Un pastor hall√≥ lo que pens√≥ era una linda mu√Īequita.

Y decidió llevarla a su hija de regalo.

Pero cada vez que la lleva a su casa desaparecía y volvía a donde la encontró.

Cuando vieron que se trataba de una imagen de la Virgen María le levantaron una Ermita en ese lugar.

cara de virgen de los remedios de cartama

El nombre de los Remedios lo adquiere en 1579 como consecuencia de su intercesión en la epidemia de peste que sufría la región...

C√°rtama es un municipio situado en la provincia de M√°laga, con una poblaci√≥n cercana a los 20.000 habitantes. Est√° situado a 17 km de M√°laga y forma parte de su √°rea metropolitana.En la actualidad es una ciudad perif√©rica de la capital, y su econom√≠a se basa en el cultivo de c√≠tricos, una gran empresa c√°rnica y en una floreciente industria y comercio local favorecido por su situaci√≥n de encrucijada de caminos.La patrona del municipio es la Virgen de los Remedios, situada en la ermita del mismo nombre, con gran devoci√≥n entre los habitantes.La ermita de Nuestra Se√Īora de los Remedios, en C√°rtama, es un excelente ejemplo de imbricaci√≥n social y religiosa que arranca en los momentos posteriores a la conquista cristiana (1485).En que se sit√ļan los legendarios hechos del hallazgo de la Virgen en el lugar, que se consolida definitivamente cuando surge la advocaci√≥n a Nuestra Se√Īora de los Remedios, con motivo de la epidemia de 1579, y que llega hasta la actualidad en que la devoci√≥n permanece viva y con gran repercusi√≥n en la comarca.

nicho de la virgen de los remedios de cartama

HALLAZGO DE LA VIRGEN

Las tradiciones cuentan que la imagen de la virgen fue hallada por un pastor. De padres a hijos viene cont√°ndose que un pastor de ovejas que vigilaba su ganado en los rugosos pe√Īascos que se alzan ante el pueblo, hall√≥ un d√≠a una peque√Īa figurilla de delicada talla con un lindo rostro de muy suaves perfiles. El pastor, se puso muy contento con el hallazgo pues crey√≥ que era una preciosa mu√Īeca y pensaba ofrec√©rsela a su hija como inesperado regalo, por lo que, junto a su escasa comida, le busc√≥ un hueco en su zurr√≥n esparte√Īo.

Al llegar a su casa y buscar en el zurr√≥n el regalo que hab√≠a para la ni√Īa, no encontr√≥ la mu√Īeca..Dudoso de s√≠ mismo, pens√≥ que s√≥lo a motivo de olvido o p√©rdida era posible achacar el suceso y se culp√≥ de descuidado..Amaneci√≥ otra vez y volvi√≥ el pastor al pastizal del cerro y, en el mismo lugar que el d√≠a anterior, grande fue su sorpresa, al volver a encontrar la graciosa escultura..La puso de nuevo en el r√ļstico zurr√≥n, que afirm√≥ y asegur√≥ con la correa.

Cu√°l no ser√≠a su admiraci√≥n y asombro al comprobar aquella tarde en su hogar, que de nuevo faltaba la imagen que con tanto cuidado guard√≥ en su zurr√≥n.Por tres veces se hab√≠a repetido el incre√≠ble fen√≥meno y cuentan que el pastor, hombre de fe sencilla y cristiano viejo, extra√Īado ante el caso, pens√≥ que era una llamada del cielo.Consult√≥ con el cura del municipio y otras personas piadosas el posible milagro sucedido, para que ellas, gentes de mayor saber, resolvieran el asunto tan grave muy por encima de la ciencia y recursos del humilde pastor.

Reconocida en el propio lugar de la insistente aparici√≥n la delicada figurilla, result√≥ ser una peque√Īa imagen de la Virgen Mar√≠a..Y todos estuvieron de acuerdo en que era una forma clara de que la Divina Se√Īora hab√≠a querido manifestar su voluntad de que en aquel monte r√ļstico le fuera ofrecido culto y rendida devoci√≥n..Levant√°ndose en su honor una ermita y d√°ndole el patronato se√Īor√≠o del pueblo y su comarca..Cuenta la tradici√≥n secular, que la advocaci√≥n y devoci√≥n primera de aquella imagen fue del Monte y posteriormente de los Remedios.

La actual advocaci√≥n de los Remedios, nos remonta al √ļltimo tercio del siglo XVI, en tiempo de una epidemia de peste devastadora. El 23 de abril de 1579, se decidi√≥ por los habitantes del lugar procesionar la imagen de la Patrona, cesando aquella mortandad de entonces.Agradecido el pueblo por el favor y remedio de aquel mal, acord√≥ el Consejo Municipal, ante el notario eclesi√°stico y el obispo diocesano, ‚Äúcelebrar a partir de entonces y por siempre jam√°s, la funci√≥n de acci√≥n de gracias cada 23 de abril.‚ÄĚ

subidaa la ermita de la virgen de cartama

LA FESTIVIDAD DE LA VIRGEN

La festividad de Nuestra Se√Īora de los Remedios se celebra en el mes de abril..El d√≠a 22 de este mes se baja de su ermita, a hombros de los cartame√Īos, hacia la iglesia del pueblo (San Pedro Ap√≥stol)..En la cual permanecer√° hasta el primer domingo de junio que volver√° a su santuario.

Con la bajada de la Virgen se da comienzo a las fiestas del pueblo, las cuales durar√°n unos cuatro o cinco d√≠as aproximadamente.El gran d√≠a de la Patrona, sin duda, es el 23 de abril en el cual se celebra su festividad.Consistiendo esta en procesionarla, en su trono por dos de las calles principales del pueblo (Calle Arriba y Calle de Enmedio), saliendo de la parroquia y volviendo a la misma.Son los mismos habitantes del pueblo, mediante turnos, tanto de hombres como de mujeres, los que se encargan de llevarla a hombros.Estas fiestas van acompa√Īada de una feria de ganado de gran tradici√≥n hist√≥rica, donde se barajan y cierran tratos, se efect√ļan trueques, adem√°s de convertirse en un acto social de especial importancia, y ser punto de encuentro y referencia de los ganaderos de la provincia y la regi√≥n.El primer domingo de junio tiene lugar ‚Äúla Sub√≠a‚ÄĚ, d√≠a en que la Patrona vuelve a su Ermita, permaneciendo all√≠ hasta el a√Īo siguiente.En el a√Īo 2002 la Junta de Andaluc√≠a declar√≥ las Fiestas en Honor de la Virgen de Ntra. Sra. de los Remedios como de Inter√©s Tur√≠stico Nacional de Andaluc√≠a, y en el a√Īo 2004 la Excma. Diputaci√≥n Provincial de M√°laga, como de Singularidad tur√≠stica.

ermita de cartama

LA ERMITA

El emplazamiento de la Ermita, en la cumbre de una colina denominada Monte de la Virgen, la convierte en referencia cultural del paisaje y en su interior..Particularmente en la torre-camar√≠n, hallamos una sobresaliente muestra del barroco andaluz que se ha relacionado con ejemplares de la categor√≠a de los camarines de Nuestra Se√Īora de la Victoria de M√°laga y de la Virgen de los Remedios de Antequera.

Tras un largo recorrido por un serpenteante y empinado camino que se adapta a lo escarpado del terreno, se llega a la Ermita de Nuestra Se√Īora de los Remedios en la que conviven la sencillez y el car√°cter popular de su imagen externa con el recargamiento barroco de su ornamentaci√≥n interna.El primer espacio de congregaci√≥n y de reposo despu√©s del ascenso, lo constituye un atrio de forma irregular al que se accede, superados tres escalones en rampa, a trav√©s de una reja de fundici√≥n.En el lado norte de este atrio se dispone un mirador desde el que se percibe una amplia vista panor√°mica de la localidad de C√°rtama y de la Vega del Guadalhorce.Atravesando un p√≥rtico abierto en sus lados exentos por arcos de medio punto y cubierto por tejadillo a tres aguas, se halla el √ļnico acceso al interior: una portada con arco de medio punto entre pilastras que sostienen un entablamento interrumpido por el anagrama de Mar√≠a.La Ermita posee una sola nave cubierta por b√≥veda de medio ca√Ī√≥n y fajones con decoraci√≥n sobrepuesta dorada y medall√≥n central, que apoyan en pilastras cajeadas de capiteles d√≥ricos sobre los que cuelgan escudos imperiales. Cartelas de hojarasca dorada con invocaciones al nombre de Mar√≠a jalonan los muros de la nave.Los tramos de b√≥veda entre fajones ostentan un flor√≥n central entre recuadros de molduras mixtil√≠neas con decoraci√≥n en su interior.Del flor√≥n m√°s pr√≥ximo al presbiterio cuelga un angelito sosteniendo una corona de laurel y un huevo de avestruz.La b√≥veda semiesf√©rica que cubre el espacio cuadrado del presbiterio descansa sobre pechinas en las que aparecen pinturas de los cuatro Evangelistas enmarcadas con adornos dorados.El intrad√≥s de la b√≥veda se divide en ocho gajos por estrechas fajas a modo de nervios que incluyen hojarasca y rosetas doradas.Entre las fajas quedan molduras mixtil√≠neas de forma triangular que encierran decoraci√≥n dorada de acantos.En los muros laterales cuelgan unos pinjantes rodeados de acantos en cuyo fondo aparecen emblemas marianos.En el lateral derecho del presbiterio, mirando hacia el altar, se abre un hueco de paso a la sacrist√≠a y casa de la santera y se alcanza la escalera de ascenso al camar√≠n.El punto focal de la iglesia es el camar√≠n-torre, adosado a la cabecera, donde se alberga la diminuta talla de Nuestra Se√Īora de los Remedios sobre templete de plata.En el camar√≠n, de planta hexagonal, sus √°ngulos se resaltan por pilastras dobladas que quedan casi ocultas por macollas que derraman tallos con flores, acantos y frutos.Mientras que los pa√Īos entre pilastras est√°n presididos por una venera dorada de la que arrancan largas y carnosas hojas de acanto entrecruzadas, que parecen surgir de cuernos de la abundancia y se enrollan sobre s√≠ mismas abri√©ndose en cascada en la base.En la b√≥veda, la abultada decoraci√≥n vegetal lo cubre todo en una distribuci√≥n radial que converge en el medall√≥n hexagonal de la clave.Aunque la construcci√≥n del inmueble posiblemente se remonte al siglo XVI, ser√° en los a√Īos finales del siglo XVII o primeros del XVIII cuando, con la construcci√≥n del camar√≠n y la redecoraci√≥n del interior, se alcance la fisonom√≠a de pleno barroco que actualmente ostenta.

Fuentes:

Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

S√ļmate a nuestra Newsletter y recibe las √ļltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Ver todo
Estamos migrando el sitio a una nueva plataforma! :)