El proceso de alianza entre los cardenales.
Bergoglio era papable pero no estaba entre los favoritos. El favorito era Angelo Scola, preferido por los italianos y hasta para algunos cercanos a la cura romana, pero en conflicto con los principales de la curia, Bertone y Sodano. Esto debilit贸 a los italianos. Y luego ocurrieron otros incidentes.

Esto lo que emerge de las primeras reconstrucciones sobre lo ocurrido en la Capilla Sixtina, entre los cardenales reunidos para elegir al pont铆fice.

LOS FAVORITOS

Jorge Mario Bergoglio, si bien era mencionado como papable, especialmente por haber sido 鈥渇inalista鈥 contra Ratzinger en la elecci贸n del 2005, no estaba dentro de los favoritos para obtener el pontificado.Previamente, los 鈥済rupos鈥 de los purpurados parec铆an orientados en otra direcci贸n. Odilo Scherer, Peter Erdo, Timothy Dolan, y Angelo Scola.Angelo Scola, aparec铆a a priori como el gran favorito y por eso fue el gran derrotado, porque al final no cont贸 con el apoyo de los partidarios de Bertone y Sodano,En cambio el cardenal de Sao Paulo, Odilo Pedro Scherer, fue el gran rival de Bergoglio, representando los intereses de la curia romana seg煤n los comentaristas.

DOS CORRIENTES DE BASE

Desde el principio se enfrentaron dos corrientes en el c贸nclave:

- la extraeuropea (y sobre todo sudamericana) con la intenci贸n de sacar por primera vez el papado fuera del Viejo continente

- y la curial y de los italianos, pero tambi茅n del poderoso t谩ndem de los enemigos y ahora aliados Bertone y Sodano, que eran irreductiblemente hostiles a Scola por antiguas envidias y rivalidades, y que buscaban un candidatio que pudiera reemplazar a Scola dentro de esa tendencia curial.

Esto dio como resultado falta de unidad dentro de esta 煤ltima corriente..

LOS PROBLEMAS CON SCOLA

Bertone no ha digerido nunca el consejo de Scola al Papa en un encuentro en Castel Gandolfo sobre su sustituci贸n en la gu铆a de la Secretar铆a de Estado, durante el vendaval por la gracia al obispo negacionista del holocausto WilliamsonPor su parte, Sodano se ha encontrado en posiciones opuestas respecto a Scola en algunas partidas de poder por el control de instituciones cat贸licas. Ruini mismo, incluso teniendo estima hacia Scola, no dio ninguna indicaci贸n de voto a su favor.Ni siquiera entre los arzobispos residenciales italianos era total el consenso hacia Scola, y a ese punto no pod铆a ser suficiente ni siquiera el consenso de numerosos electores europeos. Adem谩s entre los conclavistas cercanos a la Comunidad de Sant' Egidio (por ejemplo, Sepe) no estaba bien vista la cercan铆a de Scola al un movimiento lejano de sus planteamientos como Comuni贸n y Liberaci贸n.Durante las 煤ltimas horas no hab铆an faltado se帽ales de que la candidatura fort铆sima de Scola fuera un gigante con pies de barro. De palabra, todos reconoc铆an su excepcional estatura de obispo y de intelectual, pero luego, profundizando un poco, adem谩s de las frases de circunstancia, sal铆an a flote distinciones y reservas.Un creciente n煤mero de purpurados europeos y norteamericanos reprochaban a Scola sus relaciones pol铆ticas con dirigentes del grupo Comuni贸n y Liberaci贸n, al cual estaba vinculado el arzobispo de Mil谩n desde los tiempos del fundador don Giussani. Comuni贸n y Liberaci贸n hab铆a presionado fuertemente sobre el Papa Ratzinger para que promoviera a Scola a la arquidi贸cesis m谩s grande de Europa aunque era ya patriarca de Venecia. Lo lograron y fue todo dato en su momento de quien era indicado como eventual sucesor. Sin embargo, ahora se ve claro que estas maniobras terminaron desprestigiando la candidatura a Papa del cardenal.

DERROTA CURIAL

Todo parece confirmar una rotunda derrota del aparato curial, fruto de la divisi贸n de los cardenales italianos, las luchas internas del pasado y los esc谩ndalos que motivaron la renuncia de Benedicto XVI.Y sobre todo, en la medida que pasaba el tiempo, adquir铆a mayor fuerza la sugerencia a favor del 鈥渧uelo transoce谩nico鈥 que hac铆a vacilar la oportunidad de replegarse sobre un pontificado italiano mientras gran parte del crecimiento de la Iglesia se est谩 experimentando en Sudam茅rica, 脕frica y Asia.

鈥淣o puede estar siempre el pastor en el monte y el reba帽o en el valle鈥, sintetiz贸 un purpurado africano en una congregaci贸n.

Esta vez la progresi贸n de votos hacia el purpurado argentino fue continua. A punto tal que en la segunda y tercera votaci贸n, el mi茅rcoles por la ma帽ana, el apoyo de los cardenales norteamericanos fue lo que empuj贸 las cotizaciones electorales de Jorge Bergoglio.

LOS ESTADOUNIDENSES

Poco antes de la puesta en marcha del c贸nclave, el "sodaniano" Lajolo hab铆a manifestado p煤blicamente el fastidio de la Curia por el protagonismo de los cardenales estadounidenses.Despu茅s de que los capos de la Curia obligaron a los norteamericanos a suspender sus conferencias de prensa cotidianas en el Colegio Americano de Roma antes del C贸nclave, era inevitable que los once purpurados de la superpotencia consumaran una "vendetta".En realidad, se supo despu茅s hubo un muy consistente lobby armado por Timothy Dolan, el arzobispo de Nueva York, para consumar la votaci贸n a favor de Francisco.Esto fue arrastrando a la Am茅rica Latina y a otros cardenales europeos, asi谩ticos y africanos.

EL PROCESO

La Stampa, maneja que ya desde el inicio Scola fue "traicionado" por sus compatriotas tras la primera ronda de votaci贸n, en la que, tal y como apunta Carlo Marroni en Il Sole 24 Ore, los votos estaban divididos entre Scola, el Cardenal canadiense Marc Ouellet y Bergoglio, levemente m谩s atr谩s.Sin embargo, al d铆a siguiente el apoyo por Bergoglio creci贸, as铆 como el de Scherer, una vez Scola vio c贸mo los votos que consideraban seguros -los m谩s leales a Ratzinger- se divid铆an y, en su mayor铆a, apuntaban al hoy Papa Francisco.

LOS APOYOS DE BERGOGLIO

As铆, Bergoglio habr铆a comenzado a obtener apoyos desde la primera votaci贸n siendo el cardenal hondure帽o Oscar Andres Rodr铆guez Maradiaga su gran apoyo.El cardenal de Tegucigalpa, quien ya fuera papable en 2005, fue junto al espa帽ol Santos Abril, uno de los principales mu帽idores de votos a favor de Bergoglio, especialmente cuando los cardenales vieron que las pugnas entre los italianos iban a dejar a Scola fuera y, por tanto, era m谩s que probable la elecci贸n de un Papa americano.En ese momento, se intent贸 que no fuera cercano a la Curia, como podr铆an serlo Scherer o Ouellet.

EL DESINFLE DE SCHERER

Del otro lado, el partido de la Curia Romana fue centrado por la desconfianza y hostilidad de la mayor铆a de los cardenales. Fue decisiva, en la 煤ltima congregaci贸n preparatoria de los cardenales antes del C贸nclave, la reacci贸n negativa que caus贸 un informe del Secretario de Estado de Benedicto XVI, el cardenal Tarcisio Bertone, que defendi贸 a la Curia y a la gesti贸n del IOR, el banco del Papa envuelto en una sucesi贸n de grav铆simos esc谩ndalos.S贸lo cuatro purpurados salieron en defensa de Bertone. Uno de ellos fue otro favorito en los papeles, el arzobispo de San Pablo, el cardenal brasile帽o Odilio Scherer.Ese testimonio en favor de la gesti贸n del IOR, a despecho de las acusaciones reiteradas por maniobras de corrupci贸n, incineraron ipso facto sus aspiraciones papales y Brasil se qued贸 sin lograr su sue帽o.

LA ABDICACI脫N DE SCOLA

驴Cu谩ndo se introdujo el elemento de novedad que impuso otra direcci贸n al C贸nclave?Parece que un momento decisivo fue la comida del mi茅rcoles 13 en la residencia de Santa Marta, despu茅s de los dos escrutinios de la ma帽ana que hab铆an producido una 鈥渇umata鈥 negra.Al fin de la ma帽ana Scola, seg煤n lo que refieren algunas fuentes, pod铆a contar con un paquete de unos 50 votos. No poco, pero tampoco suficientes para decir que las cosas estaban cocinadas, considerando que el qu贸rum era de 77. El riesgo era de un bloqueo. La situaci贸n peor que los purpurados quer铆an absolutamente evitar, tambi茅n para no dar al mundo la imagen de una Iglesia que no logra encontrar el acuerdo y a elegir el propio pastor.En ese almuerzo el propio Scola habr铆a decidido sumarse al respaldo que el argentino ven铆a teniendo desde el primer momento.En este punto el mismo Scola habr铆a hecho claramente saber, conversando con los otros cardenales durante la comida, de no quererse convertir en una 鈥渃andidatura de divisi贸n鈥 y habr铆a invitado a 鈥渢rabajar por la unidad鈥.Cuando Scola dio un paso atr谩s, la hip贸tesis de Bergoglio - un hombre no joven, capaz de seguir la tradici贸n, pero con anticonformismo y novedad - logr贸 inmediatamente capturar sobre s铆 los votos necesarios, acogida con gran entusiasmo tambi茅n por los cardenales estadounidenses.Angelo Scola entonces habr铆a voluntariamente dado un paso atr谩s, a煤n despu茅s de haber totalizado un buen n煤mero de votos la ma帽ana, recorriendo los mismos pasos que en el 2005, durante el precedente C贸nclave, recorri贸 Jorge Bergoglio cuando se hizo a un lado para dejar el espacio a Joseph Ratzinger.

LA HIPOTESIS GEOP脫LITICA ACTUANDO

Vittorio Messori asegura que 茅l ya hab铆a dado un nombre, y s贸lo uno, como candidato: Jorge Bergoglio, y que su amigo y compa帽ero periodista Michelle Brambilla (con el que escribi贸 "Razones para creer") es testigo de que dio s贸lo ese nombre.驴Por qu茅 estaba Messori tan seguro? Porque cre铆a que los cardenales votar铆an por criterios geoestrat茅gicos. As铆, su art铆culo se titula "Decisi贸n geopol铆tica, como Wojtyla".Una opci贸n geopol铆tica habr铆a sido China. Igual que un Papa polaco agiliz贸 la ca铆da sovi茅tica, un Papa chino (como el obispo de Hong Kong) habr铆a hecho lo mismo en Pek铆n, "en la capital de la superpotencia del futuro".

"Pero la Iglesia nunca tiene prisa", se帽ala, y "el turno de China vendr谩 probablemente en un pr贸ximo C贸nclave cuando, como sucede en todos los r茅gimenes totalitarios, el sistema comience su declive, se habr谩 debilitado y estar谩 preparado para el golpe de gracia".

As铆 que en este C贸nclave la otra gran emergencia ven铆a de Am茅rica, el continente cat贸lico por excelencia.Messori lo maneja as铆:

Sudam茅rica abandona el catolicismo al ritmo de miles de hombres y mujeres cada d铆a. Existen otras cifras que atormentan a los episcopados de aquellas tierras: desde el inicio de los a帽os ochenta hasta hoy, Am茅rica Latina ha perdido casi una cuarta parte de sus fieles.

驴Ad贸nde van? Entran en las comunidades, sectas, iglesias de los evangelistas, los pentecostales que, enviados y sostenidos por los grandes financiadores americanos, est谩n llevando a cabo el viejo sue帽o del protestantismo de los Estados Unidos: terminar con la superstici贸n 芦papista禄 tambi茅n en este continente. Hay que a帽adir que los grandes medios econ贸micos de los que disponen los misioneros atraen a los muchos desheredados de aquellas tierras y les inducen a entrar en comunidad, donde todos son sostenidos econ贸micamente tambi茅n.

Pero tambi茅n est谩 el hecho de que las teolog铆as pol铆ticas de los decenios pasados, predicadas por curas y monjes convertidos en activistas ideol贸gicos, han alejado del catolicismo a aquellas masas deseosas de una religiosidad viva, colorida, cantada, danzada. Y precisamente en esta clave el pentecostalismo interpreta el cristianismo y atrae riadas de tr谩nsfugas del catolicismo.

Por tanto, los padres del C贸nclave probablemente habr铆an valorado la urgencia de una intervenci贸n, seg煤n un programa propuesto y gestionado por la misma Roma, tomando posesi贸n como Papa uno de este Continente. Aunque la hemorragia viene sobre todo de Brasil y de la Am茅rica andina: pero, si ten铆a que ser un Papa sudamericano,

驴Por qu茅 un argentino, un arzobispo de un pa铆s menos afectado tocado por la fuga a las sectas?: probablemente, ha jugado un papel el hecho de que el cardenal Bergoglio (aparte de la alta calidad del hombre, la preparaci贸n teol贸gica, la experiencia) es al mismo tiempo iberoamericano y europeo.

Adem谩s, para:

un reordenamiento de la Curia, era necesario un hombre que supiera afrontar ciertas situaciones vaticanas. En resumen, no ha sido la m铆a una predicci贸n, sino simplemente un razonamiento.

Fuentes: Vatican Insider, La Stampa, Il Sole 24 Ore, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)