Su notoriedad recobr√≥ vida en el 2012 cuando el anuncio del fin del mundo seg√ļn el calendario maya, como actor principal en la supuesta tragedia.
orbita del planeta 9
‚ÄćY ahora volvi√≥ a cobrar visibilidad porque nuevas investigaciones astron√≥micas lo estar√≠an dando como un cuerpo celeste que estar√≠a ah√≠ seg√ļn los c√°lculos, aunque a√ļn no se ha podido ver.

Pero además de los astrónomos, algunos agoreros han profetizado desde hace décadas sobre este planeta gigante en nuestro sistema solar, que tendría la capacidad de chocar o pasar cerca de la Tierra con consecuencias catastróficas.

‚ÄćProfec√≠as en las que no han estado ausentes los mensajes supuestamente dados por la Virgen Mar√≠a, haciendo lugar a la profec√≠a de la aparici√≥n de dos soles.

‚ÄćEn este art√≠culo vamos a repasar la informaci√≥n que tenemos sobre este objeto astron√≥mico para que el lector discierna.

Ahora la ciencia esta diciendo que efectivamente habría un gran planeta en los límites del sistema solar, algo con cierta familiaridad a lo que dicen místicos de diversos tipos.

¬ŅCrees que esto que dicen los cient√≠ficos puede estar relacionado con alguna profec√≠a, por ejemplo la de los dos soles?.

planeta 9 y la tierra

EL ENIGM√ĀTICO PLANETA NUEVE

Después de un siglo de que el que el astrónomo Percival Lowell especulara que un 'Planeta X' se esconde en la periferia del sistema solar, los astrónomos dicen tener evidencia creciente del mismo y ahora lo llaman Planeta Nueve.

Los c√°lculos orbitales sugieren que si el Planeta Nueve existiera, este tendr√≠a aproximadamente diez veces la masa de la Tierra y recorrer√≠a una trayectoria el√≠ptica alrededor del Sol una vez cada 10.000 a 20.000 a√Īos y nunca se acercar√≠a a menos de 200 veces la distancia que tiene la Tierra con el Sol, o sea 200 Unidades Astron√≥micas (una Unidad Astron√≥mica equivale a la distancia entre la Tierra y el Sol).

Esta distancia lo colocaría  más allá de Plutón, en el reino de cuerpos de hielo conocido  como el Cinturón de Kuiper.

Nadie ha visto Planeta Nueve, pero los investigadores han deducido su existencia a partir de la forma en que se mueven varios otros objetos del cinturón de Kuiper (KBO).

Pero teniendo en cuenta la historia de las especulaciones sobre los planetas distantes, el Planeta Nueve podría  terminar en el basurero de las buenas ideas equivocadas.

Es que los astrónomos han especulado mucho sobre la existencia de otros planetas grandes  en el Sistema Solar exterior, pero nunca no ha sido confirmada.

percival lowell
Percival Lowell

‚ÄćCOMO HA SIDO LA HISTORIA

En 1846 Johann Gottfried Galle descubrió Neptuno, guiado por las predicciones de las perturbaciones de la órbita de Urano.

En 1905, Percival Lowell  inicia la caza del  'Planeta X', cuando predijo que éste se encontraría más allá de Neptuno y al igual que Neptuno ésta se encontraría  más allá de Urano.

Sus c√°lculos llevaron a los astr√≥nomos de Lowell, en el observatorio del mismo nombre, a encontrar Plut√≥n en 1930, pero ning√ļn otro objeto fue lo suficientemente grande para ser el Planeta X.

En 1984, sobre la base de las extinciones peri√≥dicas en los registros f√≥siles, los cient√≠ficos proponen que una estrella enana, m√°s tarde llamada N√©mesis, pasaba a trav√©s del Sistema Solar cada 26 millones de a√Īos, arrojando cometas en su trayectoria que impactar√≠an a la Tierra.

‚ÄćEn 1999, las perturbaciones en las √≥rbitas de los cometas llevan a los astr√≥nomos a proponer que en el Sistema Solar exterior existe una enana marr√≥n (m√°s grande que un planeta pero m√°s peque√Īa que una estrella) y se le denominar√≠a Tyche, ¬†la hermana buena de N√©mesis.

‚ÄćEn el 2014, en una investigaci√≥n realizada por el Sat√©lite de Exploraci√≥n de Campo Infrarojo ¬†se descarta la ¬†existencia tanto de N√©mesis como de Tyche, pero se descubre¬†un objeto distante en el cintur√≥n de Kuiper lo que ¬†da lugar ¬†a Chadwick Trujillo y Scott Sheppard propongan que hay un gran planeta en el cintur√≥n de Kuiper.

En el 2016, los c√°lculos orbitales de Konstantin Batygin y Mike Brown fortalecen este concepto de un planeta no visto al que llaman 'Planeta Nueve'.

"Si leo este artículo de sin tener información, mi primera reacción sería que estaría loco", dice Mike Brown, un astrónomo del Instituto de Tecnología de California en Pasadena que formó parte del equipo de investigación.

‚Äć"Pero si nos fijamos en las pruebas y las estad√≠sticas, es muy dif√≠cil considerar otra conclusi√≥n."

Brown y su colega Konstantin Batygin presentan al Planeta Nueve en un artículo publicado el 20 de enero en el Astronomical Journal (K. Batygin and M. E. Brown Astronom. J. 151, 22; 2016).

‚ÄćAlessandro Morbidelli, especialista en din√°micas orbitales de la Universidad de la Costa Azul en Niza, Francia, ¬†ha revisado el documento en detalle y dice que est√° "absolutamente convencido" de que existe el planeta.

Otros dicen no estar tan seguros.

"He visto muchos, muchas  afirmaciones parecidas en mi carrera", dice Hal Levison, científico planetario en el Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado.

‚Äć"Y todas ellas han sido equivocadas."

Las afirmaciones sobre la existencia del Planeta Nueve recuerdan un per√≠odo en el siglo XIX, cuando los astr√≥nomos predijeron y descubrieron Neptuno mediante el estudio de peque√Īas perturbaciones en la √≥rbita de Urano.

La gravedad de un cuerpo invisible debe estar tirando de Urano, dijeron - y tenían razón.

"En cierto sentido estamos esperando revivir un poco esa historia", dice Batygin.

Brown y Batigyn
Brown y Batigyn

‚ÄćLOS NUEVOS DATOS ASTRON√ďMICOS

La historia actual del Planeta Nueve recomenz√≥ en el ¬†a√Īo 2014, cuando un par de astr√≥nomos informaron que encontraron un objeto llamado 2012 VP113.

Su órbita nunca se acercaba a 80 Unidades Astronómicas del Sol (CA Trujillo y SS Sheppard Naturaleza 507, 471-474; 2014).

(Plutón en su punto más lejano está a 48 UA del Sol).

‚ÄćEl VP113 se uni√≥ al planeta enano Sedna como el segundo objeto reconocido con una √≥rbita muy lejana.

‚ÄćEn su informe, Chadwick Trujillo del Observatorio Gemini en Hilo, Hawai, y Scott Sheppard de la Instituci√≥n Carnegie para la Ciencia en Washington DC, dijeron que las √≥rbitas de estos objetos sugieren otro objeto, un planeta m√°s grande que la Tierra, podr√≠a existir en torno a 250 UA (v√©ase en 'Campos Remotos').

‚ÄćBatygin y Brown recogieron el desaf√≠o.

"Nuestro principal objetivo, en ese momento, era mostrar que esta idea era una locura", dice Brown.

Pero Trujillo y Sheppard hab√≠an se√Īalado que Sedna, VP113, y varios otros objetos compart√≠an una caracter√≠stica peculiar:

‚Äćsu gran acercamiento al Sol los pon√≠a en el plano del Sistema Solar, y todos ellos se trasladaban desde el sur hacia el norte para cruzar ese plano.

‚ÄćBatygin y Brown analizaron las √≥rbitas m√°s profundamente y descubrieron que sus largos ejes estaban alineados f√≠sicamente, tambi√©n, como si algo les diera un codazo para ocupar la misma regi√≥n del espacio alrededor del Sol.

‚ÄćEl equipo lleg√≥ a la conclusi√≥n de que un objeto gigantesco deb√≠a estar interfiriendo a los objetos.

"Tenemos una firma gravitacional de un planeta gigante en el Sistema Solar exterior", dice Batygin.

El Planet Nueve -informalmente conocido como Phattie- es probablemente m√°s peque√Īo que Neptuno y helado con una capa externa gaseosa.
El efecto gravitacional de Urano y Neptuno lo habr√≠a arrojado hacia el exterior durante los primeros 3 millones de a√Īos de existencia del Sistema Solar, dice Batygin.

En realidad, detectar el ¬†Planeta Nueve ¬†a ¬†trav√©s de un telescopio podr√≠a ser dif√≠cil, pues pasar√≠a la mayor parte de su tiempo muy lejos del Sol, por lo que se hace vago y dif√≠cil de ver, se√Īala Meg Schwamb, un astr√≥nomo de la Academia Sinica en Taipei.

‚ÄćBrown y Batygin han estado busc√°ndolo sin √©xito alguno utilizando el telescopio Subaru en Hawai.

‚ÄćEl Gran Telescopio de rastreo Sin√≥ptico en Chile tendr√° la gran oportunidad de verlo cuando empiece a funcionar a principios del pr√≥ximo decenio, dice Brown.

Pero él y Batygin dicen que hay otras maneras de probar la existencia del Planeta Nueve.

Su influencia gravitatoria también produciría una población de Objetos con órbitas en ángulos muy inclinados.

Algunos de ellos ya se han visto, pero descubrir más de ellos fortalecería las estadísticas del descubrimiento y ayudaría a aclarar si el Planeta Nueve realmente existe o no, dice David Nesvorny, científico planetario en el Instituto de Investigación del Suroeste.

Así que es hora de volver a los telescopios.

‚Äć"Realmente es un hecho de que se necesitan descubrir m√°s objetos extremos" dice Trujillo.

‚Äć"La ubicaci√≥n no se puede conocer lo suficientemente bien como para apuntar un telescopio y decir ‚Äúah√≠ esta‚ÄĚ"

‚ÄćPero sobre la existencia de este planeta hay una serie de menciones en diversos campos del conocimiento, que van desde la ufolog√≠a hasta distintas religiones.

Y en la jerga sobrenatural se le suele llamar Nibiru, pero tiene muchos mas nombres.

nibiru fondo

LAS FANTAS√ćAS SOBRE EL PLANETA NIBIRU

El nombre proviene de la astrología babilónica, y se menciona en relación a la teoría de que el  Sol es parte de un sistema binario, cuyo hermano es una Estrella Marrón que contiene al mítico Planeta X o Nibiru.

Esta Enana Marr√≥n, atraviesa cada 3.600 a√Īos en √≥rbita el√≠ptica y perpendicular al resto de las √≥rbitas de los planetas del Sistema Solar, cruzando el Cintur√≥n de Kuiper y, posteriormente, el Cintur√≥n de Asteroides (entre Marte y J√ļpiter), durante 4 a√Īos aproximadamente.

Durante esos 4 a√Īos se producir√°n alteraciones magn√©ticas, calentamiento global, deshielo de los polos, movimientos s√≠smicos, y otras alteraciones an√°logas a las que ya se han producido en Urano, Neptuno, y se est√°n produciendo en Saturno y J√ļpiter.

El ruso Zecharia Sitchin escribió por primera vez en la década de 1970 acerca de Nibiru, un miembro distante de nuestro sistema solar.

Sitchin era un erudito que interpretaba los textos antiguos y escritos bíblicos.

Sus libros han vendido millones de copias.

Seg√ļn Sitchin, Nibiru cuenta con una √≥rbita alargada, el√≠ptica y se acerca a la Tierra cada 3.600 a√Īos.

Hasta ah√≠ todo parece razonable, pero Sitchin dice que antiguos astronautas del misterioso planeta visitaron la Tierra hace unos 400.000 a√Īos y dise√Īaron gen√©ticamente a los seres humanos.

Esta es la cara ufológica del fenómeno.

Tambi√©n se ha dicho que estudiosos del C√≥digo de la Tor√°h han encontrado referencias textuales al Planeta X, diciendo que el planeta volver√°, asociado a algunas palabras estremecedoras en el propio texto, como: "√Čl va a hacer a√Īicos", "El juez tiene retorno", "en el S√©ptimo d√≠a", "Amenazador", "cat√°strofe Nuclear", "Agitaci√≥n".

‚ÄćY en este sentido hay teor√≠as de que regresar√° y chocar√° con la Tierra prontamente, lo que lo hace el punto central en una serie de hip√≥tesis de desastres apocal√≠pticos.

A este Planeta los cient√≠ficos lo llaman Planeta X, 9¬ļ planeta, los Rusos Raja Sun, Gran Estrella, los sumerios lo llamaban Nibiru, los babilonios lo denominaban Marduk, los egipcios lo llamaban Neteru, en la Biblia se llamar√≠a Ajenjo, los mormones lo llaman Kolob y los uf;ologos tambi√©n le llama Herc√≥bulus.

En cada uno de los casos el nombre est√° asociado con otros conceptos.

Por ejemplo en el caso de los mormones Kolob es el planeta en el que reside Dios.

profecia dos soles

TAMBI√ČN EN LOS SUPUESTOS MENSAJES ¬†DE LA VIRGEN MAR√ćA

La vidente Gianna Talone comenz√≥ a recibir mensajes de la virgen bajo Nuestra Se√Īora de Emmitsburg en 1987.

Es una aparición no aprobada por el obispo que ha sido sin embargo defendida por el mayor investigador de apariciones marianas, el Padre René Laurentín.

El 1¬ļ de junio 2008 Gianna recibi√≥ un supuesto mensaje de Nuestra Se√Īora que aparentemente se referir√≠a al cuerpo celeste del que estamos hablando.

En lo sustancial el mensaje dice lo siguiente:

Mis hijos, durante los √ļltimos 20 a√Īos he hablado muchas veces del ‚Äúcambio‚ÄĚ.

Os he dicho que no hay tiempo para el miedo, sólo hay tiempo para el cambio.

Ustedes deben saber ahora que he hablado recientemente de la aparición de los dos soles.

Cuando vean dos soles en el horizonte, deben saber que este es el momento para cambiar.
El tiempo del nuevo comienzo sobre el que he hablado antes.
‚ÄćDespu√©s de ver los dos soles, hay s√≥lo un corto tiempo antes de que vean un gran cambio en el tiempo.
Después de esto, como ustedes saben, hay más cambios por venir.

Mis hijos, Dios no creó solamente la Tierra.

Dios es el Creador del cosmos, con sus muchas galaxias, muchas órbitas, diferentes estrellas y planetas.

Dios es ¬°el Creador!

Hay otros planetas como la Tierra, mucho más allá de su comprensión.

Les puedo decir esto:

‚Äćincluso sus gobiernos y las autoridades de la Iglesia ya tienen conocimiento de la alineaci√≥n de las estrellas y sus consecuencias sobre Uds.

No deben tener miedo, pero deben estar preparados, sobre todo espiritualmente.

En un tiempo, podrán ver que hay otro cuerpo en órbita alrededor de su sistema solar, viniendo entre la Tierra y el Sol y que conducirá a una tremenda devastación.

Aproximadamente el 60-70% de la población mundial, como ustedes saben, desaparecerá.
Y de los que sobrevivan, el 60% de ellos podrían morir de enfermedades y hambre.

¡La Oración es la respuesta!

‚ÄćLa oraci√≥n puede mitigar gran parte de cualquier cosa por venir.

El amor y la unidad deben estar en la vanguardia, no la supervivencia del m√°s apto.

Pero les puedo asegurar que en secreto los que ocupan puestos gubernamentales de todo el mundo y autoridades de la Iglesia, todos lo conocen.

En la medida que soy su madre y Uds. hijos peque√Īos de Dios, es mi deber advertirles y guiarlos a mi hijo para su protecci√≥n.

Miren, no pasar√° mucho antes de que ustedes vean los dos soles.

Hagan saber mis palabras a todas las personas: la vida es importante porque Dios les ama.

Los que est√°n en el control del mundo financiero piensan de manera diferente.

¬°Pero su madre sabe lo que es verdadera Vida!

Así que prepárense, prepárense espiritualmente.

Estarán siempre con mi hijo si confían.

‚ÄćDios tiene un plan especial, un nuevo comienzo.

Miren a él, y no tengan miedo, sino amor con todo tu corazón.

Mira los videos relacionados a continuación.

Fuentes:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Temas del mundo

Ver todo