Quiz√°s un pariente lejano del que le cant√≥ a Pedro por negar al Se√Īor.
Un peque√Īo pueblo de Rep√ļblica Dominicana escucha ‚ÄúCristo viene‚ÄĚ en el canto de un gallo, y la verdad que el sonido suena parecido.
gallo

La Biblia relata que un gallo cant√≥ en Jerusal√©n cuando el ap√≥stol Pedro neg√≥ tres veces a Jes√ļs. El pasaje de las escrituras de Lucas 22: 55-62 relata cuando Jes√ļs est√° prisionero de los romanos y Pedro se queda cerca para observar:

Prendieron un fuego en medio del patio y luego se sentaron alrededor; Pedro también se acercó y se sentó entre ellos.

Como estaba ah√≠ sentado en la claridad del fuego, una muchachita de la casa lo vio y, despu√©s de mirarlo, dijo: ¬ęEste tambi√©n estaba con √©l¬Ľ

Pero √©l lo neg√≥ diciendo: ¬ęMujer, yo no lo conozco.¬Ľ

Momentos despu√©s otro exclam√≥ al verlo: ¬ęT√ļ tambi√©n eres uno de ellos.¬Ľ Pero Pedro respondi√≥: ¬ęNo, hombre, no lo soy.¬Ľ

Como una hora m√°s tarde, otro afirmaba: ¬ęSeguramente √©ste estaba con √©l, pues adem√°s es galileo.¬Ľ

De nuevo Pedro lo neg√≥ diciendo: ¬ęAmigo, no s√© de qu√© hablas.¬Ľ Todav√≠a estaba hablando cuando un gallo cant√≥.

El Se√Īor se volvi√≥ y fij√≥ la mirada en Pedro. Y Pedro se acord√≥ de la palabra del Se√Īor, que le hab√≠a dicho: ¬ęAntes de que cante hoy el gallo, me habr√°s negado tres veces.¬Ľ

Y, saliendo afuera, lloró amargamente.

Casi dos mil a√Īos despu√©s, en un peque√Īo pueblo del interior de la Rep√ļblica Dominicana, aseguran escuchar que el gallo dice que Cristo viene, por lo que ha llamado la atenci√≥n de los cristianos (y no cristianos).En el peque√Īo Pueblo Nuevo de Los Alcarrizos, un hombre dijo que el gallo que acaba de comprar trae un mensaje de Dios. √Čl afirma no ser cristiano, pero no pod√≠a negar que comenz√≥ a pensar mucho en eso despu√©s de o√≠r el canto del gallo que dice: ‚ÄúCristo Viene‚ÄĚ.El asunto termin√≥ en la televisi√≥n y en los peri√≥dicos de la Rep√ļblica Dominicana y varios pa√≠ses de Centroam√©rica. Aunque la mayor√≠a mucha de la gente cree que s√≥lo hay una ‚Äúexageraci√≥n‚ÄĚ. Los residentes locales creen que Dios us√≥ al animal para ‚Äúenviar un mensaje‚ÄĚ.Uno de los vecinos dijo:

‚ÄúCuando el gallo dice estas palabras, hace una pausa. No es como los otros gallos, dicen quiqui riquiiii‚ÄĚ.

Otro residente asegura que se ha utilizado el animal para que

‚Äúla gente vea que Dios existe.‚ÄĚ

El due√Īo del gallo, dijo que no acepta ofertas para venderlo.

Fuentes: Diarios de Rep√ļblica Dominicana, Signos de estos Tiempos

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)