El Regalo Sanador de las Lágrimas [¡cómo acceder al fruto del don de lágrimas!]

ūüôŹūüŹĽ

Reflexiones
Lloramos de gratitud cuando recibimos regalos inesperados. O cuando compartimos momentos de euforia con otras personas.

A veces lloramos por dolores y sufrimientos, y a veces por alegría y celebraciones.

Las l√°grimas nos permiten contactarnos con nuestros sentimientos m√°s profundos.

Y por tanto son una experiencia espiritual que nos beneficia.

En este video hablaremos sobre el beneficio de las lágrimas para sanar nuestras heridas, por qué las lágrimas son un regalo sanador dado a la humanidad y cómo debemos aceptar el don de lágrimas

El cristianismo tiene una valoración especial de las lágrimas.

En la Biblia hay pasajes en que Jes√ļs llor√≥: ante la tumba de L√°zaro y sobre la ciudad de Jerusal√©n.

Y tambi√©n dijo ‚Äúbienaventurados los que lloran porque ser√°n consolados‚ÄĚ.

Y San Pablo le asoci√≥ una dimensi√≥n social al decir que hay que ‚Äúllorar con los que lloran‚ÄĚ.

Los padres y madres del desierto ten√≠an alto concepto de este fen√≥meno y lo llamaban el ‚Äúregalo de las l√°grimas‚ÄĚ.

San Benito instru√≠a a sus monjes en su Regla a ‚Äúconfesar diariamente sus pecados con l√°grimas y suspiros a Dios‚ÄĚ.

Pero a√ļn antes los jud√≠os hab√≠an desarrollado una alta valoraci√≥n de las l√°grimas, porque mojaban sus labios con agua salada en el Seder de Pascua, recordando su escape de Egipto, para simbolizar las l√°grimas de la esclavitud.

Y en la antig√ľedad los dolientes de un muerto met√≠an sus l√°grimas en botellas e incluso las portaban como relicario.

Pero quiero detenerme en las l√°grimas de Jes√ļs.

El llanto, las l√°grimas, son algo que Jes√ļs no solo experiment√≥ sino que incluso bendijo.

En el vers√≠culo m√°s peque√Īo de la Biblia muestra a Jes√ļs llorando por la muerte de su amigo L√°zaro.

Juan 11:35 dice simplemente ‚ÄúJes√ļs llor√≥‚ÄĚ.

Lo hizo en un momento estresante, doloroso, y trató de calmarse con las lágrimas, como todos lo hacemos, porque nos dan sanación y calma.

Es legítimo llorar, no es un demérito.

Por dos veces en la Biblia Jes√ļs dice que los que lloran son Bienaventurados.

El Lucas 6:21, en lo que se llama el Serm√≥n de la Llanura, dice ‚ÄúBienaventurados los que lloran porque reir√°n‚ÄĚ.

Acá estaba hablando a una multitud que había venido para ser sanada de enfermedades y de espíritus inmundos.

Muchos estaban doloridos, pero con esa bienaventuranza Jes√ļs les dio permiso para llorar, y probablemente lo haya hecho consider√°ndolo parte del proceso de curaci√≥n.

Pero tambi√©n ense√Īa a sus disc√≠pulos la importancia de llorar.

En el Serm√≥n del Monte, en Mateo 5:5, dice ‚ÄúBienaventurados los que lloran porque ser√°n consolados‚ÄĚ.

De modo que hay una prescripci√≥n de las l√°grimas y del llanto de parte de Jes√ļs.

Y la ciencia como siempre termina convalidando la sabidur√≠a que nos dej√≥ Nuestro Se√Īor.

La ciencia dice que las l√°grimas emocionales tienen beneficios especiales para la salud

Las lágrimas contienen hormonas del estrés que se excretan del cuerpo a través del llanto.

Y el llanto también estimula la producción de endorfinas, que son nuestro sistema analgésico y para sentirse bien.

Las lágrimas son la válvula de liberación para el cuerpo, del estrés, de la tristeza, del dolor, de la ansiedad y la frustración.

Es una forma de purgar las emociones reprimidas para que no se alojen en nuestro cuerpo con síntomas como la fatiga o el dolor.

Y puedes tener l√°grimas de alegr√≠a, por ejemplo, cuando nace un ni√Īo o l√°grimas de alivio cuando ha pasado una dificultad.

En definitiva la ciencia considera que las lágrimas son una respuesta física a la experiencia interna y, por lo tanto, proclaman que el hombre es una unidad de cuerpo y alma.

De modo que sea cual fuere el motivo de las lágrimas, si es que surgen del corazón, tienen como fruto siempre la alegría y la paz.

Dejan un corazón abierto y ablandado.

Y si una persona no ha experimentado lágrimas es porque no ha tenido grandes alegrías, ni grandes tristezas, ni empatía con otras personas

A través de los siglos las lágrimas han sido signo de experiencias místicas y de arrepentimiento por los pecados y los pecadores.

Pero lo que debemos retener de las l√°grimas es que son sanadoras.

Nos inquietamos cuando la gente llora, a pesar que Jes√ļs prescribe las l√°grimas y la ciencia descubre su poder sanador.

Sin darnos cuenta que es parte de su proceso de sanación.

El don de l√°grimas entonces es un recurso sanador.

‚Äć

Artículos actualizados

Videos actualizados ūüé¨