María opta por almas pobres y desprovistas.

De tal modo de resaltar la magnitud de su Presencia.

Buscando solo pureza y humildad en sus instrumentos elegidos.

videntes de fatima

Tres j√≥venes pastorcitos: dos hermanos de 9 y 7 a√Īos, Francisco y Jacinta Marto, y su prima de 10 a√Īos, Lucia Dos Santos.

En un Portugal rural, pobre y alejado, con total ausencia de conocimiento teol√≥gico o hist√≥rico sobre el mundo, la Iglesia o a√ļn sobre la propia existencia del Papa.LEE ESPECIALMENTE PARA PROFUNDIZAR:

LEE M√ĀS SOBRE F√ĀTIMA

Los ni√Īos sufrieron persecuci√≥n pol√≠tica durante las apariciones, siendo secuestrados por la autoridad pol√≠tica m√°s cercana (Portugal sufr√≠a una dictadura en esa √©poca).Y recibieron la amenaza de ser hervidos en un caldero de aceite, en caso de no confesar los mensajes secretos que les entregara la Virgen.Ante la valiente negativa de los ni√Īos, durante tres largos d√≠as, fueron liberados y enviados nuevamente a sus hogares.

En la primera aparici√≥n, Mar√≠a anuncia que Jacinta y Francisco se ir√≠an r√°pidamente con ella al Cielo..Ambos fallecieron poco tiempo despu√©s, luego de sufrir penosas enfermedades..Mientras Luc√≠a iba a permanecer "un tiempo m√°s", para difundir la devoci√≥n al Coraz√≥n Inmaculado de Mar√≠a en todo el mundo..Luc√≠a falleci√≥ finalmente el 13 de febrero de 2005, a los 97 a√Īos de edad, corroborando una vez m√°s que los tiempos de Dios no son nuestros tiempos.

videntes de fatima

FRANCISCO Y JACINTA

Francisco era de car√°cter d√≥cil y condescendiente.Le gustaba pasar el tiempo ayudando al necesitado. Todos lo reconoc√≠an como un muchacho sincero, justo, obediente y diligente.Las palabras del √Āngel en su tercera aparici√≥n: "Consolad a vuestro Dios", hicieron profunda impresi√≥n en el alma del peque√Īo pastorcito. El deseaba consolar a Nuestro Se√Īor y a la Virgen, que le hab√≠a parecido estaban tan tristes.En su enfermedad, Francisco confi√≥ a su prima:

"¬ŅNuestro Se√Īor a√ļn estar√° triste?

Tengo tanta pena de que √Čl este as√≠.

Le ofrezco cuanto sacrificio yo puedo."

En la v√≠spera de su muerte se confes√≥ y comulg√≥ con los m√°s santos sentimientos.Despu√©s de 5 meses de casi continuo sufrimiento, el 4 de abril de 1919, primer viernes, a las 10:00 a.m., muri√≥ santamente el consolador de Jes√ļs.Jacinta era de clara inteligencia; ligera y alegre.Siempre estaba corriendo, saltando o bailando. Viv√≠a apasionada por el ideal de convertir pecadores, a fin de arrebatarlos del suplicio del infierno, cuya pavorosa visi√≥n tanto le impresion√≥.Una vez exclam√≥: ¬°Qu√© pena tengo de los pecadores! !Si yo pudiera mostrarles el infierno!Muri√≥ santamente el 20 de febrero, de 1920. Su cuerpo reposa junto con el del Beato Francisco, en el crucero de la Bas√≠lica, en F√°tima.

Jacinta y Francisco siguieron su vida normal despu√©s de las apariciones..Lucia empez√≥ a ir a la escuela tal como la Virgen se lo hab√≠a pedido, y Jacinta y Francisco iban tambi√©n para acompa√Īarla..Cuando llegaban al colegio, pasaban primero por la Iglesia para saludar al Se√Īor..Mas cuando era tiempo de empezar las clases, Francisco, conociendo que no habr√≠a de vivir mucho en la tierra, le dec√≠a a Lucia,."Vayan ustedes al colegio, yo me quedar√© aqu√≠ con Jes√ļs Escondido..¬ŅQu√© provecho me har√° aprender a leer si pronto estar√© en el Cielo?".Dicho esto, Francisco se iba tan cerca como era posible del Tabern√°culo.

A trav√©s de la gracia que hab√≠a recibido y con la ayuda de la Virgen, Jacinta, tan ferviente en su amor a Dios y su deseo de las almas, fue consumida por una sed insaciable de salvar a las pobres almas en peligro del infierno.La gloria de Dios, la salvaci√≥n de las almas, la importancia del Papa y de los sacerdotes, la necesidad y el amor por los sacramentos - todo esto era de primer orden en su vida.Jacinta ten√≠a una devoci√≥n muy profunda que la llevo a estar muy cerca del Coraz√≥n Inmaculado de Mar√≠a.Este amor la dirig√≠a siempre y de una manera profunda al Sagrado Coraz√≥n de Jes√ļs.Jacinta asist√≠a a la Santa Misa diariamente y ten√≠a un gran deseo de recibir a Jes√ļs en la Santa Comuni√≥n en reparaci√≥n por los pobres pecadores.

Desde la primera aparici√≥n, los ni√Īos buscaban como multiplicar sus mortificaciones..No se cansaban de buscar nuevas maneras de ofrecer sacrificios por los pecadores..Un d√≠a, poco despu√©s de la cuarta aparici√≥n, mientras caminaban, Jacinta encontr√≥ una cuerda y propuso ce√Īir la cuerda a la cintura como sacrificio..Estando de acuerdo, cortaron la cuerda en tres pedazos y se la ataron a la cintura sobre la carne..Lucia cuenta despu√©s que este fue un sacrificio que los hacia sufrir terriblemente, tanto as√≠ que Jacinta apenas pod√≠a contener las l√°grimas.

Jacinta sentía además una gran necesidad de ofrecer sacrificios por el Santo Padre.A ella se le había concedido el ver en una visión los sufrimientos tan duros del Sumo Pontífice.Ella cuenta:

"Yo lo he visto en una casa muy grande, arrodillado, con el rostro entre las manos, y lloraba.

Afuera había mucha gente; algunos tiraban piedras, otros decían imprecaciones y palabrotas."

Desde estos acontecimientos, los ni√Īos llevaban en sus corazones al Santo Padre, y rezaban constantemente por el. Incluso, tomaron la costumbre de ofrecer tres Ave Mar√≠as por √©l despu√©s de cada rosario que rezaban.La Virgen Mar√≠a no dejaba de escuchar los ferviente s√ļplicas de estos ni√Īos, respondi√©ndoles a menudo de manera visiblemente.El 23 de diciembre de 1918, Francisco y Jacinta cayeron gravemente enfermos por la terrible epidemia de bronco-neumon√≠a. Pero a pesar de que se encontraban enfermos, no disminuyeron en nada el fervor en hacer sacrificios.Hacia el final de febrero de 1919, Francisco desmejor√≥ visiblemente y del lecho en que se vio postrado no volvi√≥ a levantarse.Sufri√≥ con √≠ntima alegr√≠a su enfermedad y sus grand√≠simos dolores, en sacrificio a Dios.Como Luc√≠a le preguntaba si sufr√≠a. Respond√≠a:

"Bastante, pero no me importa. Sufro para consolar a Nuestro Se√Īor y en breve ir√© al cielo."

El d√≠a 2 de abril, su estado era tal que se crey√≥ conveniente llamar al p√°rroco. No hab√≠a hecho todav√≠a la Primera Comuni√≥n y tem√≠a no poder recibir al Se√Īor antes de morir.Habi√©ndose confesado en la tarde, quiso guardar ayuno hasta recibir la comuni√≥n.El siguiente d√≠a, recibi√≥ la comuni√≥n con gran lucidez de esp√≠ritu y piedad, y apenas hubo salido el sacerdote cuando pregunt√≥ a su madre si no pod√≠a recibir al Se√Īor nuevamente.Despu√©s de esto, pidi√≥ perd√≥n a todos por cualquier disgusto que les hubiese ocasionado.

A Lucia y Jacinta les a√Īadi√≥:."Yo me voy al Para√≠so; pero desde all√≠ pedir√© mucho a Jes√ļs y a la Virgen para que os lleve tambi√©n pronto all√° arriba.".Al d√≠a siguiente, el 4 de abril, con una sonrisa angelical, sin agon√≠a, sin un gemido, expir√≥ dulcemente. No ten√≠a a√ļn once a√Īos.

Jacinta sufri√≥ mucho por la muerte de su hermano..Poco despu√©s de esto, como resultado de la bronconeumon√≠a, se le declar√≥ una pleures√≠a purulenta, acompa√Īada por otras complicaciones.

Un d√≠a le declara a Lucia:."La Virgen ha venido a verme y me pregunt√≥ si quer√≠a seguir convirtiendo pecadores..Respond√≠ que si y Ella a√Īadi√≥ que ir√© pronto a un hospital y que sufrir√© mucho, pero que lo padezca todo por la conversi√≥n de los pecadores, en reparaci√≥n de las ofensas cometidas contra Su Coraz√≥n y por amor de Jes√ļs..Dijo que mam√° me acompa√Īar√°, pero que luego me quedar√© sola." Y as√≠ fue.

Por orden del médico fue llevada al hospital de Vila Nova donde fue sometida a un tratamiento por dos meses.Al regresar a su casa, volvió como había partido pero con una gran llaga en el pecho que necesitaba ser medicada diariamente.Mas, por falta de higiene, le sobrevino a la llaga una infección progresiva que le resultó a Jacinta un tormento.Durante su enfermedad confió a su prima:

"Sufro mucho; pero ofrezco todo por la conversión de los pecadores y para desagraviar al Corazón Inmaculado de María".

Al despedirse de Lucía le hace estas recomendaciones:

"Ya falta poco para irme al cielo.

Tu quedas aquí para decir que Dios quiere establecer en el mundo la devoción al I.C. de María.

Cuando vayas a decirlo, no te escondas.

Di a toda la gente que Dios nos concede las gracias por medio del I.C. de María.

Que las pidan a Ella, que el Coraz√≥n de Jes√ļs quiere que a su lado se venere el I.C. de Mar√≠a, que pidan la paz al Inmaculado Coraz√≥n, que Dios la confi√≥ a Ella.

¬°Si yo pudiese meter en el coraz√≥n de toda la gente la luz que tengo aqu√≠ dentro en el pecho, que me est√° abrazando y me hace gustar tanto del Coraz√≥n de Jes√ļs y del Coraz√≥n de Mar√≠a!"

Tres días antes de morir le dice a la enfermera,

"la Santísima Virgen se me ha aparecido asegurándome que pronto vendría a buscarme, y desde aquel momento me ha quitado los dolores".

El 20 de febrero de 1920, hacia las seis de la tarde ella declar√≥ que se encontraba mal y pidi√≥ los √ļltimos Sacramentos.Esa noche hizo su ultima confesi√≥n y rog√≥ que le llevaran pronto el Vi√°tico porque morir√≠a muy pronto.El sacerdote no vio la urgencia y prometi√≥ llev√°rsela al d√≠a siguiente. Pero poco despu√©s, muri√≥. Ten√≠a diez a√Īos.Antes de morir, Nuestra Se√Īora se dign√≥ aparec√©rsele varias veces.He aqu√≠ lo que ha dictado a su madrina.

Sobre los pecados:.-Los pecados que llevan mas almas al infierno son los de la carne..-Si los hombres supiesen lo que es la eternidad harían todo por cambiar de vida. Los hombres se pierden porque no piensan en la muerte, ni hacen penitencia.

Sobre las guerras:.-Las guerras son consecuencia del pecado del mundo..-Es preciso hacer penitencia para que se detengan las guerras.

Sobre las virtudes cristianas:. -No debemos andar rodeados de lujos.-Ser amigos del silencio.-No hablar mal de nadie y huir de quien habla mal..-Tener mucha paciencia, porque la paciencia nos lleva al cielo.-La mortificaci√≥n y el sacrificio agradan mucho al Se√Īor.

Tanto Jacinta como Francisco fueron trasladados al Santuario de F√°tima. Los milagros que fueron parte de sus vidas, tambi√©n lo fueron de su muerte.Cuando abrieron el sepulcro de Francisco, encontraron que el rosario que le hab√≠an colocado sobre su pecho, estaba enredado entre los dedos de su manos.Y a Jacinta, cuando 15 a√Īos despu√©s de su muerte, la iban a trasladar hacia el Santuario, encontraron que su cuerpo estaba incorrupto.

El 18 de abril de 1989, el Santo Padre, Juan Pablo II, declar√≥ a Francisco y Jacinta Venerables..El 13 de Mayo del 2000, el Santo Padre JPII los declar√≥ beatos en su visita a F√°tima, siendo los primeros ni√Īos no m√°rtires en ser beatificados...Y en el 2017 los canoniza el papa Francisco.

irma_lucia_Coracao_Imaculado_de_Maria

LUC√ćA DOS SANTOS

Luc√≠a Dos Santos naci√≥ el 22 de marzo de 1907 en Ajutrel, caser√≠o junto a F√°tima. Cuando ten√≠a nueve a√Īos fue enviada con sus primos, los beatos Francisco y Jacinta Matos a pastorear ovejas como de costumbre.Fue entonces que recibieron la visita de la Virgen en la Cova de Ir√≠a.

Luc√≠a ingres√≥ en 1921 con las Hermanas Doroteas..Estuvo con ellas en Tui y Pontevedra, Espa√Īa..En ambas ciudades tuvo importantes visitas de Jes√ļs y de la Virgen..Recibi√≥ la Promesa de los Primeros S√°bados, la Visi√≥n de la Trinidad, la petici√≥n de la consagraci√≥n de Rusia.

En 1946 regres√≥ Portugal y, dos a√Īos despu√©s, entr√≥ en el Carmelo de Santa Teresa en Coimbra, donde profes√≥ sus votos como carmelita en 1949.La Virgen dijo a Francisco y Jacinta que pronto ir√≠an al cielo pero Lucia deb√≠a quedar en la tierra para propagar sus mensajes.As√≠ ocurri√≥.

Murió el 13 de Febrero del 2005, durante la novena de los beatos Francisco y Jacinta, en su querido Carmelo..Donde aun era visitada por la Virgen y donde también el Papa Juan Pablo II la visitó.

hermana-lucia-con-virgen-encuentro1

UNA ENTREVISTA CON SOR LUC√ćA

La revista mensual cat√≥lica portuguesa ¬ęChristus¬Ľ public√≥ en el n√ļmero correspondiente al 3 de marzo 98, la primera entrevista que ha concedido en su vida la hermana Luc√≠a.El infierno¬ęEl infierno es una realidad. Es un fuego sobrenatural y no f√≠sico, y no puede ser comparado al fuego que arde, de madera o de carb√≥n¬Ľ.¬ęContin√ļen predicando sobre el infierno porque Nuestro Se√Īor mismo habl√≥ del infierno y est√° en las Sagradas Escrituras. Dios no condena a nadie al infierno. Dios dio a los hombres la libertad de escoger, y Dios respeta esa libertad humana¬Ľ.Ate√≠smo y materialismo¬ęEl ate√≠smo es todav√≠a el mayor instrumento utilizado por el demonio en nuestros d√≠as.Porque es un grave pecado contra Dios, que niega su propia existencia dando paso a la pr√°ctica de toda una variedad de actos diab√≥licos como el aborto¬Ľ.¬ęComo termin√≥ el comunismo, ahora sigue el materialismo. Antes las personas no pod√≠an comprar nada. El materialismo es muy malo...Las personas deber√≠an desear m√°s las cosas de Dios y no querer antes las cosas materiales¬Ľ.

hermana lucia de fatuma

OTRA ENTREVISTA A SOR LUC√ćA

El Padre August√≠n Fuentes, sacerdote mexicano nombrado vicepostulador, (investigador), en las causas de beatificaci√≥n de Francisco y Jacinta, tuvo una conversaci√≥n con Sor Luc√≠a de Jes√ļs el d√≠a 26 de diciembre de 1957.¬ęPadre, la Sant√≠sima Virgen est√° muy triste, porque nadie hace caso a su Mensaje, ni los buenos ni los malos. Los buenos, porque prosiguen su camino de bondad; pero sin hacer caso a este mensaje. Los malos, porque no viendo el castigo de Dios, actualmente sobre ellos, a causa de sus pecados, prosiguen su camino de maldad, sin hacer caso a este Mensaje.¬Ľ¬ęD√≠gales, Padre, que la Sant√≠sima Virgen repetidas veces, tanto a mis primos Francisco y Jacinta, como a m√≠, nos dijo, que muchas naciones de la tierra desaparecer√°n sobre la faz de la misma.Que Rusia ser√≠a el instrumento del castigo del Cielo para todo el mundo, si antes no alcanz√°bamos la conversi√≥n de ese pobrecita Naci√≥n.¬Ľ ...¬ęPadre, el demonio est√° librando una batalla decisiva contra la Virgen.Y como sabe qu√© es lo que m√°s ofende a Dios y lo que, en menos tiempo, le har√° ganar mayor n√ļmero de almas, est√° tratando de ganar a las almas consagradas a Dios.Ya que de esta manera tambi√©n deja el campo de las almas desamparado, y (el demonio) m√°s f√°cilmente se apodera de ellas.¬Ľ¬ęD√≠gales tambi√©n, Padre, que mis primos Francisco y Jacinta se sacrificaron porque vieron siempre a la Sant√≠sima Virgen muy triste en todas sus apariciones. Nunca se sonri√≥ con nosotros, y esa tristeza y angustia que not√°bamos en la Sant√≠sima Virgen, a causa de las ofensas a Dios y de los castigos que amenazaban a los pecadores, nos llegaban al alma.Y no sab√≠amos qu√© idear para encontrar en nuestra imaginaci√≥n infantil medios para hacer oraci√≥n y sacrificio. ... Lo segundo que santific√≥ a los ni√Īos fu√© la visi√≥n del infierno.¬Ľ ...¬ęPor esto Padre no es mi misi√≥n indicarle al mundo los castigos materiales que ciertamente vendr√°n sobre la tierra, si el mundo antes no hace oraci√≥n y penitencia, no. Mi misi√≥n es indicarles a todos el inminente peligro en que estamos de perder para siempre nuestra alma si seguimos aferrados al pecado.¬Ľ ¬ęDos son los medios para salvar al mundo ‚Äď me dec√≠a Sor Luc√≠a de Jes√ļs‚Äď, la oraci√≥n y el sacrificio... Y luego, el Santo Rosario. Mire Padre, la Sant√≠sima Virgen, en estos √öltimos Tiempos en que estamos viviendo, ha dado una nueva eficacia al rezo del Santo Rosario. De tal manera que ahora no hay problema, por m√°s dif√≠cil que sea, sea temporal o sobre todo espiritual, que se refiera a la vida personal de cada uno de nosotros; o a la vida de nuestras familias, sean familias del mundo o Comunidades Religiosas; o la vida de los pueblos y naciones.¬Ľ¬ęY luego, la devoci√≥n al Coraz√≥n Inmaculado de Mar√≠a, Sant√≠sima Madre, poni√©ndonosla como sede de la clemencia, de la bondad y el perd√≥n; y como puerta segura para entrar al cielo.¬Ľ

Fuentes:

Entre su email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)