Algunos dicen que hay diferencias de estilo y otros de sustancia.
El s√°bado pasado Francisco asombr√≥ a todos al no concurrir a un concierto de m√ļsica cl√°sica en el Aula Pablo VI del Vaticano, y Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo organizador, se vio obligado a anunciar que el Papa no pod√≠a asistir por ‚Äúempe√Īos urgentes e impostergables‚ÄĚ. Estas una diferencia con Benedicto XVI, que a muchos les lleva a interrogarse en estos 100 primeros d√≠as del pontificado ¬Ņde que grado son las diferencias entre Benedicto y Francisco? ¬ŅSon de estilo o algo m√°s profundo?
papas_dos_estilos_diferentes

A los ojos de muchas personas fuera de la iglesia - y aun de algunos dentro de ella - la llegada del Papa Francisco a la cátedra de San Pedro parece haber comenzado nada menos que una revolución. Incluso el propio Francisco, en su discurso ante la diócesis de Roma, dijo que los cristianos no sólo pueden, sino que deben, ser "revolucionarios".Ahora, a 100 días de su pontificado, el debate se está gestando en Roma sobre si Francisco ha establecido un curso muy diferente de su predecesor, o si las diferencias visibles en el estilo y la personalidad entre Francisco y Benedicto XVI enmascaran una continuidad profunda teológica e ideológica.Una cosa es segura. Todos los lamentos sobre la posible dificultad de tener dos papas que viven sólo metros de distancia ha desaparecido.Hasta ahora, Benedicto XVI ha mantenido su promesa de vivir "oculto del mundo" en el retiro, mientras que Francisco demostró rápidamente que hay poco riesgo de que él fuera eclipsado por su predecesor.

UN CAMBIO EN EL ESTILO Y SUSTANCIA

Aquellos que ven una ruptura significativa entre los dos papas puntualizan lo que Francisco ha dicho, cómo lo dice y lo que es más importante, lo que no ha dicho. Bajo el nuevo Papa, los temas que dominaron el papado de Benedicto XVI se han minimizado, marginado o apenas se mencionado en absoluto.Celebrando la Misa del "Evangelio de la Vida" en la Plaza de San Pedro, el Papa argentino definió la misión de la iglesia como proteger la vida, pero en un manera diferente de lo que sus dos predecesores lo habrían hecho.

"Vivir en Dios nos hace libres. Digamos ‚Äės√≠‚Äô al amor y no el ego√≠smo. Digamos ‚Äės√≠‚Äô a la vida y no a la muerte. Digamos ‚Äės√≠‚Äô a la libertad y no a la esclavitud de los muchos √≠dolos de nuestro tiempo", dijo. No mencion√≥ palabras como "aborto" o "no nacido", ni tampoco fueron aludidas.

Luigi Accattoli, veterano analista del Vaticano del peri√≥dico italiano Corriere della Sera, ve una "nueva forma de ser Papa" en el ex cardenal Jorge Bergoglio: "Francisco no arremete contra las leyes que violan los ‚Äėvalores no negociables‚Äô" como el Vaticano generalmente clasifica a los temas como la protecci√≥n de la vida o el matrimonio.Mientras los obispos franceses organizaron manifestaciones masivas en contra de una ley que legaliz√≥ el matrimonio gay, Francisco eludi√≥ cualquier menci√≥n de ello, incluso durante una reciente reuni√≥n con legisladores franceses.Lo que es m√°s, Francisco ha adoptado un perfil mucho m√°s bajo frente al papado, evitando los zapatos rojos de Benedicto XVI, las capas de armi√Īo y los apartamentos papales, optando por un estilo de vida m√°s simple, que lo encuentra durmiendo en una casa de hu√©spedes del Vaticano y con zapatos negros simples debajo de su blanca sotana papal.

CONTINUANDO EL TRABAJO DE SU PREDECESOR

Sin embargo, aquellos que reconocen una continuidad entre Benito y Francisco dicen que esas se√Īales son insignificantes.Francisco ha anunciado que su primera enc√≠clica ser√°, de hecho, escrita "a cuatro manos", es decir, junto con su predecesor. Benedicto, que casi hab√≠a terminado el texto antes de su renuncia, y el nuevo Papa dijo que estar√° encantado de completarlo.Por otra parte, seg√ļn el comentarista vaticano Sandro Magister, el enfoque de Francisco sobre la pobreza en la iglesia sigue un curso establecido por Benedicto XVI en un discurso durante su visita de 2011 a Alemania.

"Una vez liberado de cargas y privilegios materiales y políticos, la iglesia puede llegar mejor y de manera verdaderamente cristiana al mundo entero, puede estar verdaderamente abierta al mundo", dijo Benedicto XVI en ese momento.

Un viejo amigo y confidente del Papa alem√°n inform√≥ recientemente que Benedicto XVI dijo que "desde el punto de vista teol√≥gico", √©l y Francisco "est√°n perfectamente de acuerdo". Esa opini√≥n es compartida incluso por algunos liberales dentro de la iglesia, que suelen decir a los medios de Benedicto, que como severo conservador perdi√≥ el n√ļcleo de sus ense√Īanzas.

"Tal vez haya menos discontinuidad entre estos dos papas que lo que la prensa nos quiere hacer creer. Mucho de lo que está haciendo Francisco puede ser visto como un intento de poner la carne y la sangre en una teología que Benedicto ya tenía al menos en parte articulada", dijo Fr. Timothy Radcliffe, un ex jefe de los Dominicos, en una entrevista reciente.

De hecho, un concepto popular de Internet coloca a Francisco como la conclusión lógica de sus dos predecesores en la articulación de la fe cristiana. Juan Pablo II cristalizó la esencia de la esperanza, Benedicto trabajó sobrela fe, y ahora Francisco lanza el foco de atención a la caridad.

"√ČL NO ES UN CAT√ďLICO LIBERAL"

John Thavis, un ex jefe de la oficina de Roma de Catholic News Service y comentarista frecuente del Vaticano, dijo que "hay una enorme continuidad entre los papas", que dice que hace "incluso hace que las peque√Īas diferencias se destaquen".Tanto Francisco como Benito, por supuesto, quieren lo mismo: llevar a la gente a "comprender y aceptar" las ense√Īanzas de la Iglesia, incluso cuando los pronunciamientos sobre el aborto o el matrimonio homosexual van en contra de la cultura popular, dijo. Pero ellos van sobre el punto de una manera muy diferente.

"Benedicto XVI tiende a ver estas cuestiones en t√©rminos de guerra cultural, como parte de un esfuerzo pol√≠tico para mantener la voz de la iglesia fuera de los asuntos p√ļblicos. Francisco, al menos hasta ahora, se enmarca m√°s en t√©rminos de la conciencia humana luchando contra la poderosa fuerza de la ego√≠smo", dijo Thavis.

Para Massimo Faggioli, un historiador de la Iglesia en la Universidad de St. Thomas en St. Paul, Minnesota, la iglesia católica mundial de hoy es como un gran buque de carga.

"Para cambiar de rumbo, que requiere mucho tiempo y fuerza" dijo, "y al principio la gente no se da cuenta porque un Papa debe actuar gradualmente y poco a poco".

Una raz√≥n por la que algunos cat√≥licos pueden no querer admitirlo - o ver ‚Äď los muchos cambios en el trono es que tienen miedo de que cualquier admisi√≥n de cambio puede dar lugar a solicitudes a√ļn m√°s fuertes para el cambio o reforma en temas como el casamiento de los sacerdotes, la homosexualidad o el divorcio.

"Ser√≠a ilusorio esperar un cambio radical de Francisco", dijo Faggioli. "√Čl no es un cat√≥lico liberal, sino un ‚Äėcat√≥lico social‚Äô, con la vieja y la nueva mezcla de una manera mucho m√°s compleja que el simple eje ‚Äėprogresista conservador‚Äô".

Fuentes: National Catholic Reporter, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)