Gigantesco cambio desde el 2000.
El sordo cambio que se produjo en EE.UU. y tambi√©n en el occidente desarrollado, sugiere que los ni√Īos ya no vienen en el mismo paquete que el matrimonio. De modo que en esta discusi√≥n sobre la legalizaci√≥n del matrimonio homosexual, en la que los conservadores sostienen que la justificaci√≥n del matrimonio es criar a los hijos, los j√≥venes norteamericanos ya han opinado, su estilo de vida (no s√≥lo su verbalizaci√≥n) dice que han comenzado a concebir el matrimonio como una uni√≥n para la realizaci√≥n personal en vez que un marco en el cual criar a sus hijos.

Un profundo cambio est√° ocurriendo en Estados Unidos. En alg√ļn lugar alrededor del a√Īo 2000, el pa√≠s ha llegado a un punto de inflexi√≥n: las mujeres colectivamente comenzaron a poner el cochecito antes que el matrimonio.

PRIMERO EL COCHECITO Y LUEGO LA FORMALIZACI√ďN NUPCIAL

De hecho, para las mujeres, en su conjunto, la edad del primer nacimiento es ahora 25,7 a√Īos mientras que la edad al primer matrimonio es de 26,5 a√Īos.Una de cada dos madres en Estados Unidos est√° teniendo un primer hijo y se casan m√°s tarde, si es que lo hacen.Vale la pena decir que son las mujeres medias norteamericanas que est√°n impulsando esta tendencia - es decir, las mujeres que no tienen un t√≠tulo universitario de cuatro a√Īos. En cambio las graduadas universitarias que est√°n haciendo las cosas a la manera tradicional: casarse y luego tener a sus beb√©s, aunque a mayor edad.Como Kay Hymowitz ha dicho en el pasado, el cambio m√°s significativo en los h√°bitos de relaci√≥n entre Estados Unidos

no es "el amplio rechazo del matrimonio, ni siquiera es el n√ļmero de las novias de treinta y tantos. Es el abandono de la idea de que el matrimonio tenga algo que ver con los ni√Īos".

¬ŅC√≥mo sucedi√≥ y por qu√©?

INSERCI√ďN LABORAL

Pas√≥ por muchas razones, entre ellas la tendencia a un camino m√°s lento hacia la edad adulta. No hace mucho tiempo un joven sal√≠a de su casa, terminaba la carrera, encontraba un trabajo, se casaba y ten√≠a hijos, a menudo en ese orden, a los 25 a√Īos. Hoy en d√≠a, es m√°s como de 35 a√Īos, y rara vez en ese orden. El matrimonio es uno de esos hitos que tambi√©n se ha retrasado.Este cruce tambi√©n sucedi√≥ porque los "buenos" trabajos para hombres han desaparecido en gran medida, mientras que los salarios de la clase obrera han sido en direcci√≥n al sur desde la d√©cada de 1970, por lo que el matrimonio parece fuera de lugar.

EL MATRIMONIO Y LOS NI√ĎOS YA NO VIENEN EN UN MISMO PAQUETE

Tambi√©n sucedi√≥ porque hemos estado pensando de manera diferente sobre el matrimonio. Preg√ļntele a alguien de la generaci√≥n Millennial (nacidos de los ‚Äô80 hasta el 2000) sobre el matrimonio y los ni√Īos y √©l o ella probablemente le dir√° que est√° bien tener un beb√© y no casarse (77 por ciento de las mujeres de 18-29 est√°n de acuerdo).Y no son s√≥lo los adultos j√≥venes. Dos tercios de los estadounidenses dicen que el prop√≥sito principal del matrimonio es de realizaci√≥n personal, no para criar a los ni√Īos. En otras palabras, el matrimonio y los ni√Īos ya no son un paquete.Esto tiene terribles implicancias para la legislaci√≥n sobre la redefinici√≥n del matrimonio. Por m√°s que la l√≥gica, el sentido com√ļn, el buen criterio, la sana doctrina, impliquen que el matrimonio se justifica para criar a los hijos que √©ste engendra, el hecho es que los j√≥venes - a trav√©s de sus actos -, dicen que eso ya fue. Y por lo tanto, aunque la Suprema Corte de EE.UU. no asienta que el matrimonio est√° s√≥lo relacionado con el amor en esta oportunidad, como proponen los que abogan por la legalizaci√≥n del matrimonio homosexual, los j√≥venes han adoptado un estilo de vida que lo avala, y si esta tendencia social no cambia, m√°s temprano que tarde las leyes seguir√°n los cambios que se producen en la sociedad.

DIFERENCIAS ENTRE LAS MUJERES DE MAYOR EDUCACI√ďN CON LAS OTRAS

Lo que es sorprendente en muchos aspectos, es el sigilo de este cambio. Uno nunca podr√≠a saberlo por ver pel√≠culas o programas de televisi√≥n en los que, por ejemplo, a los 30 a√Īos, dos tercios de las mujeres han tenido un beb√©, y la mayor√≠a de ellas est√°n casadas ??cuando lo hacen.De modo que en este caso, los medios no emujaron el estereotipo que se impone, sino que reci√©n ahora lo est√°n tomando. Y esto se debe a que la mayor√≠a de los programas retratan las vidas de mujeres con buena educaci√≥n.Pero la mayor√≠a de las mujeres no tiene un t√≠tulo universitario . S√≥lo tres de cada diez estadounidenses mayores de 25 a√Īos tiene un t√≠tulo universitario de cuatro a√Īos. Y quienes lo tienen est√°n retrasando el matrimonio, pero tambi√©n est√°n retrasando los ni√Īos.En cambio no as√≠ para mujer media estadounidense, que est√° retrasando el matrimonio, pero optando por tener hijos en el √≠nterin.Para apreciar la magnitud de este cambio enorme en este grupo: vea que en 1970, s√≥lo el 12 por ciento de los nacimientos de mujeres medias norteamericanas, en sus 20 a√Īos, eran de madres solteras. En 2010, subi√≥ al 58 por ciento.

MATRIMONIOS PRECOCES VS. MATRIMONIOS TARD√ćOS

Si bien hay algunas cosas muy positivas acerca de la postergaci√≥n del matrimonio, tambi√©n hay algunos inconvenientes. Y, ciertamente, ser madre soltera es rara vez una buena cosa. Mientras que algunas madres solteras son incre√≠bles, dif√≠cilmente se encuentre una que recomiende esa ruta. Claro que aman a sus hijos y no pueden imaginar la vida sin ellos. Pero es dif√≠cil equilibrar el trabajo, los ni√Īos con un c√≥nyuge para compartir el quehacer cotidiano. Hacerlo sola no es para cobardes.Al mismo tiempo, hay un lado positivo para el matrimonio precoz. A los 25 a√Īos, el 44 por ciento de las mujeres tienen un hijo y el 38 por ciento est√°n casadas.Los matrimonios tempranos suelen ser matrimonios m√°s felices (cuando ellos llegan). Adem√°s, el matrimonio (y el matrimonio precoz, en particular) ayuda a los hombres. Los hombres que se hab√≠an casado a los 20 tuvieron mayor nivel de ingresos personales. Los hombres que nunca se han casado tienen algunos de los niveles m√°s bajos de ingreso.Fuentes: Barbara Ray para Mercatornet, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)