Con el tono y sencillez que le conocemos.
El Papa Francisco envió una carta a los Obispos de Argentina, con motivo de su Asamblea Plenaria una carta que no tiene desperdicio.
francisco y obispos argentinos

Es del 25 de marzo y no circuló mucho.

TEXTO COMPLETO DE LA CARTA

Carta del Papa Francisco a la 105¬ļ Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal ArgentinaQueridos Hermanos:Van estas l√≠neas de saludo y tambi√©n para excusarme por no poder asistir debido a ‚Äúcompromisos asumidos hace poco‚ÄĚ (¬ŅSuena bien?) Estoy espiritualmente junto a Ustedes y pido al Se√Īor que los acompa√Īe mucho en estos d√≠as.Les expreso un deseo: Me gustar√≠a que los trabajos de la Asamblea tengan como marco referencial al Documento de Aparecida y ‚ÄúNavega mar adentro‚ÄĚ. All√≠ est√°n las orientaciones que necesitamos para este momento de la historia. Sobre todo les pido que tengan una especial preocupaci√≥n por crecer en la misi√≥n continental en sus dos aspectos: misi√≥n program√°tica y misi√≥n paradigm√°tica. Que toda la pastoral sea en clave misionera. Debemos salir de nosotros mismos hacia todas las periferias existenciales y crecer en parres√≠a.Una Iglesia que no sale, a la corta o a la larga, se enferma en la atm√≥sfera viciada de su encierro. Es verdad tambi√©n que a una Iglesia que sale le puede pasar lo que a cualquier persona que sale a la calle: tener un accidente. Ante esta alternativa, les quiero decir francamente que prefiero mil veces una Iglesia accidentada que una Iglesia enferma. La enfermedad t√≠pica de la Iglesia encerrada es la autorreferencial; mirarse a s√≠ misma, estar encorvada sobre s√≠ misma como aquella mujer del Evangelio. Es una especie de narcisismo que nos conduce a la mundanidad espiritual y al clericalismo sofisticado, y luego nos impide experimentar ‚Äúla dulce y confortadora alegr√≠a de evangelizar‚ÄĚ.Les deseo a todos Ustedes esta alegr√≠a, que tantas veces va unida a la Cruz, pero que nos salva del resentimiento, de la tristeza y de la soltenor√≠a clerical. Esta alegr√≠a nos ayuda a ser cada d√≠a m√°s fecundos, gast√°ndonos y deshilach√°ndonos en el servicio al santo pueblo fiel de Dios; esta alegr√≠a crecer√° m√°s y m√°s en la medida en que tomemos en serio la conversi√≥n pastoral que nos pide la Iglesia.Gracias por todo lo que hacen y por todo lo que van a hacer. Que el Se√Īor nos libre de maquillar nuestro episcopado con los oropeles de la mundanidad, del dinero y del ‚Äúclericalismo de mercado‚ÄĚ. La Virgen nos ense√Īar√° el camino de la humildad y ese trabajo silencioso y valiente que lleva adelante el celo apost√≥lico.Les pido, por favor, que recen por m√≠, para que no me la crea y sepa escuchar lo que Dios quiere y no lo que yo quiero. Rezo por Ustedes.Un abrazo de hermano y un especial saludo al pueblo fiel de Dios que tienen a su cuidado. Les deseo un santo y feliz tiempo pascual.Que Jes√ļs los bendiga y la Virgen Santa los cuide.Fraternalmente,Vaticano, 25 de marzo de 2013Fuentes: Periodista Digital, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)