Las Penas del Infierno Reveladas por Jes√ļs [a Santa Faustina y a los Pastorcitos de F√°tima]

ūüôŹūüŹĽ

√öltimos Tiempos y Avisos
Las dos apariciones de mayor trascendencia del siglo XX fueron la aparici√≥n de la Virgen Mar√≠a a los ni√Īos de F√°tima y la aparici√≥n de Jes√ļs a Santa Faustina Kowalska.

En ambas apariciones los videntes fueron llevados al infierno para mostrarles una realidad que luego debían divulgar

Y que se les pidió divulgar?

En este vídeo te voy a contar quienes quedan condenados al infierno y las penas que sufren quienes habitan allí

En estas visitaciones a los pastorcitos y a santa Faustina, la Santísima Virgen y Jesucristo instan a la Humanidad a rechazar el pecado y a orar incesantemente, como tema central.  

Nuestro Se√Īor le ense√Ī√≥ a la Hermana Faustina Kowalska la Coronilla de la Divina Misericordia para apelar a la misericordia de Dios.

Especialmente en favor de los pecadores y moribundos

Y el √Āngel de Portugal les ense√Īo a los pastorcitos de F√°tima a rezar el rosario y Nuestra Se√Īora insisti√≥ en esto luego

El mensaje de Dios para nosotros es inequívoco: la vida es breve y el tiempo para la misericordia y el perdón es ahora.

Porque cuando Cristo regrese, al final de la Historia, ser√° como un Justo Juez que separar√° los buenos de los malvados.

Y los condenados quedar√°n para siempre en el fuego inextinguible que es el Infierno.

Dado que muchos hoy d√≠a niegan la existencia del Infierno, incluso cat√≥licos, vale la pena recordar el Catecismo de la Iglesia Cat√≥lica, que fue realizado para conmemorar los 30 a√Īos del Concilio Vaticano II, por lo tanto es postconciliar y no preconciliar, como algunos equivocadamente piensan,

El catecismo dice en el numeral 1033

"Morir en pecado mortal sin estar arrepentido ni acoger el amor misericordioso de Dios, significa permanecer separados de √Čl para siempre por nuestra propia y libre elecci√≥n.

Este estado de autoexclusión definitiva de la comunión con Dios y con los bienaventurados es lo que se designa con la palabra “infierno¨

Por lo tanto la Iglesia afirma tres cosas: la existencia del infierno, que es consecuencia de no acoger la misericordia de Dios y que se trata de una libre elección de parte de los que entran allí

También es necesario recordar que los pastorcitos de Fátima y Santa Faustina, presenciaron el Infierno de primera mano, no les contaron sino que fueron, y escribieron sobre sus horrores.

Y dijeron que el principal dolor del Infierno es la propia separación de Dios, aunque también hay privaciones físicas y dolores físicos además de la muerte espiritual.

De modo que el infierno es tanto un estado como lugar.

Es un estado de eterna desdicha, pero adem√°s ser√° un lugar cuando resucitemos en el juicio final.

Porque los tormentos no sólo serán para nuestra alma sino también para nuestro cuerpo, nuestra materia, y por lo tanto debe estar ubicado en un lugar físico.

Es una realidad preparada por la justicia de Dios para las almas de los que lo niegan persistentemente y para los demonios

De modo que repetimos que las dos revelaciones m√°s importantes del siglo XX (a los ni√Īos de F√°tima y a Santa Faustina) enfatizan que el infierno existe.

Y que el infierno est√° habitado por demonios y seres humanos.

Santa Faustina escribe en su diario

“Hoy, fui llevada por un ángel a los abismos del infierno.

¬°Es un lugar de gran tortura, asombrosamente grande y extenso!‚ÄĚ

Y describe los 7 tipos de torturas que sufren quienes viven ahí

-la primer tortura del infierno es la pérdida de Dios;

-la segunda es el remordimiento perpetuo de la conciencia;

-la tercera es que la condición de uno nunca cambiará;

-la cuarta es el fuego que penetra el alma sin destruirla, un sufrimiento terrible, ya que es un fuego completamente espiritual, encendido por la ira de Dios;

-la quinta es la continua oscuridad y un terrible olor sofocante, pero a pesar de la oscuridad, los demonios y las almas de los condenados se ven unos a otros, su propia alma y la de los dem√°s;

-la sexta es la compa√Ī√≠a constante de satan√°s;

-la séptima es la horrible desesperación, el odio a Dios, las palabras viles, maldiciones y blasfemias.

Pero también dice que hay torturas especiales destinadas para las almas en particular.

‚Äć

Artículos actualizados

Videos actualizados ūüé¨