Tambi茅n es controversial.
Provoca fuertes reacciones por parte de los aficionados y denunciantes por igual.
meditacion en el yoga
Entre los cristianos, tal vez la pregunta m谩s com煤nmente escuchada es, "驴Puedo practicar yoga?".
O, dicho con un 茅nfasis diferente, "Puedo practicar yoga, 驴verdad?".

Lo cierto que los laicos cat贸licos no tienen claro que es el Yoga y cual es la posici贸n cat贸lica al respecto; y los sacerdotes y religiosos/as tampoco.

驴QU脡 ES EL YOGA?

A primera vista, el yoga es simplemente una forma de ejercicio.

Las cinco principales razones esgrimidas para comenzar yoga son:
mejorar la flexibilidad, ayudar al acondicionamiento general, promover el alivio del estr茅s, mejorar la salud en general, y promover la salud f铆sica.
Vishnu
Vishnu

Los m茅dicos y profesionales est谩n de acuerdo en que, cuando se practica moderadamente, el yoga puede fortalecer a la persona, ayuda a perder peso, y le dar谩 m谩s energ铆a.

Tambi茅n se asocia a menudo con el bienestar emocional positivo: porque el yoga calma el cuerpo y a menudo alivia los sentimientos.

Sum谩ndose a los beneficios individuales, a menudo hay aspectos culturales atractivos del yoga.
Ayuda a encontrar gente hermosa, por lo que pueden llegar a ser m谩s hermosos en s铆 mismos, y a menudo es conveniente econ贸micamente frente a otras opciones.

Pero el yoga es m谩s de lo que dice ser.

Es una religi贸n en toda su amplitud.

dios shiva
Shiva

EL YOGA ES M脕S QUE UN EJERCICIO F脥SICO CON BENEFICIOS SOCIALES

Una indicaci贸n de la naturaleza espiritual del yoga es la forma en que afecta a los profesionales a trav茅s del tiempo.

La Revista Internacional de Yoga public贸 los resultados de una encuesta nacional en Australia.

Las posturas f铆sicas (asanas) representan cerca del 60% del yoga que practicaban; 40% fue la relajaci贸n (Savasana), t茅cnicas de respiraci贸n (pranayama), la meditaci贸n, y la instrucci贸n.

La encuesta mostr贸 resultados muy importantes: aunque la mayor铆a de los encuestados com煤nmente comenzaron el yoga por razones de salud f铆sica, por lo general siguieron por razones de espiritualidad.

Adem谩s, cuanto m谩s las personas practicaban yoga, m谩s propensas eran a disminuir su adhesi贸n al cristianismo.

Y m谩s probable era que se adhirieran a la espiritualidad no religiosa y al budismo.

En otras palabras, cualesquiera que sean sus intenciones, muchas personas experimentan el yoga como una puerta de entrada a una espiritualidad desconectada de Cristo.

Los fines religiosos y espirituales del yoga son a menudo olvidados o negados en un contexto occidental.

La mayor铆a de la gente lo ve simplemente como una forma f铆sica de ejercicio hasta que descubre su religi贸n.

Esta simplificaci贸n es injustificada y peligrosa.

La reducci贸n de yoga a una mera t茅cnica de embellecimiento con frecuencia crea efectos desagradables.

diosa Shakti
Shakti

LOS DIOSES DE YOGA

La palabra 鈥測oga鈥 viene del s谩nscrito yuj, que indica 鈥渃argar juntos鈥, 鈥渦ni贸n鈥, 鈥渦nir, atar鈥.

Una persona que practica yoga como una forma de vida se llama un yogui.

Debido a que el Yoga indica uni贸n, debemos preguntarnos: 驴qu茅 une el yoga?

Los libros especializados de yoga dicen que une a las divinidades hind煤es.
鈥淒espierta a la diosa dentro鈥.

Tambi茅n invita a considerar a Ganesh, el鈥渁dorable鈥 dios con cabeza de elefante, junto con sus amigos que pueblan el pante贸n de la India.

Eso suena pagano.

Es evidente que no todos los libros sobre el yoga promueven dioses hind煤es, y no toda clase de yoga tiene estatuas paganas.
Pero muchos lo hacen.
La tradici贸n Yoga cl谩sica sostiene que todo Yoga debe asociarse a los dioses de la India.

Con el fin de entender por qu茅 este es el caso, hay que descubrir las ra铆ces hind煤es de yoga.

Lo que nosotros consideramos como una religi贸n es una colecci贸n heterog茅nea de sectas, tradiciones, creencias y pr谩cticas que se desarrollaron a partir de los Vedas.

Los textos sagrados m谩s antiguos del mundo, y se concretaron a trav茅s del vasto subcontinente indio durante el curso de muchos siglos.

Aqu铆 se presenta dificultad real en la fijaci贸n de una doctrina precisa de la creencia hind煤.

Porque el hinduismo no tiene ninguna autoridad central, no tiene figura fundacional, ni punto de partida hist贸rico, ning煤n credo o doctrina can贸nica 煤nica, y tiene muchos libros santos en lugar de uno.

Debido a esto, el hinduismo ha sido llamado la religi贸n desorganizada m谩s grande del mundo.

Sin embargo, en general, los hind煤es han reconocido seis escuelas principales que representan la evoluci贸n aut茅ntica de las escrituras v茅dicas.

El yoga es una de ellas.

El yoga, junto con las creencias y pr谩cticas religiosas protegidas bajo el gran paraguas llamado 鈥渉ind煤鈥, rinde homenaje a muchos dioses.

El hinduismo es un polite铆smo perfecto y en un sentido real, esto tambi茅n se puede aplicar al Yoga.

Los dioses son los gur煤s 煤ltimos del Yoga.

Shiva tiene prominencia entre los dioses del Yoga.

脡l es el 鈥減atr贸n鈥 de todos los practicantes de Yoga; 脡l es la deidad de los yoguis por excelencia y es a menudo representado como un yogui.

Alrededor de su cuello hay una serpiente, s铆mbolo de su poder sobre la muerte.

En la frente hay un tercer ojo, a trav茅s del cual se obtiene la visi贸n y el conocimiento m铆stico.

Su toque de tambor para crear el OM se dice que resuena en el coraz贸n y en todo el universo.
Ganesha
Ganesh

En algunas representaciones Shiva asume la postura de loto en meditaci贸n profunda.

En otros casos Shiva hace malabares con fuego mientras baila con un pie en el aire, lo que indica la liberaci贸n de 鈥渓a esclavitud terrenal鈥.

Algunas tradiciones incluyen Shiva en una tr铆ada hind煤 o trinidad de dioses, con Brahma como el鈥渃reador鈥, y Vishnu como el 鈥渟ost茅n鈥 o 鈥渃onservador鈥.

Shiva se dice que es 鈥渆l destructor鈥, el que aniquila las ilusiones del ego y por lo tanto gana la liberaci贸n en la realidad 煤ltima.

Aunque, por supuesto, muchas deidades hind煤es est谩n asociadas con diferentes caminos del yoga y la meditaci贸n, en Shiva el arte de la meditaci贸n toma su forma m谩s absoluta.

En la meditaci贸n, no s贸lo la mente se detiene, todo se cae.

Vishnu es otro dios importante para el Yoga, para preservar y mantener el orden dharma c贸smico.

Al igual que Shiva, lo representan con la piel azul y cuatro brazos y se acompa帽a de serpientes.

Se dice que Vishnu se encarn贸 nueve veces, siendo las dos 煤ltimas las m谩s significativas: como Krishna y Buda.

Krishna define al Yoga negativamente como 鈥渞enuncia鈥 de la ilusi贸n y de forma positiva como 鈥渦nir al s铆 mismo a la Conciencia Suprema鈥.

Para 茅l, un yogui es un ser 鈥渆stablecido en la autorrealizaci贸n鈥.

A trav茅s de la elevaci贸n de s铆 mismo por su propia mente, un practicante de Yoga alcanza la morada de Krishna, la felicidad perfecta 鈥減or el cese de la existencia material.

El medio para adquirir esto es mediante la pr谩ctica de control del cuerpo, la mente y la actividad con posturas espec铆ficas y t茅cnicas de meditaci贸n.

Las diosas de yoga no deben ser descuidadas.

Aqu铆 podemos recurrir a la diosa jefe, Shakti o Durga, conocida bajo diferentes aspectos.

Shakti es vista como la fuerza divina que destruye el mal y restaura el equilibrio: que 鈥渞epresenta la energ铆a c贸smica de la destrucci贸n del ego, que se sit煤a en el camino de crecimiento espiritual y la liberaci贸n final鈥.

En algunos casos, Shakti asume el papel de Parvati, la energ铆a y la consorte de Shiva, en otros casos, el papel de Lakshmi, la energ铆a y el consorte de Vishnu.

El papel m谩s temible que Shakti juega es como Kali, la diosa de pie desnuda que lleva una guirnalda de cr谩neos alrededor de su cuello y un cintur贸n de cabezas alrededor de la cintura, empu帽ando una espada ensangrentada y sosteniendo una cabeza cortada.

No es raro que los profesores de yoga recomienden la utilizaci贸n de esta fuente divina femenina de empoderamiento.

Pero en realidad las gente cae en una de estas posiciones sobre los dioses del Yoga.

Chackras del Yoga
Chackras

LAS CUATRO EVALUACIONES B脕SICAS RESPECTO AL YOGA

Estos son argumentos que hacen los que practican yoga ante el cuestionamiento de los cristianos.

En realidad no existen los dioses y diosas.
No son m谩s que met谩foras, f谩bulas imaginativas destinadas a inspirar al practicante de yoga.

Algunas personas pueden creer esto, pero es insuficiente y reductivo, y no explica adecuadamente los datos culturales y experimentales disponibles.

Los Dioses y Diosas existen y son benevolentes: pueden ser invocados a fin de obtener energ铆a, poder, buena fortuna, etc.

Esta es la posici贸n de un n煤mero de creyentes hind煤es simples.

S铆 existen, pero son malos, y no deben ser invocados.

Esta es la posici贸n del cristianismo tradicional (y tal vez del Islam y el juda铆smo).

鈥淵o soy el Se帽or tu Dios, no tendr谩s otros dioses delante de m铆.

No har谩s una imagen tallada; No te inclinar谩s a ellas, ni las honrar谩s鈥 (脡xodo 20:2-5).

S铆 existen, pero no de la manera que uno podr铆a imaginar.
Todos ellos son manifestaciones de un ser supremo, la realidad que todo lo abarca, que se podr铆a llamar 鈥淒ios鈥.

Esta es la posici贸n de la comprensi贸n m谩s desarrollada del hinduismo, una comprensi贸n que ha sido adoptada por el Yoga.

Pero tambi茅n es la posici贸n del ecumenismo ingenuo.

Joseph-Marie Verlinde y un yogui

UN TESTIMONIO

El belga Joseph-Marie Verlinde es sacerdote y Prior de un monasterio en Francia, y como ex-maestro de Yoga formado en la India, advierte:

鈥淣o hay yoga cristiano, sino que hay cristianos que hacen yoga鈥

En su libro La Experiencia Prohibida cuenta que apenas con 20 a帽os ya era un aventajado cient铆fico en el Fondo Nacional de Investigaci贸n Cient铆fica de B茅lgica, cuando se hizo parte de la gran revoluci贸n cultural de 1968.

鈥淵o era investigador de Qu铆mica Nuclear y los medios cient铆ficos y de investigaci贸n se encontraban en plena efervescencia.

En ese momento, me dej茅 llevar por esa ola.

Me enfoqu茅 hacia las propuestas de oriente que invad铆an el horizonte de la cultura occidental.

SU VINCULACI脫N CON UN YOGI

Es entonces cuando conoci贸 a un renombrado seguidor del yoga, llamado Maharishi Mahesh Yogi.
Maharishi Mahesh Yogi
Maharishi Mahesh Yog

鈥淐omo prestaba una atenci贸n especial a los hombres de ciencia, me recibi贸 cordialmente.

Empez贸 haci茅ndome practicar la t茅cnica a煤n m谩s intensamente, pues, seg煤n 茅l, las dificultades que experimentaba se deb铆an a que deb铆a relajar tensiones profundas.

Tras ese tiempo de 鈥榩urificaci贸n鈥, me propuso conver颅tirme yo mismo en maestro de la meditaci贸n, y me form贸 para ello鈥.

Por casi tres a帽os explor贸 en las afamadas bondades del yoga, permaneciendo en una comunidad espiritual (Ashram) en la India.

Pronto fue entrenado, all铆, en la cuna del Yoga, descubriendo que la pr谩ctica

鈥淓ra una gran liturgia.
Mientras que aqu铆, los occidentales hac铆an y hacen yoga como ejercicios de relajaci贸n.

Incluso cuando le dije al gur煤 en un viaje a Alemania que los europeos estaban haciendo yoga para relajarse, 茅l tuvo un ataque de risa.

Luego, pens贸 por un momento y dijo 鈥榚sto no evitar谩 que el yoga haga su efecto鈥.

Joseph-Marie se帽ala en su libro que el Yoga es en todo un camino ajeno al que confiesa la Fe.

En el horizonte cristiano, precisa,

la elevaci贸n de que se habla es una salida de uno mismo hacia Dios y hacia los dem谩s, en una entrega caritativa a ellos鈥.

Pero agrega que este no es el horizonte del Yoga, que en s铆 es
鈥渦na inmersi贸n en uno mismo para disfrutar de manera narcisista del propio acto de ser, en un 茅nstasis solitario.
El yogui se pone en camino hacia su propia realidad 鈥榓bsoluta鈥, de la que quiere gozar sin compa帽铆a de nadie鈥, sentencia.

Tiempo despu茅s, con vagas pero permanentes luces de nostalgia por Dios, la visita de un m茅dico naturista remecer铆a a Joseph-Marie.

Nuestros cuerpos estaban maltratados por el intenso ejercicio que realiz谩bamos all铆 y este naturista era cristiano.

Como yo era una suerte de secretario personal del gur煤 lo recib铆.

Nos pusimos a conversar y 茅l me pregunt贸 鈥樎縐sted es cristiano?, 驴Est谩 bautizado?鈥, le dije 鈥樎laro!鈥.

Y me devuelve otra pregunta 鈥樎縌ui茅n es Jes煤s para usted?鈥.

Es dif铆cil de expresar, pero percib铆 que ah铆 Jes煤s me dec铆a 鈥楬ijo m铆o鈥 驴cu谩nto tiempo me har谩s esperar?鈥.

Luego de eso, me di cuenta que era amado incondicionalmente, que no hab铆a ninguna sombra de juicio en la mirada, no hab铆a penitencia, sino compasi贸n.

Una ternura infinita, un mar de misericordia se derramaba sobre m铆 y yo lloraba, lloraba todas las l谩grimas de mi arrepentimiento鈥.

No pas贸 mucho tiempo para que Joseph-Marie se viera revestido con la fuerza necesaria para abandonar el Ashram y las pr谩cticas del gur煤.

Joseph-Marie Verlinde

SU VINCULACI脫N CON UN GRUPO ESOT脡RICO OCULTISTA

Tom贸 un avi贸n de regreso a B茅lgica.

Con apenas un bolso arrib贸 a Bruselas.

Sin embargo, sinti茅ndose lleno de temores, confuso, en vez de buscar ayuda en personas de iglesia, recurri贸 a personas que le parec铆an ser m谩s id贸neos para aclarar sus inquietudes.

鈥淓staban adaptados a la corriente de las tradiciones transmitidas del hinduismo, pero ten铆an tambi茅n como referente los evangelios.

Puse mi confianza en este grupo que se dec铆a 鈥榗ristiano鈥, pero la verdad es que mezclaban energ铆a y reencarnaci贸n.
Y bien, no lo sab铆a en ese momento, pero hab铆a entrado en una escuela esot茅rica鈥.

Comenz贸 a naufragar en ese ambiente y pronto vino un giro m谩s radical en aquella comunidad.

Dimos el giro al ocultismo.

Me vi en pr谩cticas ocultistas, en el 谩mbito de lo que se llamar铆a hoy 鈥楾erapias Energ茅ticas鈥.

Es decir, manipular las energ铆as ocultas con el fin de obtener curaciones.

Me volv铆 amigo de un naturista y se admir贸 de mis 鈥榟abilidades鈥 como m茅dium usando las fuerzas ocultas sin dificultad para penetrar en la mente de otros.

Estas sesiones de curaci贸n ocupaban todo mi tiempo libre.

Pues, en realidad no hab铆a 鈥榮anaci贸n鈥, solamente un desplazamiento de s铆ntomas鈥.

鈥淎un as铆, comenc茅 a participar de la Eucarist铆a aunque no me hab铆a atrevido a confiar en los representantes de la iglesia, y prolongaba mis tiempos de oraci贸n con el Santo Rosario.

Paulatinamente tom茅 conciencia de la enajenaci贸n sutil que padec铆a a ra铆z del trabajo con estas entidades.
Sobre todo, cuando un d铆a se manifestaron鈥.
padre Joseph-Marie Verlinde

JOSEPH-MARIE ESCUCH脫 EXTRA脩AS VOCES EN SU TRABAJO

鈥淭en铆a un grupo de manipulaciones que llam谩bamos 芦colectividad magn茅tica禄.

Y en un profundo silencio o铆a a alguien y dec铆a cosas, pero en la realidad, nadie me llamaba.

Estaba muy preocupado, ya que se repet铆a siempre.
Entonces, se lo coment茅 a los dirigentes del grupo, quienes se rieron y me dijeron: 鈥楶ara nada.
No te lo hemos dicho, pero es evidente que ejerces tales poderes sin la ayuda de los esp铆ritus.
Son 谩ngeles sanadores鈥欌.

Pero continu贸 esclavizado por estos 鈥樏geles sanadores鈥 al extremo que en un viaje a Par铆s cuando acudi贸 a una Eucarist铆a al mediod铆a, en el momento de la consagraci贸n,

Cuando el sacerdote dice 鈥榩or 脡l, con 脡l y en 脡l鈥, escuch茅 a estos seres blasfemar vergonzosamente de Cristo.

Qued茅 petrificado.

En ese instante comprend铆 que hab铆a sido enga帽ado, abusado.

Al final de la celebraci贸n, busqu茅 al sacerdote y le cont茅 mi historia.
Y me respondi贸: 鈥榚so no me asombra.
Soy el exorcista de la di贸cesis鈥.

Luego de este primer encuentro de liberaci贸n -y este detalle es muy importante- iba todos los d铆as a misa y no pasaba nada, los esp铆ritus o entidades se ocultaban.

Sab铆an que era mejor quedarse quietos.

Pero la autoridad que ten铆a el sacerdote los oblig贸 a rebelarse, para hacer la gran limpieza.

Pude ser finalmente liberado con oraciones intensas鈥.

La llamada al sacerdocio maduraba en el coraz贸n de Joseph-Marie desde que hab铆a regresado de la India.

鈥淓sta vez -se帽ala- decid铆 aferrarme a la Iglesia, tom谩ndome el tiempo necesario para comprender mi historia a la luz del Evangelio鈥.

Es as铆 que luego de diez a帽os de formaci贸n fue ordenado sacerdote en 1983 integr谩ndose a la Comunidad Mon谩stica de San Jos茅, donde es Prior de un monasterio, en Francia, hasta la fecha.

Fuentes:

S煤mate a nuestra Newsletter y recibe las 煤ltimas publicaciones
en tu bandeja de entrada

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Temas del mundo

Ver todo