Noticia de Interés

Sin embargo los sentimientos contra los hechiceros son contradictorios porque ellos se utilizan para obtener el éxito y la protección contra los enemigos, pero existe el temor de convertirse en víctimas.
albinos vetidos de azul en tanzania

‚Äć

Una tradición son los "asesinos rituales", que se llaman así porque matan para obtener de los cadáveres ingredientes necesarios para preparar talismanes y amuletos.

Los talismanes hechos de órganos humanos, en especial si son albinos, cuestan cientos e incluso miles de dólares.

Sólo las personas muy ricas se lo pueden permitir - políticos, empresarios, altos funcionarios, la policía y los altos grados del Ejército -, y sólo los magos más poderosos son capaces de lograr.

EL ALBINISMO

Ser albino en Tanzania, supone pr√°cticamente estar condenado a muerte.
La magia negra ha convertido sus √≥rganos y extremidades en valiosos amuletos para atraer a la buena suerte, lo que hace que cada a√Īo decenas de ellos sean asesinados o queden mutilados.

El albinismo es una rara enfermedad no contagiosa, genéticamente heredada que ocurre en ambos sexos, independientemente de su origen étnico, en todos los países del mundo.

Tanto el padre como la madre deben ser portadores del gen para que pueda ser transmitido, aun cuando no tengan en sí mismos albinismo.

‚ÄćEsta afecci√≥n ocasiona la falta de pigmentaci√≥n en el cabello, la piel y los ojos, causando la vulnerabilidad a la exposici√≥n al sol y de luz brillante.

‚ÄćCasi todas las personas con albinismo tienen discapacidad visual, y la mayor√≠a se clasifican como "legalmente ciegos".

‚ÄćAunque las cifras var√≠an, en Am√©rica del Norte y Europa se estima que 1 de cada 20.000 personas tienen alguna forma de albinismo.

En Tanzania, y en el este de √Āfrica, el albinismo es mucho m√°s frecuente, con estimaciones de 1 de cada 2.000 personas que est√°n siendo afectadas.

El término "persona con albinismo" (PWA) se prefiere el término "albino".

albino en africa

LA CODICIA POR EL CUERPO DE LOS ALBINOS

Las leyendas dicen en Tanzania que los albinos son fantasmas, nunca mueren, sólo desaparecen.
Lo cierto es que sí desaparecen, pero debido a los asesinatos y al uso de sus cuerpos en la magia negra, un mercado en alza.
‚ÄćUn brazo de albino puede llegar a costar 1.500 euros en el mercado negro.

En una región donde la mayoría de la población sobrevive con menos de un euro al día, cualquier ayuda para salir de la miseria es bienvenida, incluso las más inhumanas y espeluznantes.

Pero no son creencias que existan sólo en Tanzania.

Se extienden a buena parte de √Āfrica. En 2006 un hombre fue detenido en Tanzania cuando viajaba a la Rep√ļblica Democr√°tica del Congo con la cabeza de un ni√Īo albino entre sus pertenencias.

El asesino confes√≥ a la polic√≠a que un empresario congole√Īo le hab√≠a prometido pagar m√°s cuanto mayor fuera el tama√Īo de la cabeza.

En 2009, entre los 60 subsaharianos que llegaron a Tenerife en un cayuco, se encontraba un tripulante muy especial.

Toda la prensa espa√Īola public√≥ la imagen del ugand√©s Moszy ‚ÄďEmanuel Mukasa‚Äď que pidi√≥ refugio pol√≠tico en Espa√Īa por su condici√≥n de albino:

‚ÄúMi cuerpo es codiciado para ser utilizado en rituales de brujer√≠a‚ÄĚ aseguraba.

EL RITUAL PARA CONSEGUIR SUS CUERPOS

Los cazadores de albinos matan a sus víctimas para vender su sangre, pelo, sus huesos e incluso sus genitales.
Los hechiceros de brujería muti creen además que los órganos o miembros humanos deben arrancarse en vivo, para que los gritos y el dolor del sacrificado potencien el efecto del conjuro.

Las profanaciones de tumbas de albinos también son habituales, por eso muchas familias entierran a sus seres queridos dentro de sus hogares, en los cuartos, bajo la cama.

Los que pueden permitírselo, encargan que sean enterrados en sarcófagos de hormigón.

‚ÄćEl perverso ritual incluye quemar las chozas de las v√≠ctimas.

Los asesinos reciben como recompensa una o dos vacas, que les entregan los l√≠deres comunales por su ‚Äúbuen trabajo‚ÄĚ, seg√ļn las autoridades. En otras ocasiones, la recompensa es dinero, unos 100 d√≥lares.

‚ÄćEstos cr√≠menes se est√°n registrando en comunidades aisladas de la regi√≥n noroeste del pa√≠s, situada a unos 1.000 kil√≥metros de la principal ciudad tanzana, Dar es Salam.

Pero, simult√°neamente, en el suroeste surgi√≥ un comercio macabro de piel humana, ahora pr√°cticamente extinguido, que va m√°s all√° de las fronteras nacionales, buscando mercados en Zambia, Malaui o la Rep√ļblica Democr√°tica del Congo.

albino atacado en tanzania

RELACIONADO CON LA MINER√ćA

En Tanzania, un país de 39 millones de habitantes, se estima que hay cerca de 270.000 albinos.

‚ÄćUna media de diez albinos al mes son asesinados y mutilados, eso confirmado, sin contar con las desapariciones.

‚ÄćEl asesinato de albinos se relaciona √≠ntimamente con el colectivo de la ¬†miner√≠a, una actividad clave en Tanzania, donde hay importantes yacimientos de diamantes, esmeraldas, rub√≠es y zafiros.

También es el tercer productor continental de oro, después de Sudáfrica y Ghana.

‚ÄćSe piensa que los centros mineros son el mercado habitual para este contrabando de √≥rganos de albinos, y las autoridades creen que los mineros de peque√Īa escala son los principales compradores.

Piernas de albino acaban como ‚Äėdetectores de metales‚Äô en las minas de oro, el polvo fabricado con sus huesos se esparce en el agua para que la pesca sea fruct√≠fera, violar a una mujer albina se supone que cura el Sida y beber su sangre trae la prosperidad.

ESTIMANDO LAS V√ćCTIMAS

Las autoridades creen que desde los a√Īos setenta han perecido m√°s de tres mil por estos cr√≠menes a sangre fr√≠a, cometidos con lanzas, machetes o hachas.

Desde 2000, tan solo cinco personas han sido condenadas en Tanzania por estos crímenes.

Sin embargo, en 2009, más de 50 albinos fueron ejecutados en la región, debido a la creencia generalizada de que las extremidades y los órganos sexuales de sus miembros proporcionan buena suerte a quien los porta.

‚ÄćPrecisamente son las zonas mineras y costeras de Tanzania donde se registran los √≠ndices m√°s bajos de pobreza, lo que facilita la difusi√≥n de estas creencias.

De igual modo, motiva que muchos de los albinos recién nacidos sean asesinados para su posterior comercialización en forma de símbolos de buena suerte.

albina ataca en malawi

LAS ASOCIACIONES DE ALBINOS

‚ÄúEn las zonas rurales, donde los brujos controlan las administraciones locales, es imposible huir de estas creencias‚ÄĚ, afirma Abdillah Omari, miembro de la Fundaci√≥n de Albinos de Tanzania.

Para contener estas supersticiones, el Gobierno tanzano nombró en abril de 2008 a una parlamentaria albina, Al Shaymaa Kwegyr.

‚ÄćDesde entonces, la principal misi√≥n de Kwegyr ha sido la elaboraci√≥n de un censo que permita a esta comunidad acceder a tratamientos sanitarios -como ocurre en Sud√°frica, donde su condici√≥n es tratada como ¬ędiscapacidad¬Ľ- ya que, adem√°s de sufrir agresiones, los albinos deben luchar contra otros problemas m√©dicos como son las numerosas quemaduras que sufren por su escasa resistencia a la luz solar

De igual modo, Khalfani Bar'wani -miembro del Frente Cívico Unido (Cuf, por sus siglas en inglés) y representante también del colectivo- se convertía en 2010 en diputado de la provincia de Lindi Urba, al sureste del país.

‚ÄćEl primer albino en ser elegido de manera democr√°tica.Un ejemplo. En 2015 Tanzania fue a las urnas para elegir al jefe de Estado y renovar el parlamento.

Desde que se supo que los candidatos tratarían de asegurar la victoria comprando talismanes de órganos albinos, el gobierno prohibió el ejercicio de los médicos tradicionales, muchos de los cuales practican la brujería.

‚ÄćSin embargo, al menos 76 albinos han sido asesinados durante el a√Īo

REACCIONES INTERNACIONALES

El arzobispo de Tabora, en Tanzania, mons. Paul R. Ruzoka lo ha denunciado recientemente.El obispo usó palabras fuertes:

‚ÄúEs diab√≥lico. El hecho de que semejante ‚Äėholocausto‚Äô se produzca en los a√Īos de la civilizaci√≥n, a√Īos en los que el hombre ha logrado muchas, much√≠simas metas, hace la situaci√≥n tr√°gica a nuestros ojos occidentales, que no deber√≠amos permitir en absoluto semejantes sacrificios‚ÄĚ

Tambi√©n el Papa Francisco en a√Īos pasados quiso que el drama de los albinos se discutiera en un seminario de estudio de la Pontificia Academia de las Ciencias, invitando a hablar a un funcionario de la ONU, Cristiano Gentili, que ha escrito un libro-denuncia sobre la tragedia de los albinos.

Seg√ļn Today.it,

‚Äúel drama de quien pertenece a la ‚Äėtribu de los fantasmas‚Äô se ha convertido en una aut√©ntica emergencia nacional, tanto que el gobierno ha tenido que crear refugios espec√≠ficos para centenares de ni√Īos albinos, y ha creado una verdadera task force para investigar los homicidios‚ÄĚ.

El obispo tanzano record√≥ que desde 2007, se han denunciado m√°s de 290 casos de ni√Īos albinos brutalmente atacados y vendidos a hechiceros en Tanzania y en otras partes de √Āfrica:

‚ÄúTradicionalmente, el albinismo est√° considerado una maldici√≥n o un tab√ļ en √Āfrica ‚Äď explica John Makumbe, profesor albino de Ciencias Pol√≠ticas de la Universidad de Zimbabwe y presidente de la Zimbabwe Albino Association (ZAA) -.

Muchos creen que tener un pariente albino es un castigo de los dioses a la familia‚ÄĚ .

Hasta ahora ha habido algunas ONG, entre ellas la católica italiana CUAMM (Collegio Universitario Assistenti Medici Missionari), en denunciar el drama de los albinos y a ocuparse de ellos.

‚ÄćAhora despu√©s de las palabras del obispo de Tabora, relanzadas a nivel internacional, el Gobierno de Tanzania parece empezar a moverse.

Tambi√©n la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha condenado una reciente serie de ‚Äúataques horrorosos‚ÄĚ contra personas con albinismo en Tanzania.

Para Pillay, el pa√≠s africano debe actuar para detener los ‚Äúasesinatos despiadados‚ÄĚ y la discriminaci√≥n a la que se enfrenta el grupo.

Fuentes:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Noticias

Ver todo