La Virgen de la Arrixaca, patrona del antiguo reino de Murcia ya era venerada en tiempo de los godos.

Y se ocultó en un pozo para salvarla de la profanación iconoclasta.

completa imagen de la arrixaca

A√Īos m√°s tarde fue descubierta milagrosamente..Seg√ļn unos, las aguas subieron hasta el borde elevando sobre ellas la efigie de la Virgen..Otra teor√≠a, es que, sacando un hombre agua del pozo con una noria tirada por una ac√©mila, la noria se tranc√≥ y dijo aquello de "arre jaca" sacando la imagen a la superficie..Y por eso aducen que recibi√≥ ese nombre de Arrejaca, que es como se la denominaba entonces.

Hoy se cree que el nombre viene del arrabal o barrio donde estar√≠a la ermita. Su nombre, Santa Mar√≠a de la Arrixaca, proviene del lugar de donde se le rindi√≥ culto, el arrabal de la Arrixaca, que viene de Al-Rasc, que significa "elegante".La Arrixaca se venera en una gran capilla de la Iglesia capitalina de San Andr√©s y, aunque en 1746 perdi√≥ su t√≠tulo de patrona en favor de la Virgen de la Fuensanta, sigue siendo una de las principales advocaciones marianas del lugar. Alfonso X la nombr√≥ Patrona del Reino de Murcia (territorio predecesor de la Regi√≥n de Murcia) y concretamente dicho nombramiento nunca ha sido revocado.Por lo tanto y seg√ļn la Historia, Santa Mar√≠a de la Arrixaca es la patrona de la Regi√≥n por el a√ļn vigente nombramiento de Alfonso X.

LA ADVOCACI√ďN DE LA ARRIXACA

La Virgen de la Arrixaca es una de las advocaciones marianas m√°s antiguas de Espa√Īa..Siendo venerada en la ciudad de Murcia incluso durante la dominaci√≥n √°rabe..La reducida poblaci√≥n cristiana que habitaba la capital antes de la Reconquista consigui√≥ mantener erigida una ermita moz√°rabe dedicada a Santa Mar√≠a..Rindi√©ndose en ella culto a la peque√Īa talla de la Virgen ya conocida con el sobrenombre de "la arrixaca" (es decir, del arrabal)..Por encontrarse la iglesia en uno de los arrabales amurallados con que contaba entonces la urbe.

santa maria de la arrixaca

Vinculado el culto a la Virgen de la Arrixaca desde la Edad Media al arrabal del mismo nombre de la Murcia isl√°mica, esta barriada es considerada por las fuentes √°rabes como populosa y elegante.Extendi√©ndose sobre una extensa franja sobre lo que actualmente es el Este y Norte de la ciudadReconquistada Murcia, y poco a poco repoblada, se reconcentr√≥ la poblaci√≥n en el Oeste, donde han persistido a trav√©s de los tiempos rastros y costumbres de aquellas gentes. Aqu√≠ precisamente recibi√≥ culto la imagen de la Virgen de la Arrixaca, por espacio de muchos a√Īos, siendo declarada Patrona de Murcia, de la ciudad y su Reino, como consecuencia de la entrega del Monarca.Gozando no s√≥lo de la devoci√≥n de los murcianos, sino de gran n√ļmero de extranjeros, especialmente italianos, que ven√≠an a Murcia como mercaderes de la seda.La predilecci√≥n del Rey Sabio por esta imagen no conoci√≥ l√≠mites, como demuestra el hecho de dedicarle varias composiciones po√©ticas.Cuando en 1243 el pr√≠ncipe Don Alfonso, futuro Rey Sabio, entr√≥ victorioso en la capital murciana con sus tropas para tomar posesi√≥n de la ciudad en nombre de su padre (Fernando III el Santo), visit√≥ el peque√Īo templo y atribuy√≥ la victoria cristiana a la intercesi√≥n de aquella Virgen.Por ello concedi√≥ el patronazgo sobre Murcia y todo su Reino a Santa Mar√≠a de la Arrixaca, componiendo a√Īos despu√©s en su honor la Cantiga 169.La devoci√≥n por esta Virgen seguir√≠a un continuo auge en los siglos venideros, haci√©ndose cargo del santuario y su culto los frailes agustinos.√Čstos acabaron por trasladar la imagen de la patrona a una suntuosa capilla levantada en la iglesia del conjunto monacal de San Andr√©s.

LA FUENSANTA, LA DECADENCIA Y AUGE DE LA ARRIXACA

A finales del siglo XVII una nueva advocación mariana empezaba a restar protagonismo a la patrona: la Virgen de la Fuensanta..Venerada desde antiguo en una ermita de la sierra, estaba siendo objeto de romerías para implorar la siempre necesitada lluvia y el milagro del agua no se hizo esperar..La Fuensanta rivalizó pronto en popularidad con La Arrixaca, hasta el punto de ser nombrada como nueva patrona de la ciudad en 1731.

La devoci√≥n por Santa Mar√≠a de la Arrixaca acab√≥ por enfriarse definitivamente tras la desamortizaci√≥n de 1834, fecha en la que se derribaron las dependencias conventuales y fueron expulsados los frailes que custodiaban la imagen.La iglesia se mantuvo en pi√© convertida en parroquia, lugar que a√ļn hoy sirve de morada a la antigua patrona.

virgen de la arrixaca de perfil

Afortunadamente, a finales del siglo XIX, diversos movimientos religiosos y culturales de la ciudad, adem√°s de la propia parroquia de San Andr√©s, empezaron a recuperar el culto a la Virgen de la Arrixaca.En la actualidad est√° totalmente restablecida su Real Cofrad√≠a y, si bien ya no es patrona de la ciudad, tradicionalmente se ha mantenido su patronazgo sobre el antiguo Reino de Murcia y, por tanto, la actual Comunidad Aut√≥noma.Este √ļltimo t√≠tulo lo viene a compartir con el santo patr√≥n de la Di√≥cesis de Cartagena, San Fulgencio, que lo ostenta de forma oficial.Fue Javier Fuentes y Ponte, escritor y erudito madrile√Īo, pero afincado en Murcia, quien a finales del siglo XIX restaura el culto a la antigua Patrona de Murcia Santa Mar√≠a de la Arrixaca en su capilla de San Agust√≠n (hoy San Andr√©s).Teni√©ndolo a su cargo hasta la fecha actual la Real y Antigua Hermandad de Devotos de Santa Mar√≠a de la Arrixaca, contando como Hermano Mayor al Rey de Espa√Īa don Juan Carlos de Borb√≥n, confirmada su aceptaci√≥n en credencial de 28 de octubre de 1988. Esta Hermandad, que dignamente preside hoy el Ilmo. Sr. don Carlos Valc√°rcel Mavor, est√° formada por artistas, escritores, profesores, y por personas que tienen como honor trabajar por Murcia y por sus tradiciones.Su fiesta se celebra tradicionalmente el √ļltimo domingo de mayo, coincidiendo con el aniversario de la entrada del pr√≠ncipe Don Alfonso en Murcia, realiz√°ndose entonces la solemne y multitudinaria procesi√≥n con la imagen por las calles del barrio de San Andr√©s.Tambi√©n es protagonista en las celebraciones de la Feria de Septiembre, semana festiva de la capital durante la que tienen lugar vistosos desfiles de Moros y Cristianos.En estas √ļltimas fiestas la talla es objeto de una ofrenda floral, adem√°s de participar en los mencionados cortejos colocada a caballo sobre un arz√≥n.

LA IGLESIA DE SAN ANDR√ČS

La iglesia de San Andr√©s es cuanto queda del antiguo convento de Agustinos..La fachada de 1762, est√° presidida por la imagen del titular..Su car√°cter conventual est√° indicado por la presencia de una peque√Īa espada√Īa.

Vista-de-plaza-San-Agustin

La capilla de la Arrixaca, donde se venera la imagen de la que fue patrona de Murcia hasta el siglo XVIII, fue reconstruida a expensas del primer marqu√©s de Corvera, don Pedro Molina en 1630.Est√° cubierta con c√ļpula decorada a base de yeser√≠as de tema vegetal.En la capilla se han colocado ocho tablas, pintadas por Jos√© Alcaraz, en las que se ha copiado con pan de oro y letra g√≥tica la cantiga numero 169 que el rey Sabio dedic√≥ a la Virgen de la Arrixaca, en la que narra diversos sucesos milagrosos atribuidos a la intervenci√≥n de la Virgen.La imagen de la Virgen, de madera policromada y fechada en el siglo XII, representa a Mar√≠a sentada en un trono con el Ni√Īo en el regazo.Iconograf√≠a que sigue el modelo de las que llevaban los reyes y los caballeros cristianos en sus expediciones.Hay controversia arqueol√≥gica entre los distintos investigadores si la imagen ya estaba en Murcia a la llegada del futuro rey Alfonso o si fue √©l mismo el que la trajo a la ciudad.En el primer caso, se apunta a que la imagen se localizaba en una capilla del arrabal de la Arrixaca, donde se les permit√≠a el culto cristiano a los mercaderes italianos, principalmente de Pisa y G√©nova.Los cuales ven√≠an por el comercio de la seda, ya que en la esa √©poca la ciudad de Murcia era una de las principales productoras del Mediterr√°neo.La segunda hip√≥tesis es que la imagen fue tra√≠da por el infante don Alfonso y situada en una ermita moz√°rabe del barrio de la Arrixaca.

CANTIGA 169 DE ALFONSO X EL SABIO

De cómo Santa María protegió una iglesia suya que está en la Arreixaca de Murcia, que los moros quisieron destruir y no lo consiguieron.

fiesta arrixaca

A quien para salvarnos hizo Dios Madre e hija, quererla honrar nosotros no es rara maravilla. Diré aquí un milagro insigne que yo vi desde que Dios a Murcia me concedió, y oí contar a muchos moros que habitaban allí y que, por nuestras culpas, poblaron el país... A quien para salvarnos... Es de una iglesia antigua do se iban a juntar que afuera estaba alzada a la reina sin par dentro del Arreixaca y a donde para orar gentes de Pisa, Génova y de Sicilia van... A quien para salvarnos...

Allí hacían sus votos, y si de corazón a la Virgen rogaban, su oración con fervor era por Ella oída; y siempre los libró de desgracias y de males, pues los pudo su amor... A quien para salvarnos...

Por guardas fue guardado, y por tanto poder no tuvieron los moros para alg√ļn da√Īo hacer en aquel lugar santo ni tocar nada de √©l, aunque a su alcance estaba encerrado en su red... A quien para salvarnos...

A pesar de que a veces me rogaban también que mis órdenes diera de hacerlo acometer, queriendo demostrarme que mandarlo era bien; aunque así lo otorgaron, nada les valió después... A quien para salvarnos...

Pasado largo tiempo aconteció otra vez, que Don Jaime, el ilustre monarca aragonés, convirtió la Mezquita en templo de la fe cuando en Murcia y Sevilla se alzó la mora hez... A quien para salvarnos...

Toda la Aljama entonces viniéronle a pedir que la apartada iglesia hiciese destruir y, aunque se vio forzado en ello a consentir, no pudieron aquéllos mover un clavo allí, A quien para salvarnos..

Sucedió después de esto que estando en Murcia yo, y aun en la Arreixaca, la Aljama me ordenó que la iglesia de entre ellos quitase, y me apenó porque estaba pintada de reciente color... A quien para salvarnos...

Aunque mal de mi grado entonces accedí y vióse la asamblea del rey moro acudir pidiendo su derribo mas se le oyó decir: No, que quien a María desama, tiene mal fin. A quien para salvarnos...

Despu√©s, Aby Yusuf, se√Īor benimer√≠n de C√°diz, con su ej√©rcito pas√≥ a luchar aqu√≠ y a Murcia pretend√≠a con ma√Īas abatir para exaltar sus armas, mas fue vano su ardid. A quien para salvarnos...

Deshízolo la Virgen, que de allí los sacó. La muralla Arreixaca pocos de ella contó. Así su vieja Iglesia de enemigos libró. Que a quienes mal la quieren Ella siempre alejó... A quien para salvarnos...

Y por tanto su iglesia librada est√° ya. Nunca Mahoma all√≠ poder√≠o tendr√°; que Ella la conquist√≥ como ha de conquistar, con Espa√Īa y Marruecos, a Arzilla y Ceuta al par... A quien para salvarnos...

Fuentes:

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)