La guerra real contra las mujeres
El gobierno propone la pena de muerte para los violadores. La Iglesia no est√° de acuerdo debido a la sacralidad de la vida. Propone una campa√Īa de sensibilizaci√≥n de la poblaci√≥n sobre los dos temas. Y aporta su campa√Īa llamada ‚Äú37 million Diyas‚ÄĚ que est√° vehiculizando en colegios y parroquias, cuyos videos se pueden ver abajo.

Seg√ļn los obispos indios,

‚Äúla violencia contra las mujeres y los ni√Īos ‚Äď no s√≥lo las violaciones, sino todos los casos de feticidios e infanticidios femeninos, los asaltos, los raptos, los delitos de honor y por la dote ‚Äď arruinan los pilares de la sociedad y de la naci√≥n, frenando el camino hacia la paz y la prosperidad‚ÄĚ.

UNA VIOLACI√ďN CADA 54 MINUTOS

La violaci√≥n, tortura y asesinato de una joven estudiante de 23 a√Īos en la India en un autob√ļs a manos de un grupo de seis hombres el 16 de diciembre levant√≥ una ola de indignaci√≥n por todo el pa√≠s. A pesar de que se han sucedido las manifestaciones y de que este caso parece haber sido un revulsivo para la sociedad india, desgraciadamente han seguido ocurriendo casos similares.Y es que las estad√≠sticas muestran que hay una agresi√≥n a una mujer cada 7 minutos y se comete una violaci√≥n cada 54 minutos. Estos casos alcanzan cifras incre√≠bles en un pa√≠s tan poblado como la India. Por otro lado, en una sociedad tan tradicional, alzar la voz contra cualquier crimen sexual es un tab√ļ. Las v√≠ctimas, tienen que tener mucha valent√≠a para denunciar.

SIN EMBARGO LA IGLESIA NO APOYA LA PENA DE MUERTE

La medida ser√° sometida a la votaci√≥n del Parlamento, que tendr√° seis meses para ratificarlo. El texto prev√© la pena de muerte para los violadores en los casos en los que la v√≠ctima muera o termine en estado vegetativo persistente, pero incluso para los que cometan el delito repetidamente.Mons. Agnelo Rufino Gracias, obispo auxiliar de Bombay, subray√≥ la posici√≥n de la Iglesia hind√ļ despu√©s del decreto de ley que promulg√≥ el gobierno.

¬ęLa violaci√≥n es una verg√ľenza nacional, pero la Iglesia no puede aprobar la pena de muerte para los culpables de las violencias, porque defiende la sacralidad de la vida¬Ľ

¬ęUn decreto de este tipo fue presentado siguiendo el impulso emotivo, tras el caso de la hind√ļ de 23 a√Īos, Nirbhaya, violada y asesinada hace un mes. Creemos que es necesaria una reflexi√≥n m√°s bien calma y esperamos que el Parlamento la lleve a cabo. Estamos conscientes de que la violaci√≥n es una verg√ľenza nacional, que condenamos con fuerza. Somos tenaces promotores de la justicia para las v√≠ctimas y de un castigo adecuado para los culpables. Pero la pena capital no es la soluci√≥n, Creemos que en muchos casos bastar√≠a aplicar con celo la legislaci√≥n vigente¬Ľ.

Además el obispo indicó que,

¬ęcomo Iglesia, estamos tratando de contribuir, en la medida de nuestras capacidades, para combatir esta pr√°ctica terrible. Antes que nada promoviendo el respeto de la dignidad de la mujer y la igualdad de oportunidades. En segundo lugar, con un trabajo capilar en la educaci√≥n, campo del que tenemos que empezar para cambiar una mentalidad y para difundir una cultura que se base en el valor y en el respeto de toda vida humana¬Ľ.

EL ABORTO SELECTIVO ES OTRO GRAN PROBLEMA

Debido al desprecio por la mujer, tener una hija es una desgracia por lo que un gran n√ļmero de familias indias recurre al aborto selectivo.Se identifica el sexo del feto en el vientre de su madre, algo que en teor√≠a est√° prohibido por la ley, y, si es ni√Īa se aborta.Seg√ļn datos de la ONU, se cree que de esta forma se han ‚Äúperdido‚ÄĚ 62 millones de mujeres en la India, un n√ļmero equivalente a las poblaciones de Suecia, Austria, Suiza, B√©lgica y Portugal juntas.

LA CAMPA√ĎA 37 MILLONES DE LUCES

Para sensibilizar sobre ambos males, la arquidi√≥cesis de Bombay, en la India, lanz√≥ una campa√Īa llamada ‚Äú37 million Diyas‚ÄĚ, 37 millones de luces contra los abortos selectivosen raz√≥n del sexo y contra la violencia que sufren las mujeres.El n√ļmero se refiere a la diferencia entre hombres y mujeres que mostraba en el 2011 el √ļltimo censo de este populoso pa√≠s.En todas las parroquias de la archidi√≥cesis se encender√°n 37 millones de l√°mparas y velas para sensibilizar a la comunidad cristiana ante tantas formas de violencia contra las mujeres: abortos selectivos, homicidios por causa de las dotes, violaciones, mortalidad materna e infantil, violencias en el hogar‚ĶLa diya ‚Äď que es la imagen que se podr√° ver en todas las parroquias de Bombay - es una l√°mpara de barro con aceite que se ten√≠a como luz en las casas m√°s humildes. Seg√ļn la tradici√≥n india, una forma de representar a los amantes es con la imagen de la ‚Äúdiya‚ÄĚ, la l√°mpara, y el ‚Äúbaati‚ÄĚ, la mecha de algod√≥n. Para dar luz se necesita a ambos. Van siempre juntos y uno es incompleto sin el otro.

EL CONTENIDO DE LA CAMPA√ĎA

En un texto que acompa√Īa esta campa√Īa, desde la archidi√≥cesis de Bombay analizaban qu√© hay detr√°s de este desprecio tan profundo de la mujer:

‚ÄúComo sociedad debemos considerar c√≥mo tratamos la sexualidad humana. Vivimos en una sociedad que tolera cualquier tipo de conducta y desviaci√≥n sexual entre los adultos. Las mujeres, los hombres e incluso los ni√Īos son tratados como objeto y juguetes sexuales‚ÄĚ.

Reconocen adem√°s que la justicia no ha logrado mucho para atajar este grave problema de violencia y desprecio de la mujer:

‚ÄúNo hay d√≠a en que no haya alguna noticia de violencia contra las mujeres, sea en el hogar o en las calles‚ÄĚ. ‚ÄúLas mujeres‚ÄĚ, a√Īaden, ‚Äúson convertidas en mercanc√≠a, se les priva de respeto y se las elimina; las ni√Īas son discriminadas incluso antes de nacer; las esposas tratadas como esclavas‚ÄĚ.

La campa√Īa de las 37 millones velas ha tenido lugar tambi√©n en los colegios cat√≥licos precisamente el d√≠a 26, en el D√≠a de la India. Cambiar de mentalidad a trav√©s de la educaci√≥n puede que sea el √ļnico camino para que diya y baati vuelvan a iluminar la India.

Fuentes: Fides, Religión en Libertad, Signos de estos Tiempos

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)