√Ārea con profundas Ra√≠ces B√≠blicas.
Son pocos los santuarios dedicados a la Virgen María que tienen raíces bíblicas, y por supuesto están en Tierra Santa.
Uno de ellos está en el Líbano.
Y est√° dedicado a Nuestra Se√Īora del Mantara o de la Espera, en Maghdouch√©. ¬†
NUESTRA SENORA DE MAGHDOUCHe
Durante el tiempo de la Virgen María en la tierra, este lugar que ahora es sagrado, era una cueva.
Donde Mar√≠a esper√≥ el regreso de Jes√ļs que estaba predicando p√ļblicamente en Sid√≥n.
Seg√ļn la tradici√≥n compartida por las iglesias cat√≥lica maronita y griega, las dos principales iglesias cristianas de la zona.

El pueblo de Maghdouche está habitado por 5000 melquitas católicos.

Est√° situado en una colina sureste de la ciudad b√≠blica de Sid√≥n, donde Jes√ļs predic√≥ con frecuencia.

‚ÄćA la entrada del pueblo, hay una torre alta con una estatua de la Virgen en la parte superior.

Este es el santuario de ‚ÄúNuestra Se√Īora de Mantara‚ÄĚ o ‚ÄúNuestra Se√Īora de la Espera‚ÄĚ.

RA√ćCES B√ćBLICAS

El Santuario de Nuestra Se√Īora de Mantara tiene sus ra√≠ces en el Evangelio: San Marcos menciona en el cap√≠tulo 7, vers√≠culo 24, que Cristo, habiendo dejado Galilea, en Palestina, fue a la regi√≥n de Tiro y Sid√≥n (Saida ahora) para predicar las buenas nuevas y sanar a los enfermos.

orando en gruta de mantara

En Sid√≥n sana a la hija de la mujer cananea pose√≠da por el demonio: ‚ÄúMujer, grande es tu fe‚ÄĚ.

San Lucas, por su parte, cita en el cap√≠tulo 6:17 que Jes√ļs, despu√©s de elegir a sus doce ap√≥stoles

“bajó con ellos y se detuvo en una meseta (Galilea).

Hab√≠a un gran n√ļmero de sus disc√≠pulos y una gran multitud de gente de la costa de Tiro y de Sid√≥n para escuchar y para ser sanados de sus enfermedades‚Äú.

La sagrada tradici√≥n cuenta que la Virgen acompa√Ī√≥ a su hijo en sus viajes a Tiro y Sid√≥n.
Sin embargo, se sabe que a las mujeres judías no se les permitía entrar en las ciudades paganas.
Y como Sidón era una ciudad cananea, por lo tanto pagana, la Virgen María esperó a su hijo en esta cueva Maghdouché.
Porque la calzada romana que cruzaba la costa libanesa a Jerusalén, pasaba por el pueblo.
Aqu√≠ ella esper√≥ en oraci√≥n y meditaci√≥n, de ah√≠ el nombre de Nuestra Se√Īora ‚Äúla espera‚ÄĚ ‚Äď al Mantara.

Por lo tanto no se trata de una espera por el embarazo como otras advocaciones referidas a la Espera.

LOS PRIMEROS CRISTIANOS TRANSFORMARON A LA CUEVA EN UN LUGAR DE CULTO Y PEREGRINACI√ďN

La Emperatriz Helena alrededor de 326 DC envi√≥ un icono de la Virgen y de Jes√ļs como un regalo de la realeza bizantina

Se dice que había sido pintado por el mismo San Lucas, y también construyó una torre en el sitio.

Más tarde, los cristianos de Maghdouche huyeron de la persecución a los pueblos de Zahle y Zouk, ocultando cuidadosamente la entrada de la gruta con piedras antiguas y vides.

Despu√©s de los tiempos dif√≠ciles experimentados por esta regi√≥n, la cueva qued√≥ en el olvido, pero fue redescubierto por una feliz coincidencia, en 1721, la √©poca del obispo Eftemios Sa√Įfi, Obispo Cat√≥lico Melkita de Saida, que hizo restaurar la cueva.

gruta de mantara

La historia del re descubrimiento de la cueva cuenta el siguiente hecho:

‚Äćun pastor estuvo d√≠as alrededor de la cueva con su reba√Īo.

Sentado debajo de una encina, tocaba su flauta.
De pronto se oyó a sus cabras balando alborotadas.
Corri√≥ en direcci√≥n del grito y el ni√Īo cay√≥ en un pozo (este es el agujero que hay en el techo de la cueva sobre el altar).
Tomó su cuchillo para limpiar el lugar y encontrar un camino.
Y su su alegría fue grande cuando descubrió un camino estrecho que conducía a una cueva.
Se arrastró para adentro y encontró en el fondo de la cueva un icono de la Virgen en un altar antiguo.
Sali√≥ muy r√°pidamente, dejando a su reba√Īo y se fue a anunciar las buenas nuevas a la gente de Maghdouch√©.

Multitudes acudieron de inmediato para ver la cueva que había sido abandonada por tanto tiempo, y contemplar el icono de la Virgen.

Entonces sonaron las campanas para anunciar el evento y se organizaban procesiones en el pueblo. Así, el culto continuó en esta cueva.

UN LUGAR DE PEREGRINACI√ďN

Desde el redescubrimiento, la gruta de la Virgen de Mantara ha estado abierta al p√ļblico.

Se ha convertido en un importante lugar de peregrinación en el Líbano.

La cima de la colina adyacente donde antes hab√≠an estado Jes√ļs y Mar√≠a en Sid√≥n es ahora cementerio cat√≥lico griego.

En 1860, la Comunidad greco-melquita de se convirti√≥ en due√Īa del sitio y transform√≥ la cueva en un santuario digno de la Virgen en 1880.

A principios de los a√Īos sesenta, Mons. Basile Khoury construy√≥ una hermosa capilla hexagonal y una torre de 28 m en la parte superior.
En la cual erigi√≥ una bella estatua de la Virgen Mar√≠a de 28m y medio de alto con Jes√ļs en sus brazos, una obra del artista italiano Pierrotti.

La Virgen de Mantara es la protectora de los ni√Īos, por eso muchos bautismos se celebran all√≠.

estatua de ns de mantara

En 1986, el conflicto armado entre se extendió a Maghdoucheh.

Feroces combates tuvieron lugar en esta ciudad estratégica cristiana.

En √ļltima instancia, cay√≥ parcialmente en manos de los palestinos, sus habitantes se vieron obligados a huir de sus hogares y Maghdouche fue destruida.

En 1990, despu√©s de 4 a√Īos de la evacuaci√≥n por la fuerza, los residentes de Maghdouche empezaron a regresar a las ruinas de su aldea para iniciar el gran viaje de reconstruir lo que fue destruido en la guerra.

‚ÄćGrandes fiestas se celebran cada a√Īo el 8 de septiembre para conmemorar el descubrimiento de la cueva sagrada.

APARICION DE LA REINA DE LA PAZ DE MEDJUGORJE EN EL SANTUARIO DE NUESTRA SE√ĎORA DE MANTARA

La Virgen Mar√≠a, Reina de la Paz de Medjugorje, se apareci√≥ el s√°bado 17 de noviembre de 2012 al vidente Iv√°n, en un sitio muy querido por ella, en la cueva donde esper√≥ a Jes√ļs cuando fue a predicar a las regiones de Tiro y de Sid√≥n, seg√ļn cuenta la historia.

basilica de mantara

Durante la aparición, la Virgen dio el mensaje

“Queridos hijos, os pido que oren por la paz.

Oren conmigo por la paz, la paz.

Gracias por haber respondido a mi llamado‚ÄĚ.

Mientras que en frente del vidente, María también oró en su lengua materna, el arameo, un evento que sucede de vez en cuando, como ha atestiguado la vidente Marija Pavlovic-Lunetti.

Fuentes:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Advocaciones de Virgen María y Otras

Ver todo