Pocos saben es que Col贸n fue un ferviente cat贸lico, estudioso de la Biblia y de las profec铆as.
Y dotado de una l贸gica apocal铆ptica y mesi谩nica.
Que apuntaban a cumplir el plan de Dios de extender el cristianismo por todo el mundo.
Y restaurar Jerusal茅n en la consumaci贸n del tiempo final.
colon toma posesion de america dibujo
Este pensamiento apocal铆ptico de Col贸n tiene ciertas similitudes con lo que sucede hoy.
Porque buena parte de los cat贸licos est谩n esperando una intervenci贸n directa de Dios en la Tierra.
A trav茅s de un aviso a la humanidad, al que seguir谩 un castigo, lo cual se pronostica en una ventana de tiempo de aqu铆 a 20 a帽os.
Col贸n se ha convertido en un h茅roe mundial.
Pero no por su pensamiento mesi谩nico, sino porque descubri贸 una parte del planeta que no se conoc铆a formalmente.
Y quiz谩s ese haya sido el plan de Dios: que un hombre ansioso por expandir el catolicismo estuviera al frente de la primera colonizaci贸n.
Del que ser铆a el continente m谩s cat贸lico del mundo 600 a帽os despu茅s.

En este art铆culo queremos poner 茅nfasis que la caracter铆stica m谩s motivadora de su vida fue su fe.

Sus escritos y la documentaci贸n de sus contempor谩neos indican que Col贸n ten铆a una fe inquebrantable, en que 茅l era un instrumento en las manos de Dios para la misi贸n final.

Col贸n dir谩 en su Libro de las Profec铆as:

"Fue el Se帽or quien puso en mi mente (yo pude sentir su mano sobre m铆) el hecho de que ser铆a posible navegar de aqu铆 a las Indias.

Todos los que se enteraron de mi proyecto lo rechazaron con risa, me ridiculizaron.

No hay duda de que la inspiraci贸n era del Esp铆ritu Santo, porque 脡l me consol贸 con los rayos de la maravillosa inspiraci贸n de las Sagradas Escrituras".

carabelas de colon

驴QUI脡N ERA COL脫N? 驴UN ILUMINADO?

Nacido en o cerca de G茅nova, en el oto帽o de 1451, Col贸n fue el hijo de un maestro tejedor de lana.

Pero el primer amor del joven Crist贸foro era el mar, y en la edad adulta, se convirti贸 en un navegante experimentado y un hombre de negocios pr谩ctico.

Su hijo Fernando dice que Col贸n

"Ten铆a un cuerpo macizo, m谩s que estatura media, la cara larga, las mejillas un poco altas, su cuerpo no era ni obeso ni magro.

Ten铆a una nariz aguile帽a y ojos de color claro; su tez era demasiado blanca y tendiendo a rojo brillante.

En la juventud ten铆a el pelo rubio, pero cuando lleg贸 a la edad de treinta a帽os, se volvi贸 blanco.

En el comer y beber, y en su persona en general, fue muy moderado y modesto.

脡l era afable en la conversaci贸n con extra帽os y muy agradable para los de su casa, aunque con una cierta gravedad".

Su bi贸grafo contempor谩neo, Bartolom茅 de Las Casas, a帽ade que 茅l era

"Alto e imponente, de buen car谩cter, amable, atrevido, y un hombre piadoso y valiente.

Observaba los ayunos de la Iglesia fielmente, se confesaba y tomaba el Sacramento a menudo.

Le铆a los oficios can贸nicos como un miembro de una orden religiosa y odiaba la blasfemia, lo profano y jurar".

No hay duda de que Col贸n quer铆a escalar socialmente, porque era necesario con el fin de realizar sus objetivos.

Tambi茅n revelaba una terquedad exasperante y ten铆a una fuerte tendencia a exagerar.
Y a reordenar la realidad en su mente para que se ajustara a sus ideas preconcebidas.

Col贸n tuvo poca educaci贸n formal, pero se convirti贸 en altamente competente en idiomas, cosmograf铆a y ciencia n谩utica, atribuyendo todas sus habilidades para la inspiraci贸n del Esp铆ritu Santo.

"Para la ejecuci贸n de la empresa de las Indias, ni hice uso de raz贸n, ni matem谩ticas, ni mapas del mundo", escribi贸".

Quiz谩s nada molestaba a sus contempor谩neos m谩s que la afirmaci贸n franca de Col贸n que fue elegido por Dios.

"Dios me hizo el mensajero de los nuevos cielos y la nueva tierra, de los cuales habl贸 San Juan en el Apocalipsis despu茅s de haber hablado de 茅l por boca de Isa铆as".
Col贸n escribi贸 a un amigo y confidente de la reina, "y me mostr贸 d贸nde encontrarlo".

Col贸n estaba convencido de que la clave de su empresa era los dones espirituales que le dio el Se帽or:

"脡l me otorg贸 el arte de la mariner铆a en abundancia, y me ha dado lo que fuera necesario, la astronom铆a, la geometr铆a y la aritm茅tica; y me ha dado la inventiva adecuada en mi alma".

Col贸n estaba seguro que Dios le provey贸 estos dones para ser utilizados en su servicio, "anim谩ndome a seguir adelante, y sin cesar", inflam谩ndose con un sentido de gran urgencia.

LA B脷SQUEDA DE LAS INDIAS

Por una serie de razones, Asia hab铆a obsesionado europeos durante generaciones.

El Best Seller de la 茅poca eran los viajes de Marco Polo.

Marco Polo ten铆a 17 a帽os cuando sali贸 de Venecia para China en 1271 con su padre, Niccolo Polo, y su t铆o, Matteo Polo.

Juntos viajaron 9 mil kil贸metros al este para encontrarse con Kublai Khan, el nieto de Ghengis Khan.

Kublai Khan era emperador de China, Corea del Norte, India, Persia, Rusia y Hungr铆a.

El padre y el t铆o de Marco Polo se hab铆an encontrado con Kublai Khan en un viaje anterior.

Marco Polo fue empleado por Kublai Khan como por m谩s de 20 a帽os.

Marco Polo fue capturado durante la Batalla de Curzola en 1298.

Durante su encarcelamiento en G茅nova, Marco Polo dict贸 sus historias de Persia, China, Mongolia, el Lejano Oriente y la India a un compa帽ero prisionero, Rustichello da Pisa.

Cuyo escrito se convirti贸 en el best-seller de Europa Medieval, "Los viajes de Marco Polo".

El libro de Marco Polo fue apodado "Il Milione" o un mill贸n de mentiras, ya que describe muchas cosas incre铆bles para los europeos, tales como:

  • Fideos espaguetis
  • Br煤jula
  • P贸lvora
  • Papel de pulpa de 谩rbol
  • Moneda de papel
  • Helado
  • Anteojos
  • Hilo de gusanos (seda)
  • Platos de porcelana (china)
  • Piedras negras que se quemaban (carb贸n)
  • Hierbas y especias ex贸ticas
  • Vino de arroz
  • Mineral de amianto
  • Los pies de las mujeres atados desde la infancia
  • Adoraci贸n de ganado
  • Hombres santos desnudos
  • Campos de tela de algod贸n que est谩n siendo te帽idos
  • Carretilla
  • Flechas disparadas desde un arco recurvo
  • Un sistema postal imperial "pony-express"

Y adem谩s Marco Polo sorprendi贸 a los europeos con un informe que los Magos, que trajeron regalos al ni帽o Jes煤s, fueron enterrados en Saveh, una ciudad en Persia al sur de Teher谩n, Ir谩n.

Marco Polo

En G茅nova, 127 a帽os despu茅s de la muerte de Marco Polo, naci贸 Crist贸bal Col贸n, en 1451.

Col贸n creci贸 escuchando historias del Gran Khan, en una tierra extra帽a en el otro lado del mundo.

Pose铆a una copia del libro de Marco Polo y escrib铆a numerosas notas personales en los m谩rgenes.

Pero adem谩s Europa necesita nuevos suministros de minerales y bienes para alimentar su econom铆a en expansi贸n.

Y la promesa de la misteriosa sabidur铆a segu铆a fascinando la mente renacentista.

La creciente demanda de especias orientales dio un nuevo impulso a la b煤squeda de una nueva ruta a Asia.

Que hasta ahora se hab铆a alcanzado solamente por un largo y peligroso viaje por tierra.

El que hab铆a sido bloqueado desde el siglo XIV por una combinaci贸n de la reclusi贸n china, el peligro musulm谩n y la peste negra.

Las convicci贸n de Col贸n que Asia (o las Indias, como los europeos la llamaron) pudiera ser contactada m谩s r谩pido y m谩s f谩cil navegando hacia el oeste no se origin贸 con 茅l.

Otros cre铆an que la posibilidad de un viaje de este tipo, era una creencia fomentada por los escritos de Plinio, Estrab贸n, Seneca, Marino de Tiro, y Claudio Ptolomeo.

En cada uno de estos, Col贸n encontr贸 apoyo para su empresa.

Plinio, por ejemplo, ense帽aba que la India no estaba muy lejos de Espa帽a.

Una idea compartida por los escritores contempor谩neos como el cardenal Pierre d鈥橝illy, quien en su Imago Mundi, escribi贸, 鈥淓ntre la India y Espa帽a hay poco mar鈥.

La novedad de la idea de Col贸n no fue que la tierra era redonda.

Cada ge贸grafo importante y erudito desde los antiguos griegos aceptaron una tierra esf茅rica, al igual que los marineros y gente culta de la 茅poca.

M谩s bien, era que la tierra no era de la medida que todos cre铆an sino m谩s peque帽a.

脡l calcula la distancia desde Canarias a Jap贸n en cerca de 2.400 kil贸metros.
Estaba equivocado porque la distancia real es 10.600 kil贸metros.
Pero s铆 se encuentra cerca de 2.400 kil贸metros al oeste de las Canarias un nuevo continente, desconocido para todos en Europa o Asia.

En alg煤n momento de 1484, Col贸n hizo la primera presentaci贸n formal de su "empresa de las Indias" para el rey Juan II de Portugal.

Jo茫o de Barros informa que despu茅s de consultar con los asesores el rey rechaz贸 la propuesta de Col贸n.

El portugu茅s, que conoc铆a el mar mejor que nadie, obviamente, rechaz贸 la teor铆a de una "peque帽a Tierra" de Col贸n.

Ellos correctamente argumentaron que se hab铆a equivocado en su estimaci贸n de la distancia que tendr铆a que recorrer para llegar a Asia.

Luego de varios intentos, al final, los monarcas espa帽oles pudieron ver que el proyecto de Col贸n ten铆a m茅rito.

Ya que promet铆a un nuevo suministro de oro y proporcionaba una oportunidad sin precedentes para difundir el mensaje cristiano.

Sin embargo, las demandas de Col贸n por t铆tulos y privilegios eran tan grandes que su empresa no fue finalmente aceptada hasta enero 1492.

Con las credenciales adecuadas y contratos en la mano, Col贸n se dirigi贸 al puerto de Palos, en la desembocadura del R铆o Tinto, donde reuni贸 a su peque帽a flota.

A causa de la obligaci贸n contra铆da con la corona, la ciudad de Palos fue obligada a proporcionar dos carabelas equipadas, la Pinta y la Ni帽a.

Col贸n arrend贸 un tercer barco, la Santa Mar铆a.

Y comenz贸 el viaje con sus vicisitudes que no vienen al caso para este art铆culo

En la madrugada del 12 de octubre fue avistada tierra, y despu茅s del amanecer Col贸n y sus oficiales fueron a tierra en una peque帽a isla en las Bahamas llamada Guanahani por los nativos.

Col贸n la llam贸 San Salvador en honor al Salvador.

Dos cosas parec铆an las m谩s superiores a Col贸n.
Ahora que hab铆a localizado las Indias, o al menos eso pensaba, su siguiente tarea era localizar las riquezas que hab铆a prometido a los soberanos espa帽oles.
En segundo lugar, deb铆a preparar a los ind铆genas que encontr贸 para recibir el cristianismo.
Porque el nombre Crist贸bal, era "portador de Cristo" y se ve铆a a s铆 mismo como un embajador de la fe a estas almas separadas de la palabra de Cristo.
descubrimiento de america por salvador dali

EL LIBRO DE LAS PROFEC脥AS DE COL脫N

Entre el tercer y cuarto viajes, Col贸n se ocup贸 de la elaboraci贸n de su Libro de las Profec铆as.

En 茅l esperaba demostrar el significado hist贸rico y prof茅tico de sus descubrimientos y su propio papel como "portador de Cristo."

Col贸n era un hombre piadoso y un estudiante diligente de la Biblia.

La le铆a con cuidado, utilizando los m谩s reputados comentaristas de su 茅poca.

Tambi茅n afirm贸 recibir la iluminaci贸n del Esp铆ritu Santo.

El Libro de las Profec铆as, recopiladas por Col贸n con la ayuda de su amigo, el Padre Gaspar Gorricio, es una colecci贸n de pasajes b铆blicos.
Y de la interpretaci贸n del plan de Dios para el desarrollo de los acontecimientos mundiales.
Sus temas principales son que la profec铆a se estaba cumpliendo por el descubrimiento de nuevas tierras y pueblos.
Y que la consumaci贸n de la obra de Dios se acercaba r谩pidamente.
Col贸n sugiri贸 que antes de los 煤ltimos d铆as, el mensaje del evangelio debe ser llevado a todo el mundo.
Y que Jerusal茅n debe ser redimido y reconstruido el templo.

驴No suena familiar con lo que algunos cristianos estan diciendo hoy?

Col贸n crey贸 que 茅l era el instrumento humano llamado por Dios para llevar a cabo parte de ese plan divino.

Escribi贸 al rey y la reina en una carta introductoria,

"El Se帽or abri贸 mi mente al hecho de que ser铆a posible navegar de aqu铆 a las Indias, y abri贸 mi voluntad y deseo de lograr el proyecto.

Este era el fuego que ard铆a dentro de m铆 cuando vine a visitar a Sus Altezas. ...

驴Qui茅n puede dudar que este fuego no era s贸lo m铆o, sino tambi茅n del Esp铆ritu Santo que me anim贸 con el resplandor de la maravillosa iluminaci贸n de sus Sagradas Escrituras".

En la primera secci贸n del libro, Col贸n presenta una colecci贸n de sesenta y cinco salmos que tienen que ver con sus dos temas principales: la salvaci贸n del mundo y la reconstrucci贸n de Si贸n.

Llama especialmente la atenci贸n sobre varios vers铆culos en los escritos de Isa铆as, Jerem铆as y Sofon铆as que hablan de los gentiles, un pueblo elegido para heredar el Santo Templo, su conversi贸n en los 煤ltimos d铆as, y la reuni贸n de Si贸n.

La herencia de los gentiles se cita por San Agust铆n, cuya cita de Sal. 22:27 es parafraseada por Col贸n como "Todos los confines de la tierra y todas las islas se convertir谩n al Se帽or."

Despu茅s de citar Mateo 24:14, Col贸n comenta que el evangelio ha sido predicado a tres partes de la tierra (Asia, 脕frica y Europa) y ahora debe ser predicado a la cuarta parte.

La segunda secci贸n del libro de las profec铆as se refiere a las profec铆as ya cumplidas.

El tema es la antigua grandeza de Jerusal茅n y su posterior ca铆da.

En la siguiente secci贸n, Colon arremete con profec铆as del presente y futuro cercano, haciendo hincapi茅 en el tema de la salvaci贸n para todas las naciones.

Isa铆as se cita con frecuencia.

Col贸n proporciona varios textos del Nuevo Testamento: Mateo 2:1-2; 8:11; Lucas 1:48; y sobre todo Juan 10:16:

"Y tengo otras ovejas que no son de este redil; aqu茅llas que tambi茅n debo traer, y oir谩n mi voz; y habr谩 un solo reba帽o y un solo pastor".

La secci贸n final del libro se ocupa de las profec铆as de los 煤ltimos d铆as.

Que Col贸n presenta llamando la atenci贸n sobre Jerem铆as 25, donde el profeta predice la restauraci贸n de Jerusal茅n antes del Juicio Final.

Por 煤ltimo, cita veintis茅is Escrituras que se refieren a las islas del mar y su parte en los 煤ltimos d铆as.

El Libro de las Profec铆as no fue el producto de una mente enferma.

Fue el trabajo de un hombre religioso que no ten铆a miedo de poner sus ideas en acci贸n y su propia vida en peligro.

Col贸n sab铆a las escrituras, as铆 como conoc铆a el mar, y vio una conexi贸n entre los dos.

El tema central de su libro fue que Dios hab铆a esbozado en la Biblia Su plan para la salvaci贸n de toda la humanidad.
Y que Col贸n estaba jugando un papel asignado por 脡l en ese plan.

Crist贸bal Col贸n se ve铆a a s铆 mismo como un hombre al que el destino le hab铆a dado un don carism谩tico de entender las Escrituras, navegaci贸n, mapas, vientos, mareas, astronom铆a, cosmograf铆a, matem谩ticas y ciencias afines.

Su comprensi贸n de su misi贸n, o de la empresa, fue extra铆da de la Biblia y probada por la Biblia.

Y adem谩s 茅l sab铆a que estaba abriendo nuevas tierras ricas en oro y otros objetos de valor.

Se cre铆a una persona elegida para trabajar para el bien de toda la cristiandad en la apertura del resto del mundo al mensaje del evangelio.

Sab铆a que iba a ser mal entendido y difamado, pero acept贸.

estatua de colon de central park fondo

LA PROFEC脥A DE LA CONQUISTA DE JERUSALEN

Col贸n fue tambi茅n un hombre de su tiempo, lo que significa que era un hombre que tom贸 las ense帽anzas apocal铆pticas, que tomaban los pasajes b铆blicos literalmente.

Y de hecho, tenemos en sus propios escritos autobiogr谩ficos, hacia el final de su vida, mensajes a los Reyes Cat贸licos proponiendo otra gran empresa.

Esta vez ser谩 para restaurar la Tierra Santa como cumplimiento de las profec铆as en el libro de Isa铆as y de los eventos del tiempo del fin.
脡l cre铆a que el oro del Nuevo Mundo podr铆a utilizarse para financiar esta gran cruzada a Oriente Medio para recuperar Jerusal茅n.

Pero si nos fijamos en la historia de Col贸n y algunos de sus escritos, en particular sus cartas y en el Libro de las profec铆as, podemos ver que Col贸n pens贸 en s铆 mismo muy en t茅rminos de la tradici贸n apocal铆ptica.

Sent铆a que sus viajes de descubrimiento marcaban el comienzo de una 茅poca milenaria.
Una 茅poca de un 煤ltimo emperador Mundial, un espa帽ol 脷ltimo Emperador Mundial.
Que recuperar铆a la santa ciudad apocal铆ptica de Jerusal茅n e iniciar铆a un per铆odo mesi谩nico.

No era una profec铆a apocal铆ptica original.

La profec铆a de la venida del 煤ltimo emperador que reconquistar铆a Jerusal茅n, un gobernante espa帽ol, se atribuye esta profec铆a de Joaqu铆n de Fiore, pero Joaqu铆n no la escribi贸.

Era en realidad una profec铆a espa帽ola de principios del siglo XIV.

Pero la reputaci贸n de Joaquin como profeta medieval era tan grande que, por supuesto, muchas profec铆as y visiones posteriores se le atribuyen

Col贸n sent铆a que 茅l era capaz de dar la vuelta al mundo para llegar a Jerusal茅n.

Y que llegar a Jerusal茅n ser铆a permitir y facilitar la conquista de Jerusal茅n por un espa帽ol 脷ltimo Emperador Mundial.

El camino a Jerusal茅n hab铆a sido bloqueado por los turcos y otros.

Pero el oro que sent铆a que iba a descubrir en las Indias era el dinero que se necesitar铆a para montar la expedici贸n militar para reconquistar Jerusal茅n.

Se trata de una profec铆a mesi谩nica en la que el cristianismo triunfar铆a bajo el liderazgo de un Espa帽ol 煤ltimo monarca.

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Temas del mundo

Ver todo