Y la historia probablemente le haya dado la raz贸n.
Es significativo que su descubrimiento haya llegado hasta nuestra 茅poca como el verdadero descubrimiento del nuevo continente.
Lo cual puede interpretarse como un plan de Dios guiando la epopeya.
Pero tambi茅n llama la atenci贸n el encono con el que algunos hoy se expresan sobre Col贸n, hasta llegar a destruir sus estatuas.
Lo que demuestra que all铆 hay una batalla espiritual.
Carabela de Colon navegando
Su fuerte devoci贸n franciscana le llev贸 a insistir permanentemente en la conversi贸n de los paganos.
Al punto que estuvo listo a consagrar todos sus bienes y los a帽os restantes de su vida a volver a navegar con el prop贸sito de rescatar el Santo Sepulcro de las manos de los infieles (musulmanes).

Adem谩s fue central para la providencia que Col贸n era un navegante comercial.

Y en ese momento el Estado Isl谩mico que hab铆a invadido Europa hab铆a cortado las rutas hacia India y China.

Present谩ndose as铆 una oportunidad ideal para ir hacia occidente tratando de llegar a esas regiones para seguir comerciando.

descubrimiento de america

LOS PROFETAS DE LA BIBLIA PROFETIZARON EL DESCUBRIMIENTO DE AM脡RICA

Los profetas ya lo hab铆an predicho, hasta el mismo Col贸n conoc铆a los vaticinios divinos.

Y el traspaso de Jerusal茅n, que est谩 en Espa帽a (el 鈥淪efarad鈥), poseer谩 las ciudades del Mediod铆a.

Y subir谩n salvadores al monte de Si贸n, los cuales juzgar谩n al monte de Esa煤: y el reino ser谩 para el Se帽or鈥 (Ab 1,20-21).

Abd铆as es el m谩s breve de los profetas; est谩 hablando del intercambio del pueblo elegido (el antiguo Esa煤, que vendi贸 su primogenitura) a un pueblo nuevo (Jacob, la Iglesia, Espa帽a).

Por las 鈥渃iudades del Mediod铆a鈥, se refiere a los pueblos que est谩n hacia el Occidente, hacia lo que hoy es Am茅rica.

Espa帽a ser谩 el portaestandarte de la Iglesia que llevar谩, cual un nuevo Israel con sus Reyes Cat贸licos, la Fe por doquier.

M谩s claro, puede advertirse la voluntad de Dios en el profeta Isa铆as, el 鈥渆vangelista鈥 de la Encarnaci贸n del Verbo:

隆Ay, tierra (Espa帽a) de susurro de alas, la de m谩s all谩 de los r铆os de Kus (Etiop铆a), la que env铆a por mar embajadores, y en barcos de papiros sobre las aguas!

Id, mensajeros veloces, a la naci贸n esbelta y de brillante piel, al pueblo temible desde siempre, naci贸n vigorosa y dominadora, cuya tierra surcan r铆os (鈥 )

Pues antes de la siega, al acabar la floraci贸n (鈥).

En aquel tiempo se presentar谩 un obsequio a Yahve Sabaoth (鈥) de parte de un pueblo esbelto y de brillante piel, y de parte de un pueblo temible desde siempre, naci贸n 聽vigorosa y dominadora, cuya tierra surcan r铆os鈥 (Is 18,1-7).

Fue, seg煤n narra Zacar铆as de Vizcarra el obispo de Burgos, Pablo de Santa Mar铆a (+ 1435), quien aplic贸 esta profec铆a de extra帽a interpretaci贸n al futuro descubrimiento de tierras por parte de Espa帽a.

Y hay m谩s en Isa铆as,

鈥溌縌ui茅nes son 茅stos que como nube vuelan, como palomas a sus palomares?

Los barcos se juntan para m铆, los nav铆os de Tarsis en cabeza, para traer a tus hijos de lejos, junto con su plata y su oro, por el nombre de Yahv茅 tu Dios y por el Santo de Israel, que te hermosea鈥. (Is. 60, 8-9).

Observen ese 鈥淭arsis鈥 que en la ex茅gesis b铆blica acostumbra a identificarse con Espa帽a.

Como de hecho hizo en su libro 鈥淟a infancia de Jes煤s鈥 el Papa Em茅rito Benedicto XVI cuando hablando de los magos de Oriente afirmaba:

鈥淟a promesa contenida en estos textos extiende la proveniencia de estos hombres hasta el extremo occidente (Tarsis-Tartessos en Espa帽a) pero鈥︹.

Replica de las Carabelas de Colon

LA BIBLIA EN EL PENSAMIENTO DE COL脫N EN EL DESCUBRIMIENTO DE AM脡RICA

Pero adem谩s de que el descubrimiento parece haber sido profetizado en la Biblia, Col贸n se bas贸 en ello para legitimar su acci贸n.

El d铆a 18 de Octubre de 1492 Col贸n envi贸 una carta a los Reyes desde Santo Domingo, comenz谩ndola as铆:

鈥淟a Santa Trinidad movi贸 a Vuestras Altezas y por su infinita bondad me hizo a mi mensajero de ello鈥.

En esta carta el Descubridor menciona la Biblia como fundamento para su acci贸n que lo llevo al encuentro del Nuevo 聽Mundo.

Luego continu贸 as铆:

鈥淵o 聽bien que llevase fatiga, estaba bien seguro que esto no vendr铆a a menos, porque es verdad, que todo pasara, pero no la Palabra de Dios, y se cumplir谩 todo lo dicho.

El habl贸 de estas tierras a trav茅s de la boca de Isa铆as en tantos lugares de su Escritura, afirmando que desde Espa帽a les ser铆a divulgado su Santo Nombre鈥.

Col贸n tambi茅n tiene la idea que ha encontrado el Ed茅n:

La Sacra Escritura testifica que nuestro Se帽or hizo el para铆so terrenal y en 茅l puso el 谩rbol de la vida y de 茅l sale una fuente de donde vienen los cuatro r铆os principales: Ganges, Tigris, Eufrates y Nilo鈥.

Otro acercamiento escatol贸gico a su trabajo, lo encontramos en una carta de fines del a帽o 1500.

En ella Col贸n menciona que Dios le hizo o铆r una promesa que sin duda 茅l la tom贸 de la Biblia.

Es la frase sobre el nuevo cielo y la nueva tierra que encontramos en el libro de San Pedro, el cual a su vez cita al Profeta Daniel.

Pero no s贸lo esto; en esa misma carta escribe parafraseando al profeta Isa铆as 鈥渜ue me hiciera de ello 聽mensajero鈥.

En la misma carta escribe:

鈥溌縌ui茅n duda que este 聽alumbramiento no fuese del Esp铆ritu?

As铆 como a m铆 el cual con rayos de claridad maravillosa consol贸 con su Santa y Sacra Escritura, 聽44 libros del Viejo Testamento y 4 Evangelios, con 23 Ep铆stolas, aviv谩ndome que yo prosiga y contin煤e sin cesar un momento y con gran prisa鈥.

Col贸n consider贸 su haza帽a como el inicio de la profec铆a de Jesucristo, que el Evangelio ser铆a predicado por todo el mundo antes del fin de los tiempos.

Una de las convicciones de Col贸n era que su empresa no era un acto cient铆fico, seg煤n sus palabras:

鈥淵o dije que para la ejecuci贸n de la empresa de las Indias no aprovecho 聽raz贸n, 聽matem谩tica ni mapamundi (隆que no es verdad!); llanamente se cumple lo que dijo Isa铆as y esto es lo que deseo escribir y transmitir aqu铆.鈥

Prosigue nuestro Almirante citando al IV Libro de Esdras, vers铆culos 42 y 47 del capitulo 7:

El tercer d铆a mandaste que las aguas se reuniesen en la s茅ptima parte de la tierra;

Secaste sus partes y las dejasteis secas a fin de que plantadas por Dios y cultivadas por el hombre te sirviesen.

El quinto d铆a dejaste a la s茅ptima parte, donde estaban reunidas las aguas que produjesen criaturas vivas, aves, peces y as铆 fue鈥.

驴Hubo 聽una experiencia espiritual que lo persuadi贸 a buscar apoyo en la palabra de Dios y luego compartirla con los dem谩s? 聽

Algunos cr铆ticos de Col贸n dicen que consideraba la Biblia como m谩xima autoridad con el 聽fin 聽de que nadie refutara su proyecto.

Es tanto, que a煤n no ha podido ser rebatida la ir贸nica afirmaci贸n del investigador mexicano Ram贸n Iglesias:

鈥淢谩s que ser Col贸n el siervo de Dios, era Dios el siervo de Col贸n鈥.

Lo que Col贸n dice es que al evaluar su vida comprendi贸 que ha sido guiado por el esp铆ritu de Dios.

Ya que en 茅l se han cumplido las profec铆as, de tal forma que aquellos hechos b铆blicos que le parec铆an tan maravillosos, volvieron a ser realidad.

Se podr铆a decir que era una presunci贸n y un mesianismo excesivo.

Los enemigos del Descubridor notan que ese era el lado d茅bil de Col贸n.

No era el 煤nico en su 茅poca y tampoco durante la historia de la humanidad, cuya debilidad consisti贸 en sentirse escogido.

Pero tambi茅n era un navegante comercial y la oportunidad le lleg贸 cuando los musulmanes cortaron las rutas hacia las Indias.

Retrato de Cristobal Colon

EL CIERRE DE LAS RUTAS A ORIENTE POR PARTE DEL ESTADO ISL脕MICO

Col贸n revel贸 su motivaci贸n para zarpar 3 de agosto de 1492.
Con la Ni帽a, la Pinta y la Santa Mar铆a en su primer viaje para encontrar una ruta mar铆tima a la India y China.
Porque el estado isl谩mico otomano hab铆a cerrado las rutas terrestres casi 40 a帽os antes.
El Estado Isl谩mico de aquel momento ocup贸 gran parte de Europa.
Comenz贸 cuando los cruzados musulmanes, llamados 鈥渕oros鈥, invadieron Espa帽a en el a帽o 711 dC.
Con una caballer铆a de 80000 moros empu帽ando sus espadas cimitarras, que pasaba por todos lados como una tormenta desoladora.
En la Cr贸nica moz谩rabe, 754, se registra que miles de iglesias fueron quemadas y 鈥渟贸lo Dios sabe el n煤mero de los muertos鈥.

En el 846 dC, 11000 musulmanes saquearon Roma, Italia, y saquearon la bas铆lica de San Pedro, profanando su tumba.

Hicieron lo mismo con restos de San Pablo que estaban en la Iglesia San Pablo Extramuros.

Despu茅s de esta incursi贸n, Le贸n IV decidi贸 construir un muro alrededor de la Ciudad del Vaticano.

En 1011, los musulmanes mataron a 2000 en C贸rdoba, Espa帽a.

En 1066, los musulmanes masacraron a 5000 Jud铆os en Granada, Espa帽a.

En 1189, los musulmanes atacaron Lisboa, Portugal, y esclavizaron a 3000 mujeres y ni帽os.

En 1191, los musulmanes atacaron Silves, Portugal, esclavizando a otros 3000.

El Cid combatiendo contra los Moros

Y hubo varias 贸rdenes cat贸licas como las de la Merced, que se organizaron para rescatar a esclavos cristianos.

Tom贸 m谩s de 700 a帽os expulsar a los musulmanes fuera de Espa帽a, en lo que se llam贸 la 鈥渞econquista鈥.

En 1085, el Reino de Castilla liber贸 a Toledo del control musulm谩n.

El caballero espa帽ol Rodrigo D铆az, conocido como 鈥淓l Cid鈥, expuls贸 a los musulmanes de Valencia en 1094.

En 1119, el Reino de Arag贸n luch贸 y liber贸 a la ciudad de Zaragoza del poder de los musulmanes.

Los musulmanes turcos otomanos hab铆an conquistado Constantinopla.
Poniendo fin a las rutas comerciales de la tierra desde el este de Europa a la India y China.
Esto dio lugar a los exploradores europeos en busca de una ruta mar铆tima alternativa.
Estatua de Colon en su sala en la Carabela

UNA EMPRESA COMERCIAL Y MESI脕NICA

Col贸n consign贸 en 鈥淓l Libro de la Primera Navegaci贸n鈥 que la suya se trataba de una navegaci贸n con un fin comercial y religioso:

鈥淎 trav茅s de la informaci贸n que hab铆a dado a sus Altezas relativas a las tierras de la India, y de un pr铆ncipe que es llamado Gran Khan鈥

Sus Altezas, como cristianos cat贸licos y Pr铆ncipes dedicados a la Santa Fe Cristiana y propagadores de los mismos, enemigos de la secta de Mahoma y de todas idolatr铆as y herej铆as, decidieron enviarme, Crist贸bal Col贸n, a dichas regiones de la India, a ver a los dichos pr铆ncipes y a los pueblos鈥

De manera en que pueda llevarse a cabo su conversi贸n a nuestra Santa Fe...鈥

Habr铆a que considerar entonces que Col贸n descubri贸 involuntariamente el Nuevo Mundo por culpa del Estado Isl谩mico.
El que cort贸 las rutas terrestres a la India y China, creando el impulso de que europeos exploraran en busca de rutas alternativas.

Col贸n concluy贸 su discurso ante el rey y la reina de Espa帽a:

鈥...y orden贸 que no deber铆a ir por tierra (la forma habitual) de ir al Oriente.

Sino por la ruta de Occidente, por lo que nadie hasta hoy en d铆a sabe a ciencia cierta que alguien haya ido鈥.

Colon descubre America

Col贸n declar贸 en su 鈥淟ibro de las Profec铆as鈥, escrito entre su tercer y cuarto viajes:

鈥淧as茅 siete a帽os en su corte real discutiendo el caso con muchas personas de autoridad y aprendiendo todas las artes.
Y al final se lleg贸 a la conclusi贸n de que todo era absurdo...
Sin embargo, el resultado ser谩 el cumplimiento de lo que dijo nuestro Redentor Jesucristo...
Que todo lo escrito por 茅l y por los profetas se cumpla鈥.

Col贸n continu贸:

Las Sagradas Escrituras testifican... que este mundo llegar谩 a su fin...

San Agust铆n dice que el fin de este mundo se producir谩 en el s茅ptimo milenio despu茅s de la creaci贸n鈥.

No faltan m谩s de 155 a帽os... y en ese momento... el mundo llegar谩 a su fin鈥.

鈥... El signo que Nuestro Se帽or est谩 acelerando el fin del mundo es la predicaci贸n del Evangelio recientemente en muchas tierras

Col贸n termin贸 afirmando, como ya dijimos :

鈥淵a he dicho que para la ejecuci贸n de la empresa de las Indias, ni la raz贸n, ni las matem谩ticas, ni los mapas del mundo eran rentables para m铆; m谩s bien se cumpli贸 la profec铆a de Isa铆as鈥.
Tumba de cristobal Colon en Sevilla

OTROS MITOS Y REALIDADES SOBRE CRIST脫BAL COL脫N

Su figura est谩 llena de fantas铆as e inexactitudes.

Aqu铆 informamos sobre la irrealidad de otros cinco mitos sobre 茅l.

MITO: Col贸n navegaba para probar que el mundo era redondo.
REALIDAD: Cada persona educada a finales del siglo XV, sab铆a que la tierra era una esfera, un hecho conocido desde la antig眉edad.
Lo que estaba en disputa era la circunferencia de la Tierra, que Col贸n subestim贸 en una cuarta parte.
MITO: La Reina Isabel vendi贸 sus joyas de la corona para financiar el primer viaje.
REALIDAD: El tesoro real de Espa帽a se agot贸 despu茅s de la finalizaci贸n de la conquista de Granada a principios de 1492.
Sin embargo, Luis de Sant谩ngel, el tesorero real, fue capaz de obtener financiaci贸n a trav茅s del acercamiento a las Sociedades de las Cruzadas en todo el Mediterr谩neo.
As铆 como otros financistas 聽proveedores de fondos procedentes de Espa帽a y otros pa铆ses.
La corona puso muy poco para financiar el viaje.
estatua de colon de central park fondo
MITO: Hab铆a un sacerdote a bordo de la Santa Mar铆a en 1492.
REALIDAD: Debido a los peligros que implicaba, no hab铆a sacerdotes o frailes en el primer viaje, a pesar de la profunda piedad de Col贸n.
Muchas de las pinturas del primer desembarco en el Nuevo Mundo en San Salvador muestran un sacerdote con Col贸n - contrario a los hechos.
Hubo cinco sacerdotes en el segundo viaje: el benedictino Padre Buil, el jer贸nimo Padre Ram贸n Pane y tres franciscanos.
MITO: Col贸n introdujo la esclavitud al Nuevo Mundo.
REALIDAD: La esclavitud ya estaba muy extendida entre los indios nativos cuando Col贸n lleg贸.
Col贸n fue insistente en el trato justo de los ind铆genas, una pol铆tica que le gan贸 muchos enemigos como gobernador de La Espa帽ola.
Bartolom茅 de las Casas, un fraile espa帽ol que trabajaba por la protecci贸n de los indios, se apresura a vituperar a sus compatriotas por sus abusos graves, pero est谩 lleno nada m谩s que de respeto y admiraci贸n por Col贸n.
El sometimiento de masas y la importaci贸n de africanos a las Am茅ricas no comenzaron hasta una generaci贸n despu茅s de la muerte de Col贸n.
Y esto b谩sicamente por mercaderes musulmanes.
Cristobal Colon ante el Rey y la Reina de Espa帽a
MITO: Col贸n muri贸 en la miseria, en cadenas, en una prisi贸n espa帽ola.
REALIDAD: A pesar de que la corona espa帽ola se retract贸 de algunos de los privilegios prometidos a Col贸n, 茅l era relativamente rico en el momento de su muerte.
A pesar de que regres贸 a Espa帽a encadenado en 1500 despu茅s de su tercer viaje, el Rey y la Reina se disculparon por el malentendido y retiraron todos los cargos.
El 20 de mayo de 1506, en la vigilia de la Ascensi贸n, Crist贸bal Col贸n yac铆a en su lecho de muerte en su apartamento en Valladolid, rodeado por sus compa帽eros franciscanos y sus hijos.
A medida que los frailes cantaban las Completas, sus 煤ltimas palabras se hicieron eco de las de Cristo en la cruz:
En manus tuas, Domine, commendo spiritum meum (En tus manos, Se帽or, encomiendo mi esp铆ritu).

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Temas del mundo

Ver todo