Las tendencias totalitarias crecen en occidente.
En los últimos tiempos estamos viendo como algunos liberales retoman el criterio de los regímenes comunistas, reclamando que los niños no pertenecen a las familias sino directamente al estado, que tiene el deber de educarlos, lo que constituye en última instancia, una forma de reclamar que a cada individuo le sea inculcada la ideología del gobierno de ese momento.

Esto significa no reconocer a la familia como una comunidad distinta con autoridad y relativamente independiente de la comunidad política más amplia, con respecto a sus asuntos internos, entre ellos la educación y la crianza de los niños. Y busca la peligrosa erradicación de las estructuras de autoridad independiente, que intermedian entre el individuo y el Estado - de la que la familia y la iglesia son las dos más fundamentales. En última instancia es la esencia del totalitarismo.

LA MECHA ACTUAL LA ENCENDIÓ MELISSA HARRIS-PERRY

Los niños no pertenecen a los padres, sino a toda la comunidad. Así afirmó Melissa Harris-Perry en una reciente promo de la cadena MSNBC en EE.UU., que ha generado polémica.Harris-Perry sostuvo que si vamos a empezar a invertir adecuadamente en nuestras escuelas públicas,

"tenemos que romper nuestro tipo de idea privada de que los niños pertenecen a sus padres o que pertenecen a sus familias y reconocer que los niños pertenecen a comunidad entera".

EL ESTADO PUEDE EXIGIR QUE SE TRANSMITAN SUS VALORES AUNQUE SUS PADRES TENGAN OBJECIONES

Sus palabras reflejan la visión preocupante, pero no rara de que la educación de los niños, especialmente en su educación formal, de que ella es en primer lugar la tarea del Estado en lugar de los padres, y que el Estado tiene la autoridad educativa primaria sobre los niños, al menos hasta que tengan edad suficiente para asistir a la escuela.El Estado puede y debe exigir que los niños sean expuestos a los valores y modos de vida aún cuando entren en conflicto con aquellos que están aprendiendo en casa.Incluso en las escuelas privadas y las escuelas en el hogar (home schooling), los padres, en principio, no tienen derecho a optar por esos programas para sus hijos, incluso si tienen una objeción moral o religiosa a su contenido.

TODOS PERTENECEMOS A COMUNIDADES

Es cierto, por supuesto, que los niños "pertenecen a la comunidad" - es decir, son miembros de - una comunidad más amplia más allá de sus familias. Pero decir que los hijos pertenecen a la comunidad política es hacer que un error fundamental y peligroso.Como criaturas inherentemente sociales, todos los seres humanos pertenecen a muchas comunidades, pero no en el mismo grado, o con la misma intensidad, o por el mismo tipo de relación. Los seres humanos están, en cierto sentido, anidados dentro de los distintos niveles de la comunidad, como las tradicionales muñecas rusas.Como ciudadano de un país, se pertenece a la comunidad política de la nación, pero en el mundo globalizado de hoy, también, en cierto sentido pertenece a la comunidad en general de todos los seres humanos, en el que lo más parecido a una la autoridad política son las Naciones Unidas.Sin embargo, una persona sólo indirectamente pertenece a la ONU como un individuo. Sería más exacto decir que pertenece a su país, y que país pertenece a la ONU.

LOS NIÑOS PERTENECEN A LA FAMILIA Y LA FAMILIA A COMUNIDADES MÁS GLOBALES

Algo similar podría decirse de los niños con respecto a la comunidad política más amplia.Los niños pertenecen en primer lugar a sus familias encabezadas por sus padres, quienes, debido a su relación única íntima con sus hijos, son los que tienen la obligación más directa y autoridad para cuidar de ellos hasta que sean lo suficientemente maduros para dirigir sus propias vidas.A través de sus familias es que los niños pertenecen a la comunidad política más amplia, y también es a través de sus padres que la comunidad política ejerce autoridad paternalista sobre ellos (excepto en los casos en que la autoridad de los padres no cumpla con la función - es decir, los casos de abuso y negligencia).En otras palabras, la relación de los niños con la comunidad política es fundamentalmente diferente de la de los adultos, ya que está mediada a través de su pertenencia a una familia y viven bajo la autoridad de sus padres.Fuentes: Melissa Moschella para Public Discourse, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

Súmate a nuestra Newsletter y recibe las últimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)