Que sea para bien ¬°Gracias Joseph Ratzinger!
Benedicto XVI ha anunciado que renuncia a su ministerio como Papa. Lo ha hecho personalmente, en lat√≠n, durante el consistorio para la canonizaci√≥n de los m√°rtires de Otranto. El Santo Padre ha asegurado que no se encuentra con fuerzas y que su vigor ¬ętanto del cuerpo como del esp√≠ritu (‚Ķ) en los √ļltimos meses, ha disminuido en m√≠ de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado¬Ľ. El 28 de febrero la sede de Roma quedar√° vacante y se convocar√° el c√≥nclave para elegir al nuevo Pont√≠fice.

El √ļltimo Pont√≠fice en renunciar fue Gregorio XII, el veneciano Angelo Correr, que dimiti√≥ en 1515, dos a√Īos antes de morir. Los otros casos de renuncia al pontificado han sido los de Benedicto IX, elegido en el 1032 y Celestino V, que renunci√≥ en 1294 al declararse carente de experiencia en el manejo de los asuntos de la Iglesia.

PALABRAS DEL PAPA

Os he convocado a este Consistorio, no s√≥lo para las tres causas de canonizaci√≥n, sino tambi√©n para comunicaros una decisi√≥n de gran importancia para la vida de la Iglesia. Despu√©s de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no √ļnicamente con obras y palabras, sino tambi√©n y en no menor grado sufriendo y rezando. Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a r√°pidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario tambi√©n el vigor tanto del cuerpo como del esp√≠ritu, vigor que, en los √ļltimos meses, ha disminuido en m√≠ de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado. Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedar√° vacante y deber√° ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el c√≥nclave para la elecci√≥n del nuevo Sumo Pont√≠fice.

Querid√≠simos hermanos, os doy las gracias de coraz√≥n por todo el amor y el trabajo con que hab√©is llevado junto a m√≠ el peso de mi ministerio, y pido perd√≥n por todos mis defectos. Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Se√Īor Jesucristo, y suplicamos a Mar√≠a, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pont√≠fice. Por lo que a mi respecta, tambi√©n en el futuro, quisiera servir de todo coraz√≥n a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria.

Vaticano, 10 de febrero 2013BENEDICTUS PP. XVI

EL SANTO PADRE HABL√ď DE ESTA POSIBILIDAD

A finales de septiembre de 2011 el diario milan√©s ‚ÄúLibero‚ÄĚ public√≥ un art√≠culo de Antonio Socci que pon√≠a en circulaci√≥n los rumores de una futura dimisi√≥n del Papa sin ofrecer ninguna fuente, ni dato m√°s concreto.Por este motivo, el padre Lombardi, con una sonrisa, respondi√≥ ndido a los periodistas: ¬ęSi lo dice Socci, hay que preguntarle de d√≥nde ha tomado esta informaci√≥n. Lo que sabemos todos es lo que el mismo Papa ha escrito en el libro entrevista 'Luz del mundo'. No tengo otras informaciones¬Ľ.En la entrevista ‚ÄúLuz del mundo‚ÄĚ, publicada en el a√Īo 2010, en respuesta al periodista Peter Seewald, Benedicto XVI declaraba: ‚ÄúSi el Papa llega a reconocer con claridad que f√≠sica, ps√≠quica y mentalmente no puede ya con el encargo de su oficio, tiene el derecho y, en ciertas circunstancias, tambi√©n el deber de renunciar‚ÄĚ.Pero en el mismo libro, el Papa a√Īade hablando de las dificultades de la Iglesia, en particular tras el descubrimiento de los casos de pedofilia: ‚ÄúSi el peligro es grande, no se debe huir de √©l. Por eso, ciertamente no es el momento de renunciar. Justamente en un momento como √©ste hay que permanecer firme y arrostrar la situaci√≥n dif√≠cil. √Čse es mi concepci√≥n. Se puede renunciar en un momento sereno, o cuando ya no se puede m√°s. Pero no se debe huir en el peligro y decir: que lo haga otro‚ÄĚ.

RENUNCIA DEL PAPA Y SEDE VACANTE EN EL C√ďDIGO DE DERECHO CAN√ďNICO

Se conoce como periodo de sede vacante el periodo que hay entre el momento en que se produce la vacante en la sede romana y la elección del siguiente sucesor de San Pedro. Este periodo ha sido regulado con detalle por la legislación canónica, teniendo en cuenta que se trata de un periodo delicado para la vida de la Iglesia.La vacante de la sede romana se puede producir por fallecimiento del Romano Pontífice y por renuncia. Cuando el Papa fallece se produce en ese momento la vacante; y en cuanto a la renuncia, el canon 332 § 2 da los requisitos para su validez:

Canon 332: Si el Romano Pontífice renunciase a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente, pero no que sea aceptada por nadie.

Por lo tanto, la renuncia ser√≠a efectiva desde el momento en que se manifiesta formalmente. Obs√©rvese que no se requiere que se haga por escrito. S√≠ que se haga de modo formal, pero hay otros modos de expresar formalmente la renuncia.Desde el momento de producirse la vacante se aplica el principio de nihil innovetur, o que no se innove nada, seg√ļn declara el canon 335:

Canon 335: Al quedar vacante o totalmente impedida la sede romana, nada se ha de innovar en el régimen de la Iglesia universal: han de observarse, sin embargo, las leyes especiales dadas para esos casos.

El concepto de sede impedida lo define el canon 412 para una sede diocesana. Nada obsta para que también se aplique a la Sede Romana.

Canon 412: Se considera impedida la sede episcopal cuando por cautiverio, relegación, destierro o incapacidad, el Obispo diocesano se encuentra totalmente imposibilitado para ejercer su función pastoral en la diócesis, de suerte que ni aun por carta pueda comunicarse con sus diocesanos.

Fuentes: Vaticano, Info católica, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)