El Papa no quiere que la iglesia se mire el ombligo.
El papa Francisco ha hablado de combatir la tendencia a una iglesia auto-referencial, narcisista, de espiritualidad mundana, porque la enferma, y ha puesto en esto una base de lo que ser√° su pontificado. Por eso es necesario ‚Äúaterrizar‚ÄĚ que significan en la realidad concreta esos juicios.

Ayer publicamos un art√≠culo sobre ‚ÄúLa Plataforma que present√≥ el cardenal Bergoglio para que fuera elegido Papa‚ÄĚ, que fue una ponencia del hoy Papa Francisco en el pre c√≥nclave, donde se podr√≠a apreciar un programa para el pontificado.

DIF√ćCIL LA ESPECULACI√ďN

No se puede especular mucho sobre si estas notas divulgadas por el cardenal Ortega de Cuba, en efecto, son un esbozo del curso previsto para el pontificado de Francisco, porque no fueron dichas en un escenario mismo de asunci√≥n y se dijeron con ausencia de datos √≠ntimos y confidenciales sobre la interna vaticana y lo que est√° sucediendo en el mundo, pero sin duda contiene un lenguaje fuerte y preciso.Debido a que usa un lenguaje un poco abstracto, ser√° √ļtil dar algunos ejemplos concretos de lo que Jorge Mario Bergoglio entend√≠a como cardenal, sobre la situaci√≥n que enferma a la Iglesia, y ahora se ha dado a conocer p√ļblicamente como Papa.

SOBRE LA IGLESIA AUTORREFERENCIAL

Inform√≥ el entonces cardenal, que era necesario superar una tendencia dentro de la Iglesia que llam√≥ auto-referencial o narcisista.La Iglesia, dijo, tiene necesidad de "salir de s√≠ misma", movi√©ndose no s√≥lo geogr√°ficamente, sino a las periferias "existenciales" (los problemas materiales, espirituales y morales en los que las personas viven sus vidas), con el fin de evangelizar eficazmente. Cuando no lo hace, la Iglesia se convierte en auto-referencial, que es una especie de enfermedad. Esto la lleva a un mal espiritual muy serio, que el gran te√≥logo Cardenal Henri de Lubac llama el peor mal que puede venir a la Iglesia, la "mundanidad espiritual".Es importante comprender que la Iglesia en su esencia no puede estar enferma. Esencialmente hablando, ella es el cuerpo y la novia de Cristo. Ella se enferma s√≥lo a trav√©s de sus miembros, y en especial de aquellos de sus miembros que la representan las jerarqu√≠as.As√≠ que cuando el futuro Papa Francisco se refiri√≥ a ser auto-referencial, al narcisismo, y habl√≥ muy claramente del esp√≠ritu mundano, no estaba criticando a la Iglesia "sin mancha ni arruga" seg√ļn lo descrito por San Pablo en Efesios 5.No, estaba hablando de una cierta actitud entre los miembros narcisistas de la Iglesia, autorreferenciales, mundanos en su propia espiritualidad, lo cual hace a la Iglesia una instituci√≥n extremadamente enferma.

UNA LISTA PARCIAL DE EJEMPLOS DE NARCISISMO ESPIRITUAL

Esta cr√≠tica de un cierto malestar en la Iglesia s√≥lo puede referirse a una cosa: cuando empezamos a definir la Iglesia de acuerdo a c√≥mo somos nosotros mismos, estamos cometiendo el pecado de narcisismo, estamos siendo auto-referenciales. Y en este sentido, estamos haciendo a la Iglesia autorreferencial en todas sus operaciones, que deben llevarse a cabo a trav√©s de sus miembros. Veamos algunas aplicaciones pr√°cticas de la tesis del Papa.- Cuando los te√≥logos y acad√©micos redefinen la fe y la moral de acuerdo con sus propios deseos (sobre todo, en nuestros d√≠as, a trav√©s del modernismo), est√°n siendo narcisistas y autorreferenciales, y est√°n haciendo enfermar a la Iglesia.- Cuando los laicos usan la Iglesia para su consuelo espiritual al tiempo que rechazan cualquier ense√Īanza cat√≥lica que no les gusta, est√°n siendo narcisistas y autorreferenciales, y est√°n haciendo a la Iglesia enfermo.- Cuando las personas de cualquier nivel en la Iglesia deciden que no est√°n llamados a expresar el camino, la verdad y la vida de Cristo a los dem√°s, ya que est√° fuera de su zona de confort personal, est√°n siendo narcisistas y autorreferenciales, y est√°n haciendo una Iglesia enferma.- Cuando los cat√≥licos ricos siempre encuentran excusas, como legales y pol√≠ticas, para no acercarse y servir a los pobres, incluidos los inmigrantes, est√°n siendo narcisistas y autorreferenciales, y est√°n haciendo que la Iglesia se enferme.- Cuando los que tienen fuertes sentimientos acerca de ciertas tradiciones y la de la liturgia afirman que s√≥lo ellos son los portadores de la verdadera luz de Cristo, dividi√©ndose de los dem√°s y de la obediencia a la autoridad eclesi√°stica, est√°n siendo narcisistas y autorreferenciales, y est√°n generando que la Iglesia se enferme.- Cuando los cardenales y obispos se niegan a decir la verdad al poder, y prefieren disfrutar de la vida con "gente que importa", est√°n siendo narcisistas y autorreferenciales, y est√°n haciendo enfermar a la Iglesia.- Cuando los cat√≥licos invierten sus emociones y su sentido de misi√≥n en las mensajes catastrofistas y apocal√≠pticos u otros fen√≥menos similares, como si √©stos tuvieran la llave para todo, est√°n siendo narcisistas y autorreferenciales, y est√°n haciendo a la Iglesia enferma.- Cuando los sacerdotes cambian la liturgia a su gusto o no ense√Īan la plenitud de la doctrina cat√≥lica, est√°n siendo narcisistas y autorreferenciales, y est√°n haciendo enfermar a la Iglesia.- Cuando las comunidades religiosas salen de sus carismas fundacionales y persiguen objetivos esencialmente seculares con un barniz espiritual, est√°n siendo narcisistas y autorreferenciales, y est√°n haciendo un Iglesia enferma.- Cuando los sacerdotes buscan cargos de oficina y mando en lugar de parroquias de misi√≥n, o cuando piensan que los laicos valen en la medida que le son √ļtiles solamente para sus propios planes pastorales sin darles autonom√≠a, se est√° haciendo una iglesia enferma.- Cada vez que alguien define lo bueno y lo malo en t√©rminos de cronolog√≠a ("¬°Vamos, que es 2013. No seas tan medieval!"), √Čl o ella est√° siendo narcisista y autorreferencial, y hace a la Iglesia enferma.- Y cuando los cat√≥licos no buscan la iluminaci√≥n constante de la Iglesia y el Esp√≠ritu Santo en la oraci√≥n, prefiriendo seguir espiritualmente sin hacer ning√ļn esfuerzo real para poner al descubierto sus propias debilidades espirituales, prefieriendo la comodidad de un cristianismo aparentemente tranquilo pero sin entusiasmo y sin duda unilateral, entonces ellos est√°n siendo narcisistas y autorreferenciales, y est√°n haciendo la Iglesia enfermo.Esto es lo que el cardenal Bergoglio le estaba explicando a sus hermanos justo antes de que lo eligieran Papa. √Čl pudo haber utilizado alg√ļn lenguaje acad√©mico para referirse al problema. El Papa Benedicto XVI hab√≠a hecho lo mismo, llam√°ndolo "auto-secularizaci√≥n". Pero en realidad no es tan dif√≠cil de entender.Cuando nosotros hacemos de la Iglesia lo que vemos en el espejo, en vez de estirarnos a las "periferias existenciales", lanzamos a la Iglesia hacia la mundanalidad espiritual. Hacemos una Iglesia enferma.Fuentes: Catholic Culture, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)