Los que escriben las historias del siglo XXI pondrán en la lista de las cosas más trascendente de este siglo un discurso pronunciado en una universidad alemana hace más de una década.

En tan s√≥lo 4.000 palabras, lo que ahora llamamos el ‚ÄúDiscurso de Ratisbona‚ÄĚ logr√≥ identificar lapatolog√≠a interior que corroe gran parte del mundo.

En contra de la época de los sentimientos, Joseph Ratzinger ha mantenido sistemáticamente el poder de la razón en toda su plenitud.

Mostró cómo un colapso de la fe en las concepciones de cuerpo completo de la razón explica gran parte de desorden evidente de nuestro mundo.

Fue allí donde dejó claro que la razón purifica la fe de la superstición y el fanatismo.
.
Y la fe ensancha los horizontes de la razón para abordar las cuestiones más fundamentales de la vida.

Lo que dijo Benedicto XVI enfureció especialmente a muchos musulmanes, pero también atrajo el desprecio de algunos progresistas.

Quince a√Īos despu√©s del 9/11, la respuesta al terror islamista se est√° volviendo m√°s y m√°s confusa.

Sin embargo ha habido raros momentos de claridad desde el 9/11, y uno de estos ha sido la profec√≠a de Benedicto XVI de hace 10 a√Īos.

Peregrinos a Ratisbona en el 2006

EL MUNDO DEBE REFLEXIONAR SOBRE LO QUE DIJO EL PAPA BENEDICTO XVI

Hoy en día, las noticias están mostrando a cualquiera que tenga ojos para ver lo que el Corán leído textualmente produce en la acción realmente.

Pero la Europa moderna secularizada no lo har√° porque no cree en los textos sagrados.

Para un europeo pensar que alguien crea en la religión es un imposible.

Ni siquiera reconocen una espada cuando les est√° presionando en el cuello.

El Papa Benedicto XVI explicó su tesis refiriéndose a una discusión, un diálogo, llevado a cabo, tal vez en 1391, en los cuarteles de invierno cerca de Ankara.

Fue protagonista el docto emperador bizantino Manuel II Paleólogo sobre el tema del Islam, la amenaza que, en la forma del Imperio otomano, era la fuerza que tenía delante.

El Papa Benedicto, que lo describi√≥ como ‚Äúun persa culto sobre el cristianismo y el Islam‚ÄĚ, dijo que Pale√≥logo asever√≥,

‚ÄúMu√©strame lo que Mahoma ha tra√≠do de nuevo, y all√≠ encontrar√°s solamente cosas malvadas e inhumanas, tales como su directiva de difundir por la espada la fe que √©l predicaba‚ÄĚ.

El Papa se√Īal√≥ que el comentario fue hecho en alg√ļn momento ‚Äúdurante el asedio de Constantinopla entre 1394 y 1402‚Ä≥.

El Papa tambi√©n se√Īal√≥ que el emperador habl√≥ con ‚Äúbrusquedad sorprendente, brusquedad que para nosotros es inaceptable‚ÄĚ.

Pero es evidente que el emperador era también un hombre en posición de hablar desde su experiencia personal.

musulmanes critican a benedicto xvi en 2006

EL FANATISMO PERNICIOSO DE LA FE

Para Manuel II ‚Äď y Benedicto XVI ‚Äď la vida, los derechos humanos y la oportunidad de vivir entre diferentes religiones est√°n garantizados √ļnicamente por una fe en la raz√≥n.

Como una herramienta capaz de conocer la verdad que se aplica a todos, cristianos y musulmanes, creyentes y no creyentes.

Sin esta fe en la razón y con la fe depositada en que la verdad se decide por cual los ejércitos gana, entonces se trata de quien es más capaz de explotar más bombas.

La verdad ‚Äď y Dios, que es verdad ‚Äď se convierten en simples funciones de la violencia.

San Juan Pablo II, en su encíclica Fides et ratio, recuerda que para volar el hombre necesita dos alas, la fe y la razón.

Si el ala de la razón se vuelve hipertrófica a expensas de la fe, nos encontramos frente a la laicidad.
.
Si el ala de la fe se convierte en un ala hipertrófica a expensas de la razón, es el fundamentalismo, y es lo que le sucede al terrorismo islámico.

El hombre, como el avión, necesita dos alas para volar. De lo contrario, no vuela y se estrella.

La Iglesia no promueve en absoluto un desarrollo anormal de la fe contra el ala de la razón.

Advierte por tanto de los dos males del momento.

De las consecuencias de la laicidad, donde la razón niega la fe y del fundamentalismo que no usa la razón.

En Ratisbona, Benedicto XVI se centró en el problema del Islam.
.
Que en un momento de su historia, asustado por las formas de racionalismo, que sedujo a muchos de sus filósofos, cerró el diálogo fructífero que se había iniciado con la cultura griega.
.
Quemó los libros de filosofía, y a veces quemó incluso a filósofos.

Pero para evitar el racionalismo, cayó en el error opuesto de fideísmo, que se convirtió en la política del siglo XX que sería llamada fundamentalismo.

Benedicto XVI ha indicado que el di√°logo con el Islam es obligatorio.

Un di√°logo, sin embargo, que no escatime en indicar la cantidad de da√Īo que hizo a los musulmanes la separaci√≥n de la fe y la raz√≥n.

Y que muestre cómo esta separación conduce inevitablemente a la violencia.

benedicto xvia aspergendo agua bendita

LAS ACUSACIONES QUE BENEDICTO XVI RECIBI√ď POR EL DISCURSO

Desde su discurso de 2006, el Papa Benedicto XVI ha escuchado las constantes acusaciones, repetidas sin cesar por la prensa occidental.

Que sus observaciones eran ‚Äúofensivas‚ÄĚ, que su ‚Äúmetedura de pata‚ÄĚ sobre el Islam caus√≥ la violencia que sigui√≥.

Pero ¬Ņqu√© dijo?
.
Llamó en voz baja a un retorno a la supremacía de la razón en el discurso religioso.
.
Y cortésmente pidió a los musulmanes abjurar de la violencia.

Los medios de comunicación seculares occidentales petulantes, ocupados en sus ataques a uno de sus blancos favoritos, no citaron el resto del párrafo.

Pero se puede encontrar la tesis no sólo en la conferencia del Papa Benedicto XVI, sino que es la respuesta verdadera del cristianismo a la violencia incontrolada del islamismo. Y a nuestro propio libertinaje.

La raz√≥n y la fe, ‚ÄúFides et ratio‚ÄĚ y su colaboraci√≥n armoniosa son necesarias para crear un orden civil moral y justo.

“El emperador [Manuel II], después de haberse expresado de un modo tan duro, va a explicar en detalle las razones por las cuales la difusión de la fe mediante la violencia es algo irracional.
.
La violencia es incompatible con la naturaleza de Dios y la naturaleza del alma‚ÄĚ,
dijo el Papa Benedicto XVI.

¬ŅC√≥mo puede estar pasando esto en un mundo ‚Äúglobalizado‚ÄĚ? ¬ŅQu√© le ha pasado a nuestra ‚Äúaldea global‚ÄĚ?

¬ŅNo ha tenido la modernidad, con todas sus comodidades y distracciones, el logro de civilizar y domesticar al mundo entero?

√Čl cit√≥ a Pale√≥logo:

‚ÄúDios‚Ķ no goza con la sangre ‚Äď y no actuar seg√ļn la raz√≥n es contrario a la naturaleza de Dios.

La fe es fruto del alma, no del cuerpo.

Quien quiere llevar a alguien a la fe necesita la capacidad de hablar bien y de razonar correctamente, sin violencia ni amenazas…

Para convencer a un alma razonable no hay que recurrir a un brazo fuerte, o a armas de ning√ļn tipo, o cualquier otro medio de amenaza de muerte‚Ķ‚ÄĚ
benedicto xvi

LAS PALABRAS DE BENEDICTO XVI SON PROFUNDAMENTE SENSATAS

Cuando las imágenes procedentes del terrorismo islámico nos aturden y abruman, las palabras de Benedicto XVI y Manuel II Paleólogo suenan bien sensatas y humildes.

Frente a este resurgimiento moderno de la antigua amenaza de tales barbaridades, cada vez es más difícil para los intelectuales liberales occidentales continuar haciéndose eco de sus antiguos mantras.

La dura verdad debe ser enfrentada con el tiempo, incluso por los menos decididos.
.
No todos en el mundo piensan de la misma manera, tiene los mismos valores, tiene los mismos objetivos.
.
No todas las culturas tienen igual valor. No todos los hombres est√°n igualmente correctos en lo que creen.

El arzobispo Amel Nona, el caldeo cat√≥lico de Mosul, dijo sin rodeos, y sin las sutilezas requeridas por el p√ļblico acad√©mico civilizado, que el tiempo para complacer nuestras fantas√≠as liberales confortables ha terminado.

Y dijo:

‚ÄúNuestros sufrimientos de hoy son el preludio de lo que ustedes, los europeos y los cristianos occidentales, tambi√©n van a sufrir en el futuro cercano‚ÄĚ.

Y él nos advierte:

‚ÄúTambi√©n, ustedes est√°n en peligro. Ustedes deben tomar decisiones fuertes y valientes, aun a costa de contradecir sus principios‚ÄĚ.

¡Y vaya si esta profecía no se esta cumpliendo en Europa a través de los atentados!

cristianos rezando en iglesia destruida

Ni√Īas cristianas rezando en iglesia atacada y destru√≠da por musulmanes

CONTESTACI√ďN A LOS FIJADOS EN LA INTERPRETACI√ďN EQUIVOCADA DE LA LUMEN GENTIUM

Esta reflexión de Benedicto XVI es buena para contestar a quienes han quedado fijados a la interpretación del Concilio Vaticano II, que en Lumen Gentium, en el capítulo II-16 dice:

‚Ķel designio de salvaci√≥n abarca tambi√©n a los que reconocen al Creador, entre los cuales est√°n en primer lugar los musulmanes, que, confesando adherirse a la fe de Abraham, adoran con nosotros a un Dios √ļnico, misericordioso, que juzgar√° a los hombres en el d√≠a postrero.

Y que ellos interpretan que los padres conciliares quisieron decir que es el mismo Dios, ‚Äėin totum‚Äô.
.
Pero sin embargo el texto conciliar no llega a manifestar que se trata de la misma configuración del mismo Dios.
.

O dicho de otra forma, que rescatan, o le son reveladas, las mismas caracter√≠sticas del Dios √ļnico.
musulman destruyendo una cruz

LA VIOLENCIA INHERENTE

Un anillo de fuego parece rodear y cruzar a través del mundo islámico, como si algo violento fuera inherente a la mente islámica.

Por ejemplo pensemos en el corte de manos, la lapidación o el castigo a latigazos.

¬ŅPor qu√© hay tanta violencia?

Hace cien a√Īos, el Padre Gabriel Oussani (ning√ļn extra√Īo al Islam, sino alguien nacido y criado en la Turqu√≠a en el siglo XIX) escribi√≥ este p√°rrafo final de la Enciclopedia Cat√≥lica en art√≠culo sobre Mahoma y el islamismo, que debe permanecer en la memoria de los cristianos de todos los tiempos:

El Profeta ordenó una sumisión absoluta al imán.
.
En ning√ļn caso la espada puede ser levantada en su contra.
.
Los derechos de los sujetos no musulmanes son del tipo m√°s vago y m√°s limitado.
.
Y la guerra de religi√≥n es un deber sagrado cuando hay una posibilidad de √©xito contra el ‚Äúinfiel‚ÄĚ.
Las persecuciones del musulmán medieval y moderno, especialmente de Turquía, tanto a judíos como a los cristianos, son quizás el mejor ejemplo de este espíritu.
caballo de troya musulman

ESTA SITUACI√ďN SE ESTA DESARROLLANDO COMO UNA TRAGEDIA GRIEGA

Los ataques terroristas que se estan sucediendo en Europa tuvieron toda la inevitabilidad de una tragedia griega: eran totalmente predecibles.

Sin embargo, muchos reaccionaron con ‚Äúshock‚ÄĚ, incluyendo a Angela Merkel, el ex presidente Francois Hollande, y el Vaticano.

Después de los atentados de la Torres Gemelas en los Estados Unidos, los atentados de 2004 en Madrid, que mataron a casi 200 e hirieron a 2000; y los que le siguieron con una frecuencia ascendente ya no hay excusas.

Los líderes mundiales no tienen excusas imaginables para estar en shock y sorprendidos por el terrorismo que se produce en medio de las ciudades occidentales.

¬ŅAlguien puede a√ļn estar sorprendido?
.
La respuesta, creo, es que las personas que se sorprenden a√ļn se aferran a una falsa narrativa sobre el Islam.
.
El relato dice que el Islam, al igual que todas las otras religiones, es una religión de paz y que los terroristas no son musulmanes.

Esto es parte de un paquete de otros relatos conectados: que la naturaleza humana es esencialmente buena, que todas las personas comparten los valores universales, y que con el paso del tiempo todos nos hemos vuelto mucho m√°s iluminados que nuestros antepasados.

Al igual que con otras creencias profundamente arraigadas, los hechos que desafían la narrativa tienden a ser ignorados.

¬ŅQu√© se necesita para despertar a la gente? Es una pregunta que se oye a menudo.

musulmanes protestando en europa

La respuesta es que van a despertar cuando presten atención a los hechos en lugar de a las narrativas.

De hecho, muchos ya han despertado.

Estas son por lo general personas que no están profundamente blindadas por el pensamiento de moda y por lo tanto son capaces de dejar de lado los relatos empujados por las élites.

El problema radica en las propias élites.

Reconocer el patrón del terrorismo musulmán sería admitir que han estado seriamente equivocadas.

Y significa renunciar a la irrealidad de sus suposiciones sobre el mundo.

Así que podemos esperar que continuarán durante mucho tiempo tratando cada nueva atrocidad como un evento sorprendente e inexplicable.

Por ejemplo, un informe de la AP comienza de la siguiente manera:

‚ÄúEl p√ļblico nunca podr√° saber que motiv√≥ a un hombre de 24 a√Īos, para matar a cuatro marines y un marinero en un ataque a la base naval de Chattanooga en julio pasado‚ÄĚ

¬ŅPodr√≠a ser que el motivo de Mohammed Youssef Abdulazeez hubiera tenido algo que ver con el Islam?

Existe abundante evidencia de que es así. Pero los defensores oficiales de la narrativa no pueden decidirse a admitirlo.

Desafortunadamente, muchos líderes católicos se involucran con estas mismas narraciones falsas.

Los memes que son populares entre las élites de opinión son populares entre ellos, como por ejemplo que la violencia no tiene nada que ver con el Islam, que la inmigración es no es un peligro, y que todas las culturas comparten los mismos valores.

¡Cuidado que no estamos queriendo decir que la mayoría de los musulmanes son terroristas!

Por supuesto, cuanto más tiempo la gente incurra en estas narraciones, más carnicería habrá.
.
Esto se debe a que las acciones que son necesarias para detener el terror est√°n prohibidas por la narrativa.
.
Como la vigilancia a las mezquitas, un alto a la inmigración masiva musulmana, la exposición de las líneas de falla de la ideología Islámica.

Y a pesar de que los representantes de ISIS han declarado que planean aprovechar la crisis de los refugiados escondi√©ndose entre los refugiados inocentes, el jefe de Seguridad Nacional ha dicho que no ‚Äúsabemos mucho‚ÄĚ acerca de los refugiados sirios que buscan el reasentamiento en los EE.UU.

Los obispos de Estados Unidos, junto con otros líderes occidentales, parecen estar dando la bienvenida a un desastre casi inevitable.

Como hemos dicho, todo el asunto est√° desarroll√°ndose como una tragedia griega.
.
Y las tragedias griegas, como sabemos, comienzan con la arrogancia, con líderes que están demasiado seguros de sí mismos y de su juicio.
.
Nuestra tragedia actual parece estar moviéndose inexorablemente hacia su conclusión fatal.
Por todo esto es que el discurso de el papa Benedicto XVI en Ratisbona ha sido profético, por poner sobre la mesa el fondo del problema.

‚Äć

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Noticias

Ver todo